14 dudas resueltas sobre el buen desarrollo del lenguaje de los niños

Claves de una logopeda para ayudar a tus hijos en su desarrollo del habla y adquisición del lenguaje

Juana Toriggia

El correcto desarrollo del lenguaje de los niños es un asunto que preocupa mucho a los padres. ¿Irá mi hijo retrasado en la adquisición de vocabulario? ¿Será normal que aún no sepa mantener una conversación fluida? ¿Por qué le cuesta tanto pronunciar la R? Hemos hablado con Juana Toriggia, que es logopeda experta en evaluación neurolinguística infantil, para que resuelva algunas de las preguntas más frecuentes de los padres.

El desarrollo del lenguaje de cada niño es diferente

Lograr el buen desarrollo del lenguaje de los niños

1. Cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje
Cada flor crece a su propio ritmo y necesita una cantidad determinada de agua. Pues los niños, igual; cada uno tiene su propio ritmo de aprendizaje. Los padres debemos aprender a estar atentos a este desarrollo, para detectar a tiempo los retrasos, pero al mismo tiempo debemos respetar sus tiempos (sin compararlos obsesivamente con los demás).

Por ejemplo, se considera que los niños empiezan a decir sus primeras palabras a los 12 meses. Sin embargo, en el caso de otros pequeños hay que esperar hasta los 15 o, incluso, 18 meses. Y no pasa nada, cada niño va logrando sus hitos a su propio ritmo.

2. No contemos palabras; busquemos la evolución
Se suele hablar del número de palabras que los niños son capaces de conocer, decir y usar correctamente en un contexto según su edad. Por ejemplo, a los 2 años se espera que los niños conozcan unas 50 palabras. Esto puede hacer que muchos padres se vuelvan locos contando el número de palabras que sus pequeños pueden decir, incluso llegando a obsesionarse.

Sin embargo, más importante que lograr un número determinado de palabras es ver que los niños siguen evolucionando: que poco a poco van mejorando y adquiriendo más lenguaje. Los padres debemos estar atentos a que no se produzca un estancamiento y en caso de detectarlo, buscar ayuda.

3. Hay que visitar un especialista si es necesario
Es cierto que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje y que, por tanto, cada uno de ellos va desarrollando el lenguaje en diferentes momentos. Sin embargo, es importante conocer algunos de los hitos más habituales a cada una de las edades para estar atentos e ir a un especialista en caso de creerlo necesario.

Que nuestro hijo vaya por detrás en alguno de los aspectos propios de su edad, puede no significar nada (y que solo necesitemos esperar un poco para que vaya mejorando el habla). Sin embargo, una consulta con un especialista nos ayudará a quitarnos preocupaciones.

Veamos un ejemplo que inquieta a muchos padres: 'Mi hijo tiene 2 años y no dice más que 'mamá' y 'papá', ¿es normal?'. A los dos años, los niños inician una etapa que se llama 'combinadora'. Y es que se considera que a partir de este momento los pequeños ya tienen la habilidad de juntar dos o más palabras: 'mamá ven', 'dame agua'. Por lo tanto, si a los dos años y medio, nuestro hijo no ha logrado este hito, convendría hacer una consulta con un especialista.

Los balbuceos y las primeras palabras de los bebés

Las primeras palabras de los niños

4. La mirada con los padres es la primera muestra de comunicación
Mucho antes de que los niños empiecen a decir sus primeras palabras (que todos los padres esperamos con tantas ganas), ya ha habido muchas otras muestras de comunicación. Y puede que la primera de todas sean esas miradas entre los bebés y sus padres que se suelen dar antes incluso de los dos meses.

Luego, aproximadamente a los tres meses, vienen las sonrisas sociales; una mamá que sonríe a su bebé y el pequeño que devuelve esa sonrisa. A los cuatro o cinco meses, se dan las protoconversaciones a través de los primeros balbuceos de los pequeños. Efectivamente, hablamos del tiernísimo 'ajo' de los bebés; y más tarde el 'tata' 'papa'... Luego vendrán los gestos...

De hecho, todas estas muestras son prerrequisitos que permitirán que los niños desarrollen el habla posteriormente.

5. Siempre, siempre, responde a los balbuceos de los bebés
A todos los padres les sale de forma natural responder a esos balbuceos de nuestro bebé, aunque no signifiquen nada. Y esa reacción casi instintiva es muy beneficiosa para los pequeños, ya que aprenden a través de la imitación. De ahí que siempre tengamos que fomentar las miradas, el contacto físico, la respuesta a los balbuceos, etc.

6. La clave para desarrollar el lenguaje de los niños es hablarles
Desde los balbuceos hasta que nuestros hijos son mayores. Las interacciones con nosotros son las que hacen que los niños aprendan a hablar y adquieran vocabulario. De ahí que debemos aprovechar todos los momentos que se produzcan en nuestro día a día para hablar con los niños y fomentar el pasar el mayor tiempo posible con ellos.

