Gimnasia artística infantil

La gimnasia artística desarrolla la flexibilidad y eleva la autoestima

Entre las actividades extraescolares favoritas de las niñas se encuentra la gimnasia, tanto en su modalidad de gimnasia rítmica como artística. Esta disciplina, que estimula la coordinación y desarrollada la flexibilidad, siempre se ha considerado un deporte de mujeres, pero lo cierto es que es muy recomendable tanto para los niños como para las niñas.

Gimnasia artística, ¿cuándo empezar?

Deporte olímpico desde los Juegos de Atenas de 1896, la gimnasia artística consiste en la combinación de movimientos corporales, con o sin la ayuda de aparatos de gimnasia, que forman una coreografía.

Gimnasia artística

Esta disciplina puede empezar a practicarse entre los cuatro o cinco años. Es en esta edad cuando los niños desarrollan las habilidades motrices básicas y las destrezas necesarias para poder crecer en este deporte; y, aunque también puede empezar a practicarse durante la adolescencia, es en estas edades tempranas cuando los pequeños puede conseguir desarrollar al máximo su fuerza, flexibilidad y coordinación.

Beneficios de la gimnasia artística para los niños

La gimnasia artística exige al deportista unas condiciones físicas excelentes. Para los niños, la práctica de esta modalidad les ayuda a:

- Corregir ciertas malas posturas corporales.
- Aumentar su fuerza, flexibilidad, coordinación y velocidad.
- Desarrollar su equilibrio y el sentido del ritmo.
- Generar confianza en sí mismos.
- Fomentar la seguridad en sí mismos y la concentración.
- Promover el trabajo en equipo, el compañerismo y el respeto a los demás. 

También es necesario apuntar que, los expertos en la práctica de esta modalidad apuntan que, los niños que más destacan en su práctica son los de baja estatura y extremidades largas, una constitución corporal que favorece en los movimientos artísticos.

Modalidades dentro de la gimnasia artística para niños

La gimnasia artística es un deporte en el que hombres y mujeres, no sólo compiten por separado como ocurre en los demás, sino que además hacen ejercicios diferentes. Así, las niñas realizan sus movimientos en el suelo, sobre el potro o caballo de salto, en la barra de equilibrio o en las barras asimétricas, mientras que los niños utilizan seis aparatos: barra fija, barras paralelas, potro o caballo de salto, caballo con arcos, anillas y ejercicios en el suelo. Por otra parte, en cuanto al número de personas que forman el equipo de gimnasia, además de la categoría individual, también pueden ser dos, tres, cuatro o incluso cinco los que formen un grupo.