Guía sobre la tartamudez infantil. Consejos y ejercicios para niños

Descubre cuáles son los síntomas y señales que confirman que un niño es tartamudo y no solo tiene un problema de lenguaje

Icíar Casado
Icíar Casado Psicóloga máster en logopedia

La tartamudez infantil es un trastorno del habla o de la comunicación que afecta a algunos niños y niñas y preocupa a muchos padres. Es más común de lo que parece y, tratado por un especialista, se puede corregir, si no en su totalidad, en gran medida. Con todo y con eso, padres y madres podemos hacer mucho para ayudar a nuestros hijos. En nuestra guía, empezaremos por conocer en detalle qué es la tartamudez, a qué se debe y terminaremos por descubrir una serie de juegos, ejercicios y consejos que ayudarán, y mucho, a los niños que tartamudean.

Causas y diagnóstico de este trastorno del habla

Todo sobre la tartamudez infantil

La tartamudez infantil se define como un trastorno de la fluidez del habla. El niño o niña que tartamudea, lo que padece son interrupciones en el habla que pueden darse de distintas formas. Lo más frecuente es que se den en forma de repetición, es decir, repiten varias veces la sílaba inicial antes de poder seguir con la frase completa. También se presenta en forma de bloqueo, el pequeño quiere decir una palabra o sonido pero, al principio no lo logra. En el caso de otros niños, se prolongan los sonidos. Hay que destacar que la tartamudez no es un tic.

Según 'El tartamudeo' (del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU.), hay alrededor de tres millones de personas en los Estados Unidos que tartamudean; personas de distintas edades. Sin embargo, se presenta de forma más frecuente en niños de 2 a 5 años, ya que este es el momento en el que se desarrollan las habilidades del lenguaje.

La causa de la tartamudez que hay detrás no está del todo clara, es algo complejo que, por muchas investigaciones que hay, aún no se ha logrado dar con una respuesta clara. Los resultados más certeros hablan de un trastorno de la programación fonológica, dicho de otro modo, consiste en la no maduración de la capacidad para poder programar la cadena de sonidos que hace que un niño pueda emitir un sonido, una palabra, una frase.

Señales para detectar la tartamudez en tus hijos

Desarrollo del lenguaje de tus hijos

¿La tartamudez se puede detectar a una edad temprana? Este es otro tema complejo al que hay que prestar especial atención pues, será observando, que podamos averiguar si en verdad existe un trastorno en la fluidez. Una tartamudez instaurada en la infancia podría mantenerse hasta la edad adulta, por eso, es importante determinar bien si existe esta dificultad.

El habla, en toda su extensión, no madura al mismo tiempo. De hecho, de los tres a los cinco años, se puede observar ciertas variaciones que influyen en la repetición o en el bloqueo de las sílabas, pero que son totalmente normales debido al desarrollo del lenguaje que hemos comentado antes.

Lo que de verdad nos puede alertar de una posible tartamudez es la tensión en el cuello o en la mandíbula del pequeño, si aprieta los puños o eleva la voz al hablar. Las conductas de retraimiento también son otra señal de alerta: prefiere no hablar, da rodeos. Ojo, no es una tartamudez instaurada, pero sí una señal a la que atender para buscar la ayuda de un especialista.

El tratamiento en cada caso será distinto, por eso, es necesario contar con la ayuda de un profesional para que el pequeño pueda hablar con fluidez y, por lo tanto, se pueda sentir a gusto y seguro de sí mismo. Hay que señalar que una tartamudez no tratada, a parte de los problemas del habla, puede afectar a su vida social, a su frustración, a la confianza en sí mismo.

