La dieta que ayudará a proteger y reforzar el sistema inmune infantil

Alimentos y vitaminas para mejorar la inmunidad de los niños

Meybol Lorena Ramírez

Es normal que los niños antes de los 5 años de edad se enfermen de manera constante, ello debido a que su sistema inmunológico (sistema de defensa que le permite combatir y defenderse de las infecciones) aún no está desarrollado del todo. La alimentación cobra un papel muy importante en este proceso. Estos son los mejores alimentos y vitaminas para mejorar la inmunidad de los niños.

Factores que repercuten en el desarrollo del sistema inmune de los niños

el sistema inmune de los niños

Por desgracia, hay una creencia muy arraigada en la sociedad que es obligatorio que los niños tomen vitaminas para poder estimular su sistema inmunológico, porque de no hacerlo así 'serán más propensos a las enfermedades'. Partiendo de la base de que esto no es cierto, existen dos etapas de la vida del niño donde sí se necesita el uso de vitamínicos:

1. El lactante menor de 1año de edad
En este período sí debe suplementarse con vitamina D, independientemente si es alimentado con leche materna o con fórmula infantil (esto parte de los protocolos de la OMS y AAP).

2. La adolescencia
Esta etapa de la vida representa un período crítico debido a la maduración de los órganos sexuales y la velocidad de crecimiento acelerada con el llamado estirón puberal típico. Por estos dos motivos es necesario un aporte extra de micronutrientes para compensar las necesidades que el niño vivirá.

Los hábitos alimenticios se van adquiriendo desde que la madre tiene a su hijo in útero, debido a que todo lo que ella consuma durante esta etapa va a repercutir de manera negativa o positiva en la alimentación futura de su pequeño. Esto es debido a que en esta etapa el líquido amniótico se tiñe de esos sabores.

Asimismo una vez iniciada la lactancia materna, los alimentos que la madre ingiera durante el amamantamiento van igualmente a teñir la leche, lo que hace que el niño tenga mejor aceptación de los mismos una vez iniciada la alimentación complementaria.

También es esencial que al iniciar la alimentación complementaria se ofrezca una variedad de alimentos, ya que existe una ventana de oportunidad entre los 6 y 9 /10 meses de edad que debe ser aprovechada al máximo para que el lactante pueda conocer los alimentos y se evite más adelante la  aversión a los mismos.

Todo lo anterior repercute en el desarrollo del sistema inmune, y es que una buena alimentación reforzará el sistema inmunológico, evitando la aparición y/o respondiendo mejor ante las diversas infecciones: parásitos, virus, bacterias y hongos.

Pautas para llevar una alimentación balanceada que proteja el sistema inmune infantil

el sistema inmune de los niños

Es importante recalcar que por sí solas las vitaminas no hacen un trabajo completo a nivel inmunológico y que las vitaminas las encontramos de manera natural en todos los alimentos, siendo en realidad lo más importante que el niño lleve una alimentación saludable y balanceada.

¿Qué significa alimentación balanceada? No es más que llevar una dieta equilibrada con una variedad de alimentos dentro de la misma y con un consumo de los cinco grupos alimenticios en los tres tiempos de comida (desayuno, comida y cena).

- Proteínas animales como pollo, pescados, carne rojas magras, hígado, pavo, huevos y lácteos; y proteínas vegetales como lentejas, alubias, porotos, garbanzos, habas, entre otros.

- Carbohidratos: cereales y tubérculos.

- Grasas naturales: aguacate, AOVE, semillas de chía, semillas de ajonjolí, de linaza, frutos secos (estos deben ofrecerse antes de los 5 años de edad molidos, machacados o en forma de mantequilla y nunca enteros por riesgo de atragantamiento).

- Frutas: lo más recomendable es hacerlo al menos 3 al día y de distinto color y mejor si pueden ser crudas.

- Vegetales/hortalizas: tomate, calabacín, pepino, calabaza, cebolla, pimentón, cilantro, zanahoria...

Además de ello, no hay que olvidarse de incluir el consumo de agua de manera diaria y de acuerdo a la edad del niño; entre más edad tenga, las necesidades de la misma aumentan.

Otro punto importante a tomar en cuenta es que aquellas familias que practican una alimentación basada en plantas sepan que en los niños la más recomendada es la ovolactovegetariana (incluso recomendada por la ESPGHAN, The European Society for Paediatric Gastroenterology Hepatology and Nutrition) debido a que es la que menos compromiso de nutrientes tiene para la salud del niño. Si se lleva a cabo, debe ser guiada por el nutricionista junto con la suplementación de vitaminas que de manera natural no se logran alcanzar con esta alimentación.

[Leer más: dieta vegetariana para niños]

Por último, recordar que el alimento más potente para reforzar el sistema de defensa es la leche materna, la cual sigue nutriendo independientemente hasta la edad que se ofrezca.

Puedes leer más artículos similares a La dieta que ayudará a proteger y reforzar el sistema inmune infantil, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.