Solo dos niños. Cuento corto de los derechos fundamentales de los niños

Cuento para que los niños reflexionen sobre sus derechos en el Día Universal del Niño (o cualquier otro día)

Marisa Alonso Santamaría

El 20 de noviembre es el Día Universal del Niño, una jornada en la que podemos aprovechar para hablar de los derechos fundamentales de los niños a nuestros hijos. Al ser un tema tan importante y en el que todos nos tenemos que involucrar, tanto ese día (como cualquier otro) podemos leer este cuento corto para niños escrito por Marisa Alonso. Se titula 'Solo dos niños' y habla sobre los derechos en la infancia.

Tras la lectura del cuento, podéis llevar a cabo las actividades de comprensión y de debate que os proponemos.

Cuento corto sobre los derechos de los niños

Un cuento corto para niños sobre sus derechos

Villa Poder y Villa Querer eran dos localidades, una al lado de la otra, separadas por el parque Entre Dos Villas. Las dos tenían los mismos paisajes. El parque era un lugar de encuentro, tenía una gran arboleda, y una zona con columpios donde iban los niños a jugar.

Marcos y Gabriel tenían diez años y físicamente eran muy parecidos: ojos oscuros, pelo castaño y cara pecosa. Precisamente, en el parque Entre Dos Villas fue donde se conocieron los dos pequeños y donde empezaron a quedar para jugar por las tardes.

Marcos vivía en Villa Poder. El primer día fue a jugar con su nuevo amigo cuando salió del colegio.

- Hola, Gabriel, ¿qué tal hoy en la escuela? - le preguntó nada más llegar.

- ¿En la escuela? Yo nunca voy a la escuela. Trabajo para ayudar a mis padres - contestó.

- ¡Los niños no trabajan! ¡Tienes que ir a la escuela! - exclamó Marcos con los ojos abiertos como platos.

Y enseguida empezaron a jugar olvidándose de todo.

Llegó el cumpleaños de Marcos. Lo celebró con sus amigos del colegio. Sus padres hicieron una rica tarta de chocolate, pusieron globos y piñatas por todo el jardín y le regalaron una bicicleta. Al día siguiente, Marcos fue al parque con su bicicleta nueva, y un trozo de tarta envuelto en papel.

- ¡Qué ricaaaaaaaa! - exclamó Gabriel mientras devoraba el pastel.

- ¿Quieres dar una vuelta en mi bicicleta? Me la regalaron ayer por mi cumpleaños.

- Yo nunca he tenido una bicicleta. En mi casa no tienen dinero para comprarme una, ¡apenas nos llega para comer! - le contó a Marcos.

Gabriel dio una vuelta, feliz, pensando por un momento que era suya. Y continuaron jugando olvidándose de todo.

Cuento infantil sobre los derechos de los niños

Una noche hizo mucho frío. Marcos tomó un vaso de leche calentita, se metió en la cama bien abrigado y durmió plácidamente. Gabriel, esa misma noche, la pasó tiritando de frío, abrigado por el calor del cuerpo de su madre y su hermano pequeño y dos raídas mantas.

- ¡Hola, Gabriel! - saludó Marcos al llegar.

- ¡Hola! - contestó su amigo mientras sufría un fuerte ataque de tos.

- Tienes mala cara. ¿No te puede ver un médico?

Marcos se quitó la chaqueta de lana que llevaba debajo del abrigo, y se la dio a Gabriel para que se la pusiera inmediatamente. Y enseguida empezaron a jugar olvidándose de todo. Marcos habló de su nuevo amigo en casa:

- Gabriel pasa hambre, pasa frío. ¡Los niños tienen que ir a la escuela! ¡Los niños no pueden trabajar! - repetía una y otra vez a sus padres, sin entender nada.

Esa tarde, los padres de Marcos prepararon una cesta de comida para Gabriel, pero, precisamente ese día, el niño no fue a jugar.

A los diez días Gabriel apareció en el parque. Se le veía más delgado, tenía ojeras, pero al ver a su amigo sonrió.

- ¿Qué te ha pasado? Te he echado mucho de menos - le dijo Marcos corriendo a su encuentro.

- He estado muy enfermo. Ya me encuentro mucho mejor - contestó. Y enseguida empezaron a jugar olvidándose de todo.

- Los dos somos muy parecidos - dijo Marcos de repente.

- ¿Por qué si somos iguales nuestras vidas no lo son?

- ¡Mis papás te ayudarán! - le dijo tras unos segundos y abrazó a su amigo.

Los dos pequeños se miraron con complicidad, se encogieron de hombros y, como niños que eran, continuaron jugando olvidándose de todo.

Actividades de comprensión y reflexión para los niños

Comprensión lectora sobre este relato para los niños

A partir de este cuento podemos reflexionar con los niños sobre los derechos fundamentales de los niños y cómo no todo el mundo tiene la misma suerte que nosotros. Pero esta historia también nos puede servir para trabajar, por ejemplo, la comprensión lectora. A continuación te proponemos algunas actividades.

1. Preguntas de comprensión lectora sobre el cuento
Propón estas cuestiones a tu hijo o hija para evaluar si han prestado atención y han comprendido lo que habéis leído.

