Música para el bebé durante el embarazo

¿A quién no le gusta la música? Música para bailar, para relajar, compartir, para educar y entretener. Hay música para todo, incluso para el bebé que aún no ha nacido.

Desde el vientre de su madre, el bebé puede escuchar y sentir la música, e incluso seleccionar los distintos sonidos. Una estimulación musical temprana motiva y fomenta el vínculo entre padres e hijos, regula las emociones de ambos, aumenta la frecuencia cardíaca y la actividad cerebral del bebé que esperan.

Los beneficios de la música para el bebé en el vientre materno

Embarazada con cascos

Las madres que escuchan música durante el embarazo están comunicándose con su bebé. Todos los sentidos, emociones y sensaciones que ellas experimentan al escuchar una música, estarán transmitiendo al bebé que espera. Si la música la deja feliz, el bebé también se sentirá feliz. 

La audición es el primer sentido a despertar. Y el bebé la experimenta primero con el sonido de los latidos del corazón de su madre. El bebé empieza a oír los sonidos externos a partir de la 16ª semana del embarazo. A partir de la 20ª semana empieza a reaccionar sobre los sonidos, y 5 semanas después comenzará a diferenciarlos.

Los expertos aconsejan que los bebés escuchen más música clásica, las de Mozart son muy indicadas, más que nada porque es la que relaja a los bebés. Yo pienso que la selección de una música sólo se debe hacer orientada a cada momento. Música clásica y más tranquila para que el bebé empiece y termine su día, y luego música más movida para que el bebé experimente nuevos y diferentes ritmos. Creo que se puede oír de todo, y principalmente lo que más apetezca y guste a la madre. Y no sólo música tocada en discos, de CD.

Por otro lado, también es aconsejable que los padres canten a sus bebés. Cuándo nazca el bebé podrán comprobar que cuando vuelvan a cantar a sus hijos las mismas canciones que le cantaban durante el embarazo, ellos reconocerán sus voces y el tono. Para eso, lo mejor es elegir las canciones infantiles que más os guste y buscar un momento y un lugar tranquilo para compartirlas con el bebé, y disfrutar de esta deliciosa y placentera experiencia. Seguro que al bebé le encantará.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com