Etapas del parto: la dilatación

En esta fase del parto se produce el borrado del cuello del útero y la dilatación

El parto es un proceso que cada mujer vive de forma diferente. Lo que es común a todos los partos que se producen de forma natural son las diferentes etapas del parto: dilatación, expulsión y alumbramiento. Conocer las etapas del parto te ayudará a vivirlo de manera más tranquila y con menos ansiedad. El trabajo de parto comienza con la fase de la dilatación, en ella el cuello del útero se borrará y dilatará de 0 a 10 centímetrospara permitir la salida del bebé.

Fase de borrado y dilatación en el parto

Etapas del parto: dilatación

El período en el que la mujer está dilatando se divide a su vez en dos fases: el borrado del cuello del útero y la dilatación.

El borrado: es el acortamiento del cuello uterino por completo para permitir la salida del bebé. A lo largo del embarazo, el cérvix se ha ido alargando hasta medir unos tres centímetros. En esta fase el cuello del útero comienza a acortarse por completo hasta medir menos de medio centímetro para que el bebé pueda salir. Comienza a producirse entre 48 y 72 horas antes del parto.

La dilatación: cuando ya se ha borrado el cuello del útero, sólo queda un orificio que habrá de ir ensanchándose para que el bebé pueda nacer. La dilatación es un proceso progresivo que tiene una duración diferente en cada mujer. Las mamás primerizas tardan más en dilatar qeu las mujeres que han tenido más hijos.

Las mamás primerizas tardan en dilatar aproximadamente 1 centímetro por hora y las mujeres multíparas 1,2 centímetros. Es la etapa más larga del parto y tiene a su vez 2 fases: la dilatación pasiva y la dilatación activa.

Fases de la dilatación en el parto

Dilatación pasiva: en esta etapa del parto el cuello de la matriz se dilata de 0 a 3 centímetros. Las contracciones pueden durar entre 30 y 60 segundos y puede haber entre ellas de 5 a 20 minutos. Esta fase es la más larga de la dilatación, puede incluso durar días, sobre todo en mujeres que van a dar a luz a su primer hijo. Si todavía no has expulsado el tapón mucoso, una sustancia viscosa de color amarronada que sella la entrada del útero, este podría se el momento.

En esta primera etapa de la dilatación, lo mejor que puedes hacer es distraerte: leer un libro, ver una película, darte una ducha, hablar por teléfono con amigos o dar un paseo. Todavía es pronto para ir al hospital. Hasta que las contracciones no se produzcan cada 5 minutos y durante un período de una hora es conveniente que estés en tu casa ya que te encontrarás más cómoda.

Dilatación activa: en esta etapa del parto, el cuello del útero se dilatará de 3 a 10 centímetros. Las contracciones se volverán más intensas, largas y se producirán de manera más frecuente. Pueden durar cerca de un minuto y se producen cada 2 o 4 minutos. Tendrás poco tiempo para descansar entre contracción y contracción. Si quieres ponerte la anestesia epidural, es el momento de pedirla.

Lo mejor que puedes hacer en esta fase de dilatación es poner en práctica las técnicas de respiración que aprendiste durante la preparación al parto. Tu pareja puede ayudarte dándote masajes en los riñones o dándote ánimos y muchos mimos. No podrás beber agua durante este proceso pero el papá puede pasarte por los labios un algodón empapado en agua. Los últimos 3 centímetros en la dilatación son los más intensos, se denomina etapa de transición.

Casi no hay tiempo para descansar entre contracciones. Sentirás una fuerte presión en la parte baja de la espalda y en el recto. Puede que tengas ganas de empujar, pero no debes hacerlo hasta que la matrona o el ginecólogo te lo indiquen. Una vez que la dilatación se ha producido llega la siguiente etapa del parto: la expulsión.

Alba Caraballo. Editora de Guiainfantil.com