Los juegos de un padre para que su hijo pase unas vacaciones divertidas

Actividades y juegos divertidos y educativos para disfrutar en vacaciones con los niños

Jorge Marín Labbe
Jorge Marín Labbe Formador Educacional

Como padre, una de mis principales preocupaciones del periodo de descanso del colegio es que mi hijo pase unas vacaciones divertidas. Normalmente, le propongo distintos juegos y actividades que, además de ser entretenidas, potencien de alguna forma sus distintas capacidades y habilidades. Sin embargo, como todos, a veces me quedo sin ideas para dar con las mejores actividades. De hecho, me gustaría contaros qué nos pasó hace poco a mi familia y a mí.

Pasar unas vacaciones divertidas con niños

Ideas de juegos de este padre para las vacaciones de su hijo

Hace algún tiempo nos invitaron en vacaciones a mi familia y a mí (mi pareja, mi hijo y yo) a casa de un amigo, el cual no solo tenía un hijo de la misma edad que el mío sino que, además, tenía dos hijos más: uno de seis y el otro de cinco años. Fuimos a su hogar y noté una sensación de caos que incluso a mi hijo le perjudicó, estando mucho más activo y nervioso que de costumbre.

Entonces le pregunté, de forma sincera, qué le ocurría y me expresó lo siguiente: 'Tengo solo dos actividades que hacer: o les paso películas todo el rato o dejo que hagan lo que quieran. No se me ocurre nada. Como a mi señora odia que les pase el tablet porque se quedan pegados observando la pantalla, renuncio y dejo que se muevan libremente. Por eso el caos'.

Entendiendo su sensación, en conjunto a su pareja y la mía, indagamos por Internet algunas actividades que pudiesen realizar durante el tiempo de vacaciones. A partir de ahí, les propuse algunos juegos con los que, sin duda, las vacaciones iban a ser mucho más divertidas e instructivas.

Juegos que este padre le propone a sus hijos en vacaciones

Algunos juegos geniales para las vacaciones de los niños

Las actividades que encontramos son bien interesantes. Estas no solo permitieron a los niños entretenerse, sino que también consiguieron reforzar algunas habilidades que dentro de la escuela les podrían servir. Bien sabido es que desde la psicología y la neurociencia, el juego es una actividad que no solo tiene el objetivo de entretener, sino de desarrollar habilidades tanto sociales como personales, reforzando la autoestima y el aprendizaje emocional.

Estas son algunas de ellas:

1. Pintura de dedos
Clásica, sencilla pero con una gran potencialidad para desarrollar la creatividad. Solo necesitas harto diario para evitar que la casa quede manchada, algunos blocks blancos, tarros de agua para limpiarse y pintura no tóxica ni irritante. Lo siguiente es empujar a dibujar y a crear lo que quieran. Una alternativa, para variar un tanto, es usar cepillos de dientes.

2. El juego del mago
Una base de la comunicación es reconocer que no solo está la verbal. Existe la no verbal que es capaz de transmitir muchas más ideas de lo que te imaginas. Este juego trata justamente de reforzar esta habilidad. Necesitas un balón y una línea imaginaria. La idea es que uno sea el mago y con su bola de cristal lanza un hechizo a un niño, el cual debe imitar al animal que el mago le indique. Si lo imita bien y logra traspasar la línea, gana un punto. El objetivo no es solo expresar sin palabras, sino liberar tensiones.

3. Jugar con el balón
Tener claro que los niños de tres, cuatro a cinco años les encanta moverse. Eso quiere decir que nuestras dinámicas deben ser con balones, con cojines o ir a zonas verdes donde puedan moverse. Solo tenéis que buscar juegos que gusten a tus pequeños: el fútbol, el baloncesto, el balón prisionero, etc. ¡Son muchas las posibilidades! Además, todos ellos son una excelente actividad para entrenar y fortalecer sus piernas y sus brazos.

4. Juegos con canciones
Mezclar música, ruido y el baile: identificar una canción que les gusta, motivar al baile, probar el juego de las sillas... Todo ello es muy divertid y permite justamente desarrollar su área psicomotriz. Incluso, podéis inventar una canción, lo que hará que disfrutéis aún más de la actividad musical.

5. ¡Que no falten los cuentos!
Relatar una historia de las clásicas, leyendo aquellas ediciones las cuales les permite contarlas con rimas, son otras actividades importantes de destacar. Favorece a la atención y a ayuda a los niños a trabajar la concentración. En Guiainfantil.com tenemos una selección de cuentos infantiles perfectos para esta actividad.

Nuestra experiencia fue bien significativa. Nos permitió encontrar muchas otras actividades, pero lo más importante, pudimos potenciar a nuestros hijos en sus competencias. En verdad fue algo tan significativo que no dudé en compartirles ese momento. Ojalá que a ustedes, en estos tiempos de vacaciones, esta pequeña historia los empuje también a realizar este mismo ejercicio con sus vecinos y amigos.

Puedes leer más artículos similares a Los juegos de un padre para que su hijo pase unas vacaciones divertidas, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.