Las ventajas de usar el lenguaje de signos con los niños

El lenguaje de signos. Por qué es importante que lo aprendamos

María AlgueróAtención Temprana

Los signos o el lenguaje de signos pueden utilizarse en cualquier sitio y a cualquier hora, no necesitas nada más que tus manos y ¡ganas! Algunas de las ventajas de usar el lenguaje de signos con los niños con discapacidades son mayor capacidad comunicativa, mejora el habla y el desarrollo del lenguaje, aumenta la autoestima y la confianza en uno mismo, facilita la sociabilización, reduce los comportamientos negativos y crea un entorno de aprendizaje más tranquilo.

Situaciones en las que los signos pueden ayudar a los niños

Ventajas del lenguaje de signos

En casa:
- Para comunicar deseos: comer, beber, más, jugar, música, terminado, dormir.
- Para explicarle al niño lo que va a suceder a continuación y así evitar momentos complicados. Por ejemplo, ir al baño.
- Durante las rutinas diarias: vestirse, ir a la cama.
- Para indicar enfermedad o dolor.
- Para comunicarse con el resto de miembros de la familia y mejorar las relaciones.

En el colegio:
- Para comunicarse con el profesor.
- Para expresar conceptos aprendidos como los colores, las formas o los números.
- Para expresar deseos por ejemplo, en la comida, un libro, un descanso.
- Para mejorar las relaciones con otros alumnos.
- Para reducir la frustración

En sociedad:
- Para desarrollar relaciones con otros niños.
- Para pedir las cosas.
- Para mejorar la socialización y el comportamiento.
- Para proporcionar una herramienta de comunicación. 

Preguntas frecuentes de los padres sobre el lenguaje de signos

¿Porqué usar los signos, si mi hijo no es sordo?
Cualquier niño que está aprendiendo a hablar puede beneficiarse de los signos, pero en el caso de niños con necesidades especiales es aún más evidente cómo los signos pueden mejorar su capacidad lingüística. Los signos se están utilizando cada vez más fuera de la comunidad sorda con niños con o sin necesidades especiales para comunicarse mejor. 

De hecho, el uso de signos con niños especiales está recomendado por varios motivos (Sundberg y Partington, 1998):

- Signar es fácil, no requiere herramientas adicionales y no necesitas tener ningún requisito previo.
- Se puede signar a una velocidad similar a la de hablar.
- Signar requiere de movimientos que pueden incitar al habla.
- Signar puede reducir los comportamientos inapropiados ya que la respuesta signada es más contundente que usar fotos u otras formas de expresión.
- Se aprende más rápidamente a signar que a seleccionar fotos.
- Los signos pueden mejorar el lenguaje receptivo. 

¿Qué sucede si mi hijo ya utiliza fotos o imágenes para comunicarse?
¡Genial! Si has encontrado una forma de comunicarte con tu hijo es recomendable seguir así, ya que puede ser muy difícil encontrar una herramienta de comunicación eficaz. Muchos niños con deficiencias del habla utilizan una combinación de métodos. Cada niño aprende a su manera y no podemos pensar que existe un sólo modo de comunicarse con los niños. 

Pero siempre podemos añadir los signos a los sistemas que estemos utilizando actualmente como algo complementario o de manera independiente. Así el niño tendrá varios métodos para expresarse y si no le funciona uno podrá utilizar el otro. Por ejemplo, si no tiene las fotos a mano puede utilizar los signos. 

Mi hijo ya asiste a clases con un terapeuta o logopeda, ¿pueden los signos interferir con esto?
Muchos padres temen que al introducir los Signos u otra forma de comunicación los niños no quieran hablar. Sin embargo, los estudios demuestran que los niños que aprenden signos suelen estar más motivados a la hora de probar nuevas palabras. Al emparejar las palabras con los signos un niño está más expuesto al lenguaje tanto oral como visual. De hecho, es habitual que una vez que el niño aprende a decir la palabra deje de signarla. 

Mi hijo tiene muchas rabietas, ¿pueden ayudar los signos?
Gran parte de los niños con problemas para el habla pueden sufrir mucha frustración cuando no logran hacerse entender. Esta frustración puede convertirse muy rápidamente en una pataleta o rabietas, lloros inconsolables o daños auto-inflingidos. Al proporcionar a los niños una forma sencilla de comunicar sus necesidades o deseos su tendencia a las rabietas se verá reducida. 

Mi hijo tiene movilidad reducida, ¿aún se recomienda el uso de Signos?
Los niños con discapacidades que afectan a su movilidad motora fina, como niños con parálisis cerebral, aún pueden beneficiarse del uso de Signos. Estos niños aunque no pueden reproducir el signo con exactitud pueden comunicarse y es cuestión de que el cuidador sepa identificar las aproximaciones que hace el niño al signo original.