Qué causa y cómo se combate el sentimiento de venganza en los niños

Hablamos sobre qué es la venganza, sus causas, cómo se detecta y cómo podemos ayudar a los niños a combatirla

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

¿Quién no ha hecho una travesura cuando ha sido pequeño? ¿Quién no conoce a algún niño que sea un poco trasto?... Las travesuras también sirven como vehículo de aprendizaje. Son típicas en los niños. Son parte de la evolución y desarrollo de los pequeños y en algunos casos es la imitación de las acciones de los más mayores. Cada tipo de travesura va acorde con la edad que tenga el niño. Pero a medida que el niño crece, la travesura inocente se transforma. Cuando aparece la intención, hablamos de sentimiento de venganza.

Cómo nace y qué causa la venganza en los niños

Como un niño llega a ser vengativo

La venganza es un sentimiento que proviene de una sensación de enfado intenso. Es verdad que esta sensación de venganza no implica ninguna maldad en el niño y que ejecutarla dependerá de las características del pequeño tales como:

- Autoestima
El interpretar si ha habido 'mala intencionalidad' en la mente del otro depende de cómo estemos emocionalmente nosotros y de autoestima que tengamos. Lo mismo le sucede al niño.

- Si es introvertido o extrovertido
Si es introvertido, el niño manifiesta de manera interna sus sentimientos. Si es extrovertido, hay una mayor tendencia a que haya una necesidad de 'sacarlo fuera'. De ahí que manifiesta su ira mediante el comportamiento de venganza.

- Impulsividad
Cuanto más impulsivo sea el niño,  tendrá más predisposición a querer obtener una respuesta inmediata a sus emociones. aunque sean impulsos irracionales.

- Si es perfeccionista o se conforma
Evidentemente, los niños más conformistas, son también más pacíficos y tienen más paciencia para aguantar las travesuras de otros.

El sentimiento de venganza según la edad de los niños

Niña con tirachinas

Lo más importante en el caso del sentimiento de venganza, es la aparición de la intención y la edad del niño. Por ejemplo, cuando un bebé de menos de un año se irrita por algo, no agrede, ya que no tiene empatia, es decir, esta capacidad de ponerse en el lugar del otro, que le aporta la intención.

A medida que se van pasando estadios en el desarrollo es de los 4 a los 7 años cuando se adquieren habilidades para considerar el punto de vista de los demás (deducen si la intención es perjudicial o no lo es) y esto trae consigo la venganza. Es a partir de primaria cuando los niños son vengativos.

Con la venganza se está ejecutando un acto de agresión, ya que es un comportamiento que se lleva a cabo con la intención de dañar al otro. Por eso, es bueno hablar de este sentimiento con el niño, para hacerle ver que su conducta no llevará a nada bueno.

Qué puede causar la venganza en los niños

La venganza no es un sentimiento que aparece a todas horas, sino que es algo puntual, normalmente causado por un motivo aparente que lleva a querer 'dar el cambio' a alguien por una actitud que ha tenido y con la cual nos ha herido o decepcionado. Y ¿cómo evitar que los niños sientan la necesidad de vengarse? Esta actitud vengativa, por lo general, puede ser causada por algunas situaciones.

  • cuando el niño se siente dolido y herido
  • cuando el niño se siente engañado
  • cuando el niño se siente tiene la necesidad de buscar justicia
  • cuando el niño siente la necesidad de que el otro deba sentir o experimentar algo malo como él

consejos para combatir la venganza

Entonces ¿qué pueden hacer los padres para impedir que los niños eviten este sentimiento que les causa mucha rabia y enfado? Existen algunas recomendaciones de Guiainfantil.com que pueden funcionar para controlar y combater este sentimiento de venganza, una vez detectado en los niños.

5 consejos para ayudar a los niños a combatir la venganza

1 - Escucha a tu hijo, pregúntale que es lo que le motiva a querer vengarse. Puede que si él cuenta lo que ocurrió le pase la ira y el enfado.

2 - Considera los sentimientos de tus hijos y demuestra comprensión a su dolor, enfado, impotencia o frustración. Abrázale.

3 - Haz con que tu hijo se sienta seguro, querido, protegido y comprendido. Hazle saber que cuando sienta estas ganas de vengarse, que puede buscar apoyo en ti.

4 - Explica a tu hijo que es normal que hayan injusticias, que nos sintamos heridos emocionalmente, pero que no es con la venganza que vamos arreglar todo. Lo mejor es que aprendamos a controlarnos y no hacer a los demás lo que nos hacen de mal a nosotros.

5 - Deja claro a tu hijo que todos nos equivocamos, que lo que hicieron con él es injusto pero puede que la otra persona no se haya dado cuenta. Que él debe portarse de una forma superior a ello.

Puedes leer más artículos similares a Qué causa y cómo se combate el sentimiento de venganza en los niños, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: