Errores de belleza durante el embarazo

Consejos básicos para no descuidarse durante el embarazo

Durante el embarazo es muy común que las mujeres tengan mil cosas en las que pensar antes que preocuparse por ellas mismas. Darle la bienvenida al nuevo integrante de tu familia requiere de preparativos que pueden ocupar gran parte de tu tiempo libre. Por esto muchas veces las consecuencias pueden verse reflejadas en tu aspecto personal, el consentirte y dedicarte un tiempo a ti misma queda en segundo plano. ¡Pero no tiene por qué ser así! En Guiainfantil.com te contamos cuáles son los errores de belleza durante el embarazo más comunes y cómo evitarlos. No sacrifiques tu imagen personal y toma en cuenta los siguientes consejos.

Errores más comunes de belleza en el embarazo

errores de belleza en el embarazo

1- Pelo descuidado y maltratado. Las hormonas placentarias provocan un aumento de la secreción sebácea, lo cual puede hacer que el cabello luzca seco y sin vida durante el embarazo. Hay que aclarar que no a todas las mujeres les pasa esto; si tienes tendencia a tener el pelo seco esto te vendrá de maravilla, si tienes cabello normal, deberás lavarlo más a menudo para evitar demasiada secreción sebácea y si padeces de cabello graso ¡cuidado!, necesitarás de cuidados extra. Lava tu pelo con frecuencia y utiliza champús de ph neutro para evitar el aumento de grasa en tu melena.

2- Maquillaje excesivo. En esta etapa es normal la aparición de barritos, manchas o espinillas en el rostro, lo que lleva muchas veces a tratar de cubrirlos con demasiado maquillaje. En estos casos menos es más, y al usar mucho menos maquillaje te puedes ver más natural, el color lo puedes añadir en los ojos o en los labios y si requieres de algún tratamiento especial para cuidar de tu piel, puedes consultarlo directamente con tu dermatólogo.

3- No utilizar cremas para hidratar la piel. El uso de lociones y cremas debe estar avalado por tu médico, ya que hay sustancias que pueden ser dañinas durante el embarazo, sin embargo, es esencial utilizar alguna crema con filtro solar para mantener tu piel hidratada y libre de manchas generadas por el sol. Si notas que tu piel luce opaca y sin brillo, también puedes optar por una mascarilla natural a base de azúcar, miel y gotas de naranja. Una vez aplicada la mascarilla debes masajear por unos minutos, después retírala con agua y finalmente aplica una crema humectante.

4- Sujetadores no adecuados. Es esencial estar pendiente del crecimiento del pecho y asimismo estar consciente que en algún punto ya no podrás usar los sujetadores de antes, ¡no te aferres! Lo ideal para la embarazada es usar sostenes que se amolden perfectamente a su pecho y sobre todo que sujeten bien. Los tirantes flexibles son la mejor opción, anchos y cómodos en los hombros, mientras que la copa debe recoger y dar forma al seno.

5- Perder el estilo con ropa de maternidad. La ropa de maternidad puede ser muy cómoda para las embarazadas, lo sabemos, sin embargo, no te precipites a usarla a los dos meses de embarazo si todavía no es necesaria. Por otra parte no tienes por qué sacrificar tu estilo propio y verte anticuada o usar ropa muy holgada, ya que en la actualidad existen un sinfín de opciones con ropa actual y a la moda para no tener que sacrificar el estilo. Te sentirás mejor por dentro y ¡lucirás aún mejor por fuera! 

6- No hacer ejercicio. En la actualidad sigue existiendo la creencia errónea de que las mujeres embarazadas no deben hacer ejercicio, esto es totalmente falso. Si haces ejercicio además de cuidar tu figura, éste te ayudará a descansar y a aliviar molestias como el dolor de espalda. Algunos de los ejercicios más comunes para embarazadas son la caminata, la natación o incluso aeróbicos de bajo impacto. Si te da un poco de desconfianza hacerlos tu misma en casa ¡apúntate a una clase!, hoy en día hay muchas opciones a las que puedes recurrir.