Don Quijote de la Mancha

¿Quién era Don Quijote de la Mancha?

Don Quijote es el personaje protagonista de la famosa obra del escritor Miguel de Cervantes, -Don Quijote de la Mancha-. Hasta aquí todo normal, pero lo que muy pocos saben, es que, al personaje también se le conoce bajo el sobrenombre de "El caballero de la triste figura". Es una de las obras más destacadas de la literatura española y la literatura universal y una de las más traducidas. Muchos han sido ya los lectores que se han rendido a los encantos de esta novela caballeresca, que no conoce de lenguas y ha traspasado ya todas las fronteras.

La novela trata de algo más o menos así

Érase una vez en un lugar de la Mancha, cuyo nombre no me quiero acordar, un hombre llamado don Quijote, que estaba fascinando con los caballeros andantes de la España antigua. A Don Quijote le encantaba a leer los libros sobre sus aventuras y vendió una parte de su tierra a comprar más libros sobre los caballeros andantes. Tanto de noche como de día, él ponderaba en los actos antiguos de valor hasta que él perdió su juicio.

Las hazañas increíbles de los caballeros andantes y los gigantes fueron más verdaderas a don Quijote que su propio mundo. Él creía que para su honor y el de su país, debía ser un caballero andante y por esa misma razón, vengaba todos los actos malos. Entonces, don Quijote se preparaba por la vida de un caballero andante. Sin una palabra, don Quijote de la Mancha montó su caballo fiel se llama Rocinante y salía a vengar todos los actos malos y protegera las damas.No obstante, primero fue necesario ser armado un caballero andante verdadero. Él resolvió a ser armado de la primera persona que le encontró. Don Quijote montó hasta la noche cuando vino a una venta.

Don Quijote de la Mancha

Al excéntrico don Quijote, la venta fue una castilla y el ventero y los huéspedes parecían como señores y señoritas. A ellos, don Quijote fue un loco, pero ellos le recibió con amabilidad y el ventero se acordó a amarle un caballero andante "verdadero" si él podía guardar su propia armadura hasta la mañana. Poniendo su armadura a una artesa de agua, don Quijote marchó enfrentándola. Todo estaba bien hasta que un mozo vino a recibir agua por sus mulas.

Enfadaba del disturbio, don Quijote dio un golpe al hombre. Los otros huéspedes, se despertaron del ruido, empezaron a lanzar las piedras a don Quijote. El ventero paró las piedras, pero tuvo ganas de estar terminado de su huésped inusual. Como un resultado, en una ceremonia breve, él fingió a armar don Quijote y le avisó a revolver a La Mancha y traer un poco dinero, algunas camisas limpias, y un escudero a llevarlos.

Don Quijote y Rocinante

Don Quijote salió de la venta, feliz a ser un caballero andante "verdadero" al fin. No había salido mucho cuando encontraba un grupo de mercantes que él les desafió a declarar Dulcineacomo la mujer más hermosa del mundo. Cuando ellos rehusaron, don Quijote levantó su lanza y les atacaba, pero Rocinante cayó y era el caballero andante que fue batido. A pesar de estar muy batido, don Quijote sentaba muy feliz porque estaba recitando las baladas sobre los caballeros andantes mejores. Un vecino se dio cuenta que era don Quijote y le ayudó a su aldea donde su sobrina y su criada le puso en su cama a recuperarse.

Don Quijote y Sancho Panza

Cuando don Quijote se recuperó, sus amigos quemaron todos de sus libros de caballerías esperando que sin ellos, su mente sería más clara. Sin embargo, la hoguera no era nada bueno porque don Quijote era listo a salir otra vez con las cosas que permitiría a ser un caballero andante "verdadero." Había persuadido su vecino Sancho Panza a ser su escudero. Y una noche, don Quijote y Sancho salieron de la aldea. Don Quijote vio algunos gigantes- gigantes enormes- que fue determinado a matar. Y aunque Sancho buscó la tierra, no podía ver los gigantes y don Quijote estaba atacándolos.

Donde don Quijote vio los gigantes, Sancho vio los molinos de viento. Y cuando don Quijote montó hacia ellos, el viento venía, y cuando atacó la vela más cerca, la torció con tanta fuerza que su lanza rompió y don Quijote y Rocinante cayeron al suelo. El próximo día Sancho y don Quijote viajaron hasta que vieron dos monjes en la calle siguiendo una mujer en un coche. Don Quijote fue convencido que los monjes eran los encantadores y estaban llevando una princesa sin su voluntad. Y, por supuesto, don Quijote les atacó, pero fue derrotado y perdió un poco de su oreja y su yelmo en la batalla.

Mareado de tantos golpes, ellos montaron más lento hasta que don Quijote vio dos rebaños grandes de polvo y le dijo a Sancho que había dos armadas grandes al principio de luchar en la tierra. Él describió las armadas con tantos detalles que Sancho creía que podía verlos. Pero Sancho, no siguió don Quijote a la batalla porque él se dio cuenta que las armadas, en realidad, eran pastores y las ovejas. Aunque los pastores gritaron y tiraron las piedras a don Quijote, él continuó su batalla imaginaria. La piedra última impactó don Quijote con tanta fuerza que él perdió cuatro dientes y se cayó de su caballo.

Algunos días más tarde, don Quijote imaginó que él veía un caballero andante llevando un yelmo que lustraba como oro. En realidad el "caballero andante" fue un barbero viajero que tuvo miedo de la lanza de don Quijote y salió, dejando su basín del barbero. Don Quijote usó el basín como su "yelmo" nuevo, y aunque era un poco diferente, él pensó que era perfecto. Y don Quijote y Sancho continuaban en busca de las aventuras nuevas y valerosas para un caballero andante famoso y su escudero leal. (fuente: http://www.wfu.edu/users/foleae1/diccionario.htm)