29 semanas de embarazo

Semana 29 de embarazo. La embarazada y el desarrollo del bebé en la semana veintinueve de embarazo

Empieza el último trimestre de la gestación y en esta etapa vivirás el embarazo semana a semana con mayor intensidad. Estás en la semana 29 de gestación y los cambios en tu cuerpo son ya muy evidentes. El desarrollo de tu bebé entra en la recta final, en la etapa de crecimiento propiamente dicha y tu barriga no parará crecer, lo que te puede ocasionar algunas molestias debido al peso de tu abdomen.

Tan sólo quedan 12 semanas para terminar un recorrido de 40 semanas de embarazo en el que vivirás con emoción la llegada de tu bebé. 

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

Embarazada tripa pintada

Debido crecimiento de tu bebé, a partir de las 29 semanas de embarazo, notarás que vas ganando peso día a día y que cada vez tienes más barriga. El aumento de volumen del abdomen puede hacerte sentir más torpe de movimientos y también más cansada y fatigada.

Para sentirte mejor en la recta final del embarazo te conviene llevar una vida más tranquila, disminuyendo tu nivel de actividad diaria (trabajo, tareas domésticas, ejercicio…), evitado realizar esfuerzos excesivos, realizando pausas frecuentes tanto si tienes que permanecer sentada (intenta levantarte cada hora unos 5 minutos para estirar las piernas), como si estás mucho tiempo de pie, (es aconsejable sentarse y descansar con las piernas en alto periódicamente).

Y no te olvides de respetar el descanso, sobre todo el nocturno, durmiendo unas 8 horas al día. Si la necesidad de orinar o las molestias posturales interrumpen tu descanso evita beber líquidos antes de acostarte y acuéstate de lado con una almohada entre las piernas para aliviar la sobrecarga de la espalda.

Es normal que tus pies se hinchen debido a la retención de líquidos y que empieces a engordar aproximadamente medio kilo por semana. Debes prestar especial atención al cuidado a tu piel, hidratándola al menos dos veces al día para prevenir las estrías, que pueden aparecer con más facilidad en la semana 29 de embarazo debido al estiramiento de la piel por el crecimiento del bebé y el aumento de peso. 

El desarrollo del bebé en el embarazo

Feto semana 29 de embarazo

Tu bebé tiene ya 29 semanas de embarazo, mide 35 centímetros y pesa 1.100 gramos. En el interior del útero, el feto sólo se encuentra cómodo con los brazos doblados sobre el pecho y las rodillas hacia arriba: una posición que mantendrá hasta el nacimiento.

El desarrollo del bebé en la semana 29 de gestación se caracteriza por un crecimiento rápido del cerebro y una maduración del sistema nervioso. A partir de este momento, en el bebé comienza a funcionar de manera independiente su sistema de termoregulación, es decir, adquiere el control de su temperatura corporal. 

También se producen otros cambios interesantes. Hasta ahora, los glóbulos rojos de la sangre del bebé se formaban en el bazo. A partir de ahora, esta función será una responsabilidad de la médula ósea (como en el adulto). Crece el número de bronquiolos y alveolos en el aparato respiratorio y en el sistema reproductor, los testículos descienden hasta el escroto en el niño, mientras que la niña ya cuenta con 5 millones de ovocitos.

Los huesos están completamente desarrollados, pero permanecen blandos y flexibles. La piel comienza a tornarse rosa y lisa. El vérmix (sustancia blanquecina con función protectora) continúa aumentando. El cabello comienza a alargarse. Y además, los sentidos (vista, oído, olfato, gusto) se encuentran en un avanzado estado de desarrollo. De hecho, los ojos muestran el reflejo pupilar al ser estimulados por la luz. Ya puede abrir y cerrar los ojos, sin embargo, la vista es el único sentido que no podrá experimentar hasta que haya nacido. En el útero materno hay oscuridad, aunque es posible que la luz muy potente entre y le llegue un pequeño reflejo. Tu bebé ya tiene pestañas.

A partir de ahora, los movimientos del bebé en el interior del útero materno pueden reducirse debido a que el espacio es menor, pero notarás sus patadas con mayor intensidad.

La salud y las emociones durante el embarazo

Es el momento de una nueva visita prenatal, estás entrando en el séptimo mes de embarazo. Acude al médico si la hinchazón de los pies pasa a la cara, si no notas los movimientos de tu bebé, y sientes más de cinco contracciones seguidas.

A partir de esta semana, conviene disminuir el riesgo de estar en contacto con productos teratógenos que puedan comprometer tu salud o la de tu bebé en desarrollo. Por este motivo, sigue una dieta sana y variada, no consumas nada de alcohol ni fumes, evita consumir cualquier tipo de droga, ni tomes ningún medicamento sin antes consultarlo con tu médico y evita zonas de radiación, así como la exposición a productos químicos, como insecticidas o productos de jardinería.

Respecto a las emociones, son frecuentes los sueños de embarazada. En esta etapa se sueña con las cosas que más preocupan a la futura mamá: el parto, el nacimiento del bebé, el sexo del bebé, la vida con el bebé... Debes saber que todas estas sensaciones son normales y que lo fundamental es que te asegures un buen descanso.

Dieta y alimentación para la embarazada

embarazada come ensalada

Debido al rápido crecimiento del bebé en esta etapa, no olvides incluir alimentos ricos en calcio como la leche y todos sus derivados entre ellos el yogur y el queso, y en hierro en tu alimentación.

Ten en cuenta que el hierro que mejor se asimila es el que procede de la carne y el pescado, El hierro que procede de fuentes vegetales (lentejas o espinacas) se absorbe peor por el organismo.

No obstante, para absorber mejor el hierro de los alimentos no olvides acompañarlo en la misma digestión de vitamina C, que abunda principalemente en los cítricos como las naranjas y las mandarinas, en los kiwis, en los tomates y en el melón.

Al inicio del tercer trimestre, el útero sobrepasa al ombligo en 4 ó 5 cm y, por este motivo, la sensación de pesadez se acentúa. También es importante incluir una importante cantidad de frutas y verduras en tu dieta, aproximadamente el 50 por ciento de tu ingesta total diaria para asegurarte un buen aporte de vitaminas y minerales para de desarrollo de todos los tejidos tu bebé.

Curiosidades de la semana 29 de embarazo

Empieza el interés por conocer cómo será tu bebé,  qué color de ojos tendrá, si será rubio o moreno... Todos los rasgos del bebé ya están decididos desde el momento de la fecundación y ya te queda poco para verlos. Ten en cuenta que la mitad del patrimonio genético de tu hijo procede de su padre y la otra mitad de la madre.

Asimismo, es conveniente que vayas informándote sobre tu baja de maternidad. La madre dispone de 6 semanas de baja por maternidad que le pertenecen en exclusiva. Las restantes 10 semanas pueden repartirlas el padre y la madre como mejor les convenga. Tendrás que realizar algunos trámites para cobrar la prestación por maternidad.

¿Has elaborado una lista de posibles nombres para tu hijo o hija? ¿Has consensuado el nombre con tu pareja? En nuestra guía de nombres encontrarás información sobre el significado y origen de los nombres y un montón de ideas para elegir el mejor nombre para tu bebé.