Valiosos consejos para padres de niños tartamudos

Consejos para los padres de los niños tartamudos

Los padres siempre hacemos lo mejor para nuestros hijos pero, por desconocimiento, pues, en ocasiones, cometemos algunos errores que afectan a su desarrollo del habla. Por eso, si tu hijo tartamudea, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos:

- No trates de meterle prisa para que hable. No trates de acabar las frases por él, no caigas en el error de preguntarle en exceso, y, por supuesto, no le hagas sentir culpable. Se trata, simplemente, de buscar soluciones para ayudar al pequeño. Por lo tanto, mantendremos con el pequeño una interacción sencilla, natural sin someterle a cada rato a un cuestionario interminable.

- Le daremos el tiempo y el espacio que necesite para que se organice y sepa qué va a decir; para que hable de forma tranquila, para que no se ponga nervioso. Evitaremos frases como 'no te agobies' pues podría tener el efecto contrario.

[Leer +: Dudas resueltas sobre el desarrollo del lenguaje]

- A su vez, le dejaremos que inicie él la conversación; evitaremos el 'adulto habla, niño responde'. Si el adulto se mantiene en un segundo plano, el niño se sentirá motivado para expresarse a su gusto.

- Los padres debemos atender a su mensaje, ¡no a la forma! Escucharemos lo que nuestro hijo quiere decirnos y no nos centraremos tanto en si la frase está o no está bien dicha.

- Por otro lado, debemos entender que los niños con tartamudez se sienten vulnerables, por lo que también hay que atender al plano social. Hablar con ellos para que sepan qué está pasando y, esto ya de mano del maestro, hablar con el resto de compañeros para que entiendan qué es esta patología. Se debe observar también si hay dificultades sociales, si hay problemas a la hora de integrarse con sus iguales. Es un tema muy importante a tratar pues, si no se siente bien, no se podrá avanzar en el tema del habla.

- Ni que decir tiene que nada de etiquetar a los niños.

- Otra cosa muy útil que podemos hacer con ellos es llevar a cabo juegos y actividades caseras. ¡Te damos unas cuantas ideas muy sencillas que puedes hacer tú misma con tus hijos en casa para ayudar en la tartamudez!

Juegos y actividades caseras contra la tartamudez infantil

Juegos para niños con tartamudez

Hay varios juegos sencillos que podemos hacer en casa con los hijos. Reservaremos un ratito del día para disfrutar y trabajar el desarrollo del habla fluido. Es importante que adaptemos estas actividades a la edad de nuestros hijos, por lo que te proponemos que tengas en cuenta las siguientes ideas.

Ideas de juegos para niños en etapa infantil (de los 3 a los 5 años)

- Juegos de modelado
Los niños tendrán que imitar a mamá y papá, de este modo, el niño puede copiar el modelo lingüístico que tenemos, ¡vía libre a la imaginación!

- Los cuentos
Los cuentos son un recurso muy interesante que gusta mucho. Los leeremos despacio y pausado para que se puedan quedar bien con los sonidos.

- El niño nos cuenta el cuento a nosotros
Otro juego y ejercicio excelente sería decirle al niño que sea él quien nos lea el cuento, lo mismo que hemos dicho antes, que se tome su tiempo. ¡Aquí las prisas no valen!

Más actividades para los niños de 5 años en adelante

- Les ofrecemos jugar
Manipular la plastilina o similar para que se relajen y, en ese momento, distendido en familia, podemos hablar con ellos de su día y contarles cómo nos ha ido a nosotros.

- Las relajaciones también son muy recomendables
Podrán tomar conciencia de que hay partes del cuerpo (el cuello, la mandíbula...) que están en tensión y que deben relajarse. Los padres también haremos la relajación, en familia da muchos mejores resultados.

- Si al niño o niña le gusta leer
Le diremos que lea en voz alta a nuestro lado o en voz baja, como se sienta más cómodo. La lectura, además de entretenerle, le ayudará a distraer la mente y a trabajar en el habla.

[Leer +: Más juegos contra la tartamudez infantil]

¡Quédate con la sensación de que estás haciendo lo mejor para tu hijo!

Puedes leer más artículos similares a Guía sobre la tartamudez infantil. Consejos y ejercicios para niños, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.