El anciano y los niños. Poema infantil sobre el respeto a los mayores

Educar en valores es más sencillo cuando se utilizan poesías infantiles

Marisa Alonso Santamaría

La poesía es una herramienta fantástica para educar en valores a los niños. Desde que son pequeños, debemos enseñarles a ser respetuosos con todas las personas que les rodean. Este poema infantil habla, en concreto, sobre el respeto a los mayores, un valor muy importante que deben interiorizar cuanto antes.

"El anciano y los niños" es una poesía que, además, enseña a los niños que tienen que pedir perdón cuando han hecho algo mal. Tras los versos encontrarás algunos consejos muy útiles para que los niños aprendan a pedir perdón.

Poema para niños sobre el respeto y el perdón

Bonito poema infantil sobre el respeto a los mayores

Apoyado en un bastón
sujetándose el sombrero,
protegiéndose del viento.
 
Una inesperada ráfaga
hizo volar su sombrero
y sentados en un banco,
dos niños todo lo vieron.
 
Al agacharse el anciano
perdió también el bastón
y la niña a carcajadas
gritó de un modo burlón.
 
Por el contrario su amigo,
enseguida se acercó
y del suelo recogió
el sombrero y el bastón.
 
Gracias bondadoso niño
le dijo amable el anciano
y sacando unas monedas
las depositó en sus manos.
 
Arrepentida la niña
se acercó a pedir perdón
y viendo que era sincera
otra moneda le dio.

Lee con tu hijo este poema y, cuando hayáis acabado, pregúntale cuál de los dos niños de la poesía le gustaría ser: el que se ríe del anciano o el que le ayuda. A partir de ahí, podéis mantener una animosa conversación que le haga reflexionar sobre ambos comportamientos.

Otras formas de enseñar a los niños a pedir perdón

Además del respeto hacia los mayores, este poema habla sobre la necesidad de pedir perdón cuando nos arrepentimos de nuestro comportamiento. Si bien nunca podemos obligar a nuestros hijos a disculparse, ya que sino no aprenderían el sentido de esta acción, sí que debemos hacerles ver que en ocasiones tienen que reconocer con humildad que tienen la culpa del error. 

Para ello, te damos algunos consejos que te ayudarán a enseñarle a pedir perdón.

1. La importancia de dar ejemplo
El ejemplo es la mejor herramienta para que los niños aprendan. Por eso, los padres debemos pedir perdón siempre que consideremos necesario. De hecho, también hay ocasiones en las que tenemos que pedir perdón a nuestros propios hijos.

2. Hablar a los niños sobre la empatía
Hay niños que, por su forma de ser, son mucho más empáticos que otros. Sin embargo, todos los pequeños pueden aprender qué significa 'ponerse en la piel de otros' y, sobre todo, llegado el momento hacer un ejercicio de empatía y tratar de entender cómo se siente el otro ante distintas situaciones. Es en ese momento cuando caerán en la cuenta de lo necesario que es pedir perdón.

3. Intenta que tus hijos recapaciten sobre lo que han hecho
No es cuestión de ponerles de cara a la pared ni de alejarles del resto de la familia, pero sí que es importante que los niños recapaciten sobre lo que han hecho mal. Nosotros los padres les podemos ayudar haciéndoles algunas preguntas que les hagan reflexionar sobre lo ocurrido.

4. Leer cuentos sobre este valor
Igual que ocurre con la poesía, los cuentos infantiles pueden servir de ejemplo al niño para entender por qué deben pedir perdón. Del mismo modo, las películas pueden hacerles reflexionar.

5. Enseñar a los niños a perdonar
Igual de importante que enseñar a los niños que tienen que pedir perdón, lo es que sepan perdonar. Una persona que es rencorosa no puede ser feliz ni estar en paz con ella misma. Si no conseguimos perdonar, siempre nos quedarán cuitas internas que nos impidan sentirnos bien con nosotros. Es por ello que debemos enseñarles a pedir perdón, pero también a perdonar a aquellos que han sido deshonestos con ellos.