Cómo hacer una rana de papel que salta - Origami para niños

Vídeo para que los niños aprendan a hacer rana saltarina de papel - Papiroflexia para niños

Alejandro Pascual - Artista

El origami es un arte japonés que ayuda a estimular la concentración, la habilidad manual y la creatividad de los niños. Sigue paso a paso este sencillo vídeo tutorial para aprender a hacer figuras de papel para jugar y disfrutar haciendo manualidades con los niños. Hoy toca realizar rana que saltarina con papiroflexia

Paso a paso para crear una rana saltarina

A continuación te vamos a explicar punto por punto cómo hacer una rana de papel que salta. Debes prestar mucha atención porque si omites o te equivocas en un paso, ¡hay que empezar de nuevo! Vamos a poner los cinco sentidos a nuestra creación. 3, 2, 1... ¡comenzamos!

1. Coge un folio, a ser posible verde para darle mayor credibilidad y realismo, y dóblala por la mitad.

2. A continuación, abre el folio, coge la esquina del lado derecho y llévalo hacia el centro. Y haz lo mismo con el lado izquierdo. Recuerda marcar bien cada doblez que hagas.

paso uno de origami

3. ¿Ya tienes los dos lados juntos en el centro? ¡Dale la vuelta al folio! Coge la parte de abajo (coloca el folio de tal manera que el pico del triángulo mire hacia arriba) y dóblala.

rana de origami

4. Vuelve a dar la vuelta al folio y abre las solapas que antes has llevado hacia dentro. Con la ayuda de unas tijeras o un cutter (este paso lo deben hacer los padres) corta el último trozo que has doblado, el que tenía forma de rectángulo.

ranita de origami. paso 3

5. Con el trozo que te has quedado, deberás repetir la acción del punto 2. Coger las esquinas de ambos lados y llevarlas hacia dentro. Al abrirlo de nuevo, verás cómo el dibujo de las marcas ha dibujado dos cuadrados.

6. Da la vuelta al folio y dobla cada lado hacia el centro. La marca que hay te dará una pista. ¿Tienes ya un cuadrado?

ranita de origami

7. ¡Volvemos a girar el folio! Ahora viene un paso que parece difícil pero no lo es tanto. Del cuadro que se ha quedado arriba (puedes mirar la foto para orientarte), mete dos lados hacia dentro, y lo mismo con el cuatro de abajo. El objetivo es que quede como un nuevo cuadrado.

paso 7 de origami

8. Sitúate en uno de los triángulos de arriba y lleva cada esquina hacia arriba. En cambio con la parte de abajo lo que deberás hacer es 'como pasar de página'.

nuevo paso rana de origami

9. Este 'pasar de página' toca hacerlo ahora en la parte de arriba para después el lado que queda, doblarlo hacia dentro. Y repetimos lo mismo en el lado contrario.

hacer una rana saltarina de papiroflexia

10. Volvemos a la posición original y metemos la parte de abajo hacia arriba para doblar hacia abajo también los picos que sobran.

paso a paso para hacer una rana de papel

11. Ahora de cada uno de los triángulos, tendrás que ir haciendo pequeños dobleces hacia dentro y hacia afuera. ¡No se te olvide dibujarle los ojos!

Más figuras de origami que puedes hacer con los niños

¿Qué tal os ha dado crear esta rana saltarina? Seguramente que ahora querréis hacer más figuras de papiroflexia. Si no sabes qué otras formas pueden coger los papeles o folios, aquí te presentamos algunas sugerencias.

Habilidades y destrezas que desarrollan los niños con el origami

habilidades del origami

¿Has observado que tu hijo siente atracción por las manualidades? ¿Y si además de pintar, recortar o pegar le enseñamos a hacer papiroflexia? Y es que el arte del origami tiene un montón de beneficios para el desarrollo del niño. ¡Aquí te las enumeramos todas!

- Agudeza visual
El niño tendrá que prestar atención a los movimientos que tú hagas para copiarlos y poder seguir el ejercicio hasta el final. Por supuesto aquí también se está trabajando la psicomotricidad fina.

- Agudeza auditiva
Y es que no solo el niño tendrá que estar con los ojos bien abiertos también entrarán en juego los oídos. No podrá despistarse si quiere escuchar las indicaciones para dar vida a su creación.

- Creatividad
Aunque a los niños les avisemos de que vamos a trabajar una forma concreta, ellos seguramente en su cabeza ya estén pensando cómo llamar a su nueva creación y qué van a hacer con ella. Además, habrá niños que sientan la curiosidad de probar a hacer su propias figuras.

- Paciencia
Para realizar una figura de origami hay que contar con tiempo, y es que aquí las prisas no sirven para nada. Se trata de una actividad meticulosa que lleva sus minutos y que hará que el niño se tranquilice y aprenda a controlar su impulsos.

- Precisión
El origami es un arte que requiere mucha precisión. Al principio puede costar y habrá niños que se frustren (de ahí que sea una buena herramienta para canalizar emociones) porque al principio no les sale todo como ellos querrían. Con práctica, ¡lo conseguirán!

- Memoria y la concentración
Esta propuesta educativa hay que realizarla con los niños cuando estén receptivos, porque necesitamos de toda su concentración. Si notas que están cansados, ¡mejor dejarlo para otro día! Y, a partir de la concentración, trabajamos también la memoria. Los pasos en cada figura son distintos, pero a la vez muy parecidos.

Puedes leer más artículos similares a Cómo hacer una rana de papel que salta - Origami para niños, en la categoría de Manualidades en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: