Pautas para el almuerzo de los niños en el colegio en la era COVID19

Qué preparar a los niños para que lleven comida al colegio y adquieran hábitos saludables de alimentación

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

La pandemia actual por coronavirus nos ha obligado a todos, grandes y pequeños, a cambiar nuestra forma de vida y nuestro modo de relacionarnos con los demás. Hay que usar mascarilla y mantener la distancia de seguridad siempre y en todo momento, también en clase.

Es por ello que a muchos padres y madres, incluida yo, nos viene a la mente la pregunta de cómo organizar la merienda que se toman los escolares a mitad de la mañana. ¿Puede seguir siendo como siempre? ¿Aquí también hay que hacer cambios y poner normas? Pues bien, según he averiguado, las pautas para preparar el almuerzo de los niños con la COVID-19 en el recreo son estas, ¡toma buena nota!

Cómo preparar el almuerzo de los niños en el recreo en tiempos de COVID19

almuerzo colegio con covid 19

No solo has de preparar un alimento sano que sea fácil de tomar, sobre todo si tus hijos son muy pequeños, además, debes hablar con ellos y explicarles que a las muchas reglas que debemos cumplir a raíz de esta situación por la pandemia que nos ha tocado vivir, como la de guardar la fila con un poco de distancia, hacer las entradas al cole cada uno a una hora, dividir las clases para ser menos alumnos o usar mascarilla dentro de las aulas, se unen estas otras:

1. Primera y más importante norma a causa de la pandemia por COVID 19: la merienda del recreo no se comparte, ni se da a probar a los amigos ni la intercambiamos con ellos.

2. Involucra a tus hijos en la preparación y elección de su almuerzo, les parecerá menos 'rollo' lo que les pongas.

3. El almuerzo ha de ser en la cantidad justa, ni que se queden con hambre ni que tengan tanto que comer que no les dé tiempo a jugar.

4. En cuanto a la botella de agua, mejor si es reutilizable, pues estaremos ayudando al medio ambiente y así evitaremos beber de las fuentes.

5. Si tiene que usar un tenedor o una cuchara, lo mismo que con la botella, intentar que sea de más de un uso y solo para el alumno, nada de compartir.

6. Usa un tupper, no solo para guardar el almuerzo de ese día, sino también para que el alumno lo use a modo de plato y no ponga el alimento, por ejemplo, sobre sus piernas o en cualquier otra superficie.

7. En cuanto al almuerzo en sí, ha de ser saludable y, a ser posible, variado. La idea es que se pueda comer a bocados (antes hay que lavarse las manos con agua y jabón) o con los cubiertos.

8. Las manos se lavan bien antes del almuerzo y después, ¡súper importante!

9. Meteremos en la mochila de los niños una servilleta o un paquete que pañuelos desechables para que los usen durante el almuerzo o en cualquier otro momento de la jornada lectiva.

10. Por otro lado, guarda en su mochila un poco de comprensión, unas dosis extras de mimos y un puñado de sonrisas para cuando les haga falta. Tanto cambio no es sencillo para nadie así que debemos apoyar a los peques todo lo posible.

Ideas ricas, variadas y sanas para llevar como almuerzo al colegio

almuerzo de los niños

Y, una vez vistas las normas básicas en tiempos de COVID-19, toca ahora descubrir unas cuantas ideas de meriendas deliciosas. Hay colegios en los que se pide que a la hora del almuerzo se lleve solo fruta, ¡genial! No solo es muy sano sino que a ti te deja más margen para llevarle otra cosa en la merienda de la tarde.

No obstante, en otros centros escolares indican que el desayuno para el recreo sea libre, evitando bollería industrial y otros alimentos pocos sanos. Pues bien, ¿qué podemos incluir en la mochila de los hijos para que tomen a media mañana? Nosotras te proponemos un calendario de lunes a viernes y ya tú lo organizas como más te guste.

Lunes: Bocadillo
De pan integral o pan blanco, pero evitar las rebanadas de molde. Cada quince días (según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud) ese bocadillo podrán ser de fiambre, para el resto, podemos rellenarlo de un poco de atún, un pedazo de tortilla de patata, pisto de verdura, queso curado, aguacate o guacamole casero, huevo cocido, crema de cacahuete o chocolate (solo de vez en cuando) 70% cacao. ¿Has visto qué montón de ideas? ¡Ya tienes para todo el curso!

Martes: Fruta de temporada
La fruta puede acompañar, por ejemplo, a los frutos secos, o puede ir como merienda única. Ten en casa siempre la que sea de temporada y permite que tus hijos elijan la que se quieran llevar ese día: plátano, manzana para comer a mordiscos (muy recomendada por los odontopediatras para tener unos dientes fuertes), fresas, un pedazo de melón...

Miércoles: Lácteos
Para el lácteo, podemos elegir entre un trozo de queso, riquísimo sin lo acompañamos de uvas, un yogur bebido o uno natural de cuchara, un bocadillo de queso de crema, batido casero de yogur y fruta... Lo importante es elegir productos lo más sanos posibles que tengan pocos azúcares, ¡acuérdate de mirar siempre la etiqueta!

Jueves: Cereales
Unas galletas de avena y pepitas de chocolate 70% de cacao, si las haces tú misma seguro que a tus hijos les gusta más que las que venden en el mercado o una barrita 90% cereales. Además de rico debe ser sano y no contener ni mucha azúcar ni sal ni grasas saturadas.

Viernes: Libre elección
Puedes repetir algunas de las ideas anteriores o bien dejar que tu hijo escoja, a nosotras se nos ocurre un trocito de bizcocho o una magdalena casera, un bocadillo de paté de atún o un puñado de de mezcla de frutos secos (ojo a las alergias) pero seguro que a ti se te ocurren otras muchas ideas a cada cual más deliciosa.

Y para cuando terminen las clases y llegue la hora de la merienda...

recetas saludables de merienda

Elegir el almuerzo que van tomar tus niños a la hora del recreo no solo se debe hacer en función de gustos y de que sea saludable, también hay que tener en cuenta lo que van a comer antes y después.

Si, por ponerte un ejemplo, para ese día hay cocido, con una fruta para el recreo será suficiente. Si han tomado bocadillo a la hora del recreo, pues en la merienda una pieza de fruta y así, todo variado y bien pensado. Igual ahora te parece un engorro, pero en cuanto pongas en tu nevera el calendario lo verás mucho más sencillo.

Como explican en el estudio 'Conceptos básicos en la alimentación', realizado por Ana Belén Martínez Zazo y Consuelo Pedrón Giner, 'debemos asegurar un buen aporte de proteínas, especialmente en épocas de crecimiento, pero sin excedernos. Para ello utilizaremos alimentos de origen animal como lácteos, carnes, huevos y pescados, en equilibrio con alimentos de origen vegetal como cereales y legumbres'.

Recuerda: alimentos sanos, sin un día llevan un bollo que sea bajo en azúcar y casero, el fiambre solo muy de vez en cuando, hincapié al lavado de manos y al no compartir y que la alimentación variada no se quede solo para el recreo, que también sea para el resto de las comidas y para toda la familia. Si tú comes bien, ellos harán lo mismo.

Puedes leer más artículos similares a Pautas para el almuerzo de los niños en el colegio en la era COVID19, en la categoría de Nutrición infantil en Guiainfantil.com.