El tío Braulio y sus pequeñas locuras. Cuento para que los niños puedan perseguir sus sueños.

Cuento infantil para enseñar que no hay sueños locos sino falta de perseverancia

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Cuando uno es un niño no debe ponerse límites a los sueños, por muy disparatados y locos que estos sean, porque nunca se sabe si podrán lograrse algún día. Debemos dejar que el niño imagine y proyecte sus deseos y anhelos, aunque para nosotros sean una auténtica locura, porque realmente la época de soñar es ahora y los niños tienen todo el potencial para poder hacer cumplir sus sueños si se lo proponen.

Este el cuento de un niña que quiso conocer a su tío porque él había cumplido su sueño, aunque los demás no le comprendieran.

El tío Braulio y sus pequeñas locuras es un cuento para que los niños puedan perseguir sus sueños.

Un precioso cuento infantil sobre perseguir los sueños

Cuento para que los niños puedan perseguir sus sueños

Bella aún no conocía al tío Braulio. Y a su familia no le gustaba mucho hablar de él. Pocas veces había escuchado a los mayores hablar sobre su tío entre susurros y siempre con gesto serio. La abuela decía que éste vivía entre las nubes y con la cabeza llena de pájaros. A su papá Bella le había escuchado decir que era un explorador perdido siempre en mil aventuras y un inventor que construía cachivaches que no servían para nada. Y a su mamá, que el tío Braulio era un loco con la vista puesta siempre en los libros.

Sin embrago, Bella deseaba conocerle. Se imaginaba a un ser fascinante capaz de dominar el fuego, el agua, el aire y la tierra. En su sexto cumpleaños Bella recibió una carta del tío Braulio, donde le explicaba que estaba domando leones y enseñando a los elefantes a nadar. Y lo más importante, le anunciaba que para su séptimo cumpleaños Bella recibiría un regalo muy especial en el que trabajaría todo el año.

Había llegado el día. Bella cumplía siete años. Bajó las escaleras corriendo para descubrir su regalo. Y ahí estaba, sobre la mesa del salón. Era una caja pequeña y envuelta en papel marrón. Al abrirlo descubrió una zapatillas de bailarina rosas. Quedó decepcionada, pues ya tenía zapatillas de ballet. Pero su sorpresa fue mayor al ponérselas.

Y es que, fue entonces, al atarse los lazos de las zapatillas, cuando Bella se vio en un túnel de colores para aterrizar al lado de su tío Braulio. No le había defraudado. Iba vestido con ricas sedas de colores y llevaba un enorme sombrero con plumas y conchas. El tío Braulio había diseñado un invento para que Bella, cuando acabara sus clases, pudiera viajar con él y vivir juntos muchas aventuras. Gracias a las zapatillas mágicas Bella recorrió el mundo de la mano de su tío para descubrir todas las maravillas de la naturaleza. 

Ejercicios de comprensión lectora

Si quieres saber si tu hijo ha entendido el texto aquí encontrarás unas sencillas preguntas de comprensión lectora.

  • ¿Por qué crees que la familia de Bella no hablaba del tío Braulio?
  • ¿Crees que hacían bien en contarle nada a su hija?
  • ¿Por qué quería Bella conocer a su tío?
  • ¿Qué regalo le hizo su tío por su 7º cumpleaños?
  • ¿Cuál es tu sueño?