  • ¿Marcos y Gabriel vivían en la misma ciudad?
  • ¿Eran amigos?
  • ¿Iban los dos al colegio?
  • ¿Qué diferenciaba a Marcos y Gabriel?
  • ¿Cómo quiere ayudar Marcos a su amigo?

2. Cuestiones para reflexionar a partir de la historia
La actividad más interesante que podemos hacer con los niños, además de hablarles sobre cada uno de los derechos fundamentales de los niños, es hacerles reflexionar sobre la situación de injusticia que el cuento plantea. Para ayudarte a dirigir este debate, te proponemos unas preguntas:

  • ¿Por qué Gabriel no puede ir al colegio? ¿Crees que es justo? ¿Por qué Marcos sí que puede ir?
  • ¿Por qué Gabriel se puso enfermo? ¿Qué piensas de que tenga que vivir esa situación?
  • ¿Qué te parece que los dos niños no tengan los mismos derechos?
  • ¿Qué podríamos hacer para cambiar la situación?
  • ¿Sabes cuáles son los 10 derechos fundamentales de los niños?

3. ¿De qué valores habla este cuento?
Por último, te proponemos hablar con tus hijos sobre algunos de los valores más importantes de los que habla el cuento. Estos son la solidaridad, la empatía, la bondad, la justicia... Para ello, podemos utilizar otros cuentos. Pero, lo que nunca podemos olvidar es que la mejor herramienta para educar a los niños en valores es el ejemplo.

Derechos fundamentales en el Día Universal del niño - 20 de noviembre

Derechos fundamentales de los niños

Este cuento puede servirnos de punto de partida para hablar con los niños sobre los 10 derechos fundamentales que deben estar garantizados para todos los niños del mundo. Parece mentira, pero en pleno siglo XXI todavía hay pequeños que no pueden disfrutar de estos derechos para la infancia.

Por ello, el 20 de noviembre, jornada en la se celebra el Día Universal del Niño, debe ser un día dedicado a los más pequeños, pero también debemos aprovechar para concienciar y luchar para que todos los niños puedan disfrutar de sus derechos. El 20 de noviembre de 1959, la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño recogiendo todo ello. Es importante que los padres nos informemos sobre estos derechos, ya sea a través de UNICEF u otros organismos como la Agencia de la Unión Europea para los Derechos Fundamentales.

Derecho de los niños y niñas a jugar Derecho de los niños y niñas a jugar. Los 10 Derechos fundamentales del niño. Declaración de los Derechos del niño. Todos los niños tienen derecho a jugar y a divertirse. Derecho de los niños y niñas a jugar

Derecho de los niños a la alimentación Derecho de los niños a la alimentación. Los 10 derechos fundamentales del niños. Declaración de los Derechos del niño. Todos los niños tienen derecho a la alimentación.

El derecho de los niños a tener un hogar y una vivienda El derecho de los niños a tener un hogar y una vivienda. Todos los niños tienen el derecho a tener una vivienda, una casa donde protegerse del frío y donde vivir con su familia. Además de ser una vivienda, debe ser un hogar donde el niño pueda vivir con comprensión, tolerancia, amistad, amor y protección. El derecho de los niños a tener un hogar y una vivienda

El derecho de los niños a la salud El derecho de los niños a la salud. El derecho a la salud en los niños es uno de los derechos fundamentales a los que debería acceder cualquier niño. El derecho a la salud es un compendio entre el bienestar físico, mental y social, y más en los niños, que son más vulnerables a las enfermedades. Día 20 de noviembre, día internacional del niño.

Derecho de los niños a la educación Derecho de los niños a la educación. El Derecho de los niños a la educación se recoge en la Declaración de los Derechos del niño. Todos los niños tienen derecho a una educación, independientemente del sexo, religión, nacionalidad y cualquier otra condición. El Estado debe hacer todo lo posible para garantizar el acceso de los niños a la educación.

El derecho de los niños a la vida y a tener un familia El derecho de los niños a la vida y a tener un familia. El niño, para el pleno desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Crecer bajo la responsabilidad de sus padres y, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material. El derecho de los niños a la vida y a tener un familia.

El derecho de los niños a tener nombre y nacionalidad El derecho de los niños a tener nombre y nacionalidad. Desde su nacimiento, el niño tiene derecho a tener un nombre y un apellido. Todo niño debe ser registrado inmediatamente después de su nacimiento, ya que los padres tienen la obligación de informar el nombre, el apellido y la fecha de nacimiento del recién nacido.

El derecho de los niños a la igualdad El derecho de los niños a la igualdad. El Derecho de los niños a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad. Con ello se pretende conseguir que todos los niños sean tratados de la misma forma, sean del origen que sean y se encuentren en el país que se encuentren, o tengan el color de la piel del color que sea.

Derecho de los niños y niñas a expresar su opinión libremente Derecho de los niños y niñas a expresar su opinión libremente. Los niños deben tener el derecho de expresar libremente su opinión en los asuntos que les conciernan y en aquellos que tengan interés. La Convención de los Derechos del Niño reconoce en su artículo 12 y 13 el derecho de los niños a expresar su opinión y a la libertad de expresión, y a ser escuchados.

El derecho a no trabajar de los niños El derecho a no trabajar de los niños. El derecho a la protección contra el trabajo infantil dice lo siguiente: El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata y no deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada.

Puedes leer más artículos similares a Solo dos niños. Cuento corto de los derechos fundamentales de los niños, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.