Algo que podremos hacer es, por ejemplo, acompañar nuestras acciones diarias con palabras: 'Vamos a abrir el grifo', '¡Qué frío hace!', 'Vamos a agarrar estos tomates'. Además, podremos acompañar nuestras rutinas con canciones, con olores, con gestos... Y todo este contexto es lo que va a hacer que los niños aprendan qué significan las palabras.

Por lo tanto, tenemos que generar contextos que nos permitan repetir algunas de las palabras que queremos que nuestros hijos aprendan. Y repetir, repetir y repetir las palabras...

Claves para el mejor desarrollo del habla de nuestros hijos

El habla de los niños y su desarrollo

7. Las 4 haces que debemos recordar para ayudar a los niños a desarrollar su lenguaje
Hay 4 haches que no podemos olvidar nunca los padres, ya que propician que los niños aprendan a hablar. Y estas son ellas:

La primera de ellas consiste en 'Hablar menos' esto significa que debemos dejar espacios para que los niños también hablen. 'Hablar más despacio' ayuda a que les dé tiempo a comprender y a pensar lo que quieren decir a continuación. También es importante utilizar frases cortas para facilitar su entendimiento. 'Hacer énfasis en las palabras' ayudará a los pequeños a comprender mejor el discurso que le aportamos. 'Hacer visible', señalando con gestos aquello de lo que hablamos, hará que los niños aprendan a relacionar las palabras con aquello a lo que se refieren.

8. Habla siempre BIEN a tus hijos
Muchos padres se sienten tentados a hablar con lenguaje de los niños (hablar con la T todo el rato, decir 'guau' en lugar de perro, los diminutivos, verbos mal conjugados...) porque les resulta tierno. Sin embargo, teniendo en cuenta que los niños a menudo aprenden a través de la imitación, los padres debemos hablar a nuestros hijos correctamente.

9. Esto no significa ser aburridos al hablar con los niños
Hablar correctamente no significa que debemos hablar de forma aburrida a los niños o como si fueran adultos. Y es que si hablamos a los niños de forma monótona, no conseguiremos llamar su atención. Por ello, debemos utilizar sonrisas, entonaciones diferentes, gestos, cambios en el ritmo... Se trata de hablarles con emoción.

10. Corregir las palabras que dicen mal, pero a través del modelaje
Es normal que los niños, cuando están aprendiendo a hablar, pronuncien mal algunas palabras, inventen otras o conjuguen los verbos de forma incorrecta. Debemos corregirles para que aprendan adecuadamente, pero no se trata de decirles: 'no se dice cabo, se dice quepo'. Es más efectivo devolverle un comentario utilizando de forma correcta la palabra: 'tienes razón, yo tampoco quepo en esa caja'. De esta forma, conseguimos generar una interacción más relajada y agradable.

11. La alimentación de los niños debe ser variada
Resulta curioso, pero para que los niños aprendan a articular todos los sonidos correctamente, deben tener una buena deglución, masticación y respiración. Por ello, debemos darles a nuestros hijos una alimentación variada con algunos alimentos que les obliguen a masticar y a activar los músculos de la cara así como la lengua. También debemos chequear si los niños pueden respirar correctamente, si roncan mientras duermen, si han tenido alguna otitis que les haya dejado algún daño...

Juegos y tips para estimular el habla de los niños

Juegos para estimular el desarrollo de los niños

12. Los juegos sin juguetes son un gran estímulo al lenguaje
Solemos pensar que los juguetes son la mejor herramienta para que los niños aprendan. Sin embargo, los juegos con personas pueden ser aún más estimulantes. Y es que nos permiten establecer interacciones directas con los bebés o los niños y, con ello, aprovechar para repetir palabras, propiciar contextos para que los niños comprendan los significados de las palabras, establecer interacciones directas con ellos, disfrutar de la compañía entre los padres y los hijos... Juegos como 'cucu tras', el caballito, el escondite...

13. Los móviles no fomentan el desarrollo del lenguaje de los niños
Cuando le damos un dispositivo móvil al niño, se le olvida el mundo que tiene a su alrededor. Esto impide que tengamos interacciones con él, lo que, como ya hemos visto, es el principal motor que estimula el lenguaje de los niños. Por lo tanto, el móvil o la tableta no ayudan a que los niños aprendan a hablar antes. No podemos olvidar, además, de que los expertos recomienda que antes de los dos años los niños no tengan acceso a este tipo de dispositivos.

14. Las letras más complicadas de pronunciar para los niños
La R es posiblemente la letra que más dificultades presentan para los niños. Se espera que a los 5 años los niños sean capaces de pronunciar todos los sonidos que forman una lengua y, si no es así, puede que el niño necesite una intervención con un especialista.

Este evaluará su caso para proponer ejercicios o juegos para que aprenda a pronunciar dicha letra. En algunos casos también se recomienda la visita a un odontopediatra para descartar que el problema esté causado por algún hábito mal adquirido (respiración por la boca, succión, etc.).

Para trabajar la pronunciación, lo mejor son los juegos que nos permitan incorporar palabras con estas letras: bingo, tableros de juegos de mesa, memory, trabalenguas...

Puedes leer más artículos similares a 14 dudas resueltas sobre el buen desarrollo del lenguaje de los niños, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.