Con el fútbol se disfruta y se educa a los niños

Hace unos días mi hija miró a su padre y le dijo: "papá, ¿por qué no me has enseñado a jugar el fútbol cuando yo era pequeñita?". Su padre la miró y le dijo: "Porque no te gustaba jugar con la pelota". Y entonces la niña, un poco decepcionada, le preguntó "Y ¿por qué no has insistido en que yo jugara?". Su padre se quedó sin palabras porque no sabía por donde "venían los tiros". Yo sí. Es que ahora ella es una apasionada por el fútbol y cree que si hubiera aprendido a jugar cuando era pequeña, seguramente jugaría mucho mejor.

El fútbol: deporte preferido de los niños

Niña juega al fútbol

En casi todos los fines de semana, miles de personas acompañan desde sus casas, algún partido de fútbol. Para muchos el fútbol es un juego para disfrutar, pero en este país el fútbol es mucho más que eso.

Hay un proyecto, parte del sistema para desarrollo y cooperación entre Sudáfrica y Alemania, y llevado a cabo por la Fundación GTZ, que utiliza el fútbol como una herramienta educacional para los niños más pobres, ayudándoles a crecer en todos los aspectos. Les enseñan a hacer amigos, a trabajar en equipo, y a que tengan control sobre sus vidas. Es que el fútbol también educa. El fútbol es el deporte más popular del mundo. Desempeña un importante papel en la preservación del Derecho del niño a jugar. El fútbol, en muchos lugares del mundo, es un estilo de vida. Bien controlado y con una apropiada preparación, este deporte puede aportar grandes beneficios a los niños:

- Incrementa la potencia muscular de las piernas

- Mejora la capacidad cardiovascular

- Estimula la velocidad de reacción, la coordinación motora y la visión periférica

- Aumenta la potencia del salto

- Incrementa los niveles de testosterona

- Oxigena la sangre

- Sociabiliza y enseña a trabajar en equipo

Como en todos los deportes, habrá riesgos de lesiones, como torsiones del tobillo, de la rodilla, esguinces, e incluso fracturas, pero nada es motivo para no jugar al fútbol, incluidos los niños con alguna discapacidad o trastorno físico. El deporte contribuye para mejorar su relación con los demás niños, y les impulsa a que tengan más seguridad en sí mismos. Unicef reconoce que el fútbol es una herramienta educativa valiosa, principalmente en los países más conflictivos, para ayudar a los niños a superar traumas y frustraciones, protegerles de la violencia, de los abusos y de otros males.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com