Método de las preguntas abiertas para que los niños sean más curiosos

Cambia la forma en la que haces las preguntas a tus hijos y conseguirás despertar su curiosidad

Fran Chuan
Fran Chuan Experto en innovación

Hay muchas y muy diversas formas de las que padres, madres y tutores podemos valernos con el fin de incentivar esa maravillosa curiosidad que me atrevería a decir es innata a niños y niñas de todas las edades. Además de animarles a que hablen y se expresen cuanto quieran, poner libros a su alcance, jugar, investigar y hacer manualidades, podemos llevar a cabo el método de las preguntas abiertas. ¿Lo conoces? Gracias a él conseguirás que los niños sean más curiosos y creativos.

Se usa mucho en el mundo empresarial y, llevado al hogar y a la educación infantil, puede dar grandes resultados para que los pequeños de la casa pregunten, piensen, sean más creativos y reflexionen por sí mismos, ¡y todo ello sin ataduras ni condicionantes previos!

Qué es el método de las preguntas abiertas para los niños

Así es el método de las preguntas abiertas

Educar a los hijos según el método de las preguntas abiertas ayuda a estimular la curiosidad y la creatividad de los niños. Pero, en realidad ¿en qué consiste exactamente este juego? Lo llamo 'juego' porque niños y niñas así lo van a ver.

Este tipo de preguntas, que comienzan con pronombres interrogativos: cómo, qué, por qué... Están diseñadas y pensadas para abrir la respuesta a todo lo que tengan que decir los niños. Si les dices: '¿quieres una pera?' '¿te gusta el libro que estás leyendo?' La respuesta será, normalmente 'sí' o 'no'. Ahora bien, si les dices '¿qué quieres de fruta?', '¿qué es lo que más te gusta de tu libro?' Ya invita a una respuesta un poco más larga.

Pues lo mismo ocurre con preguntas de todo tipo: '¿cómo te sientes?', '¿cómo crees que esto se podría hacer?', '¿por qué crees que las abejas vuelan tan alto?' Según la edad, así será la respuesta que se dé a esa pregunta.

No obstante, lo que más hay que destacar es que las preguntas abiertas son interesantes sobre todo en este aspecto de desarrollo e imaginación, mágicas me atrevería a decir porque, vistas a ojos de un niño que empieza a expresarse libremente y que aún no cuenta con la experiencia, educación, vivencias y prejuicios como los que pueda tener un adulto, dará una contestación mucho más rica e improvisada.

Cambiar la forma en la que haces las preguntas a tus hijos

Usar el método de las preguntas abiertas con tus hijos

No creas que el método de las preguntas abiertas aplicado a los niños es un invento nuevo. Este tipo de cuestiones las hacen los niños desde siempre, por eso, en su mente siempre hay una pregunta por hacerse: '¿se puede ir y volver a Marte en un solo día?', '¿qué podríamos hacer para que fuera posible?'.

Ya lo decía más de un sabio, la única diferencia entre un genio y un loco es el éxito; es más, siempre se ha dicho de los niños que son esos 'locos bajitos' de los que se puede aprender grandes cosas, ¡cuánta razón tiene!

Las preguntas y frases abiertas brindan una increíble oportunidad a que niños y niñas den una respuesta plena, creativa y con significado con la que comunicar sus pensamientos, ideas, emociones e interrogantes y, muy importante también, para reflexionar y pensar sobre el mundo que les rodea. Es una estupenda manera también de incentivar su pensamiento crítico.

Cómo usar esta técnica en casa con los niños y en la escuela

Recursos para la curiosidad en la escuela

Los niños piensan en silencio mientras observan su mundo. Lo interesante de este método de preguntas es animarles a que esos pensamientos se verbalicen. Para llevarlo a cabo en casa o en la escuela, además de dejar hablar a los niños cuanto quieran, dirigiremos la conversación en cualquier momento o contexto del día y con cualquier excusa a un intercambio de ideas abierto y sin ataduras.

Una cuestión como '¿te gustan las lentejas de hoy?' no daría el mismo pie que la misma pregunta planteada de una forma abierta: '¿qué se le podría poner a las lentejas para que supieran mejor?' No des por hecho que te van a decir 'un poco más de sal' o 'esta verdura', más bien, en su respuesta habrá cosas alocadas como 'algo de chocolate' o 'comerlas en el sofá viendo vídeos en el móvil'.

Pues son este tipo de respuesta que se dicen sin intentar agradar al que pregunta las que más dejan volar la imaginación de los niños y las que más incentivan la creatividad y la curiosidad que, recordemos, era el objetivo de todo esto.

Preguntas abiertas para que los niños sean más curiosos y creativos

Niños más creativos y curiosos con este método

Ya te hemos dado bastantes pistas a lo largo de todo el artículo pero, como síntesis final, vamos a recoger algunas de las principales ventajas de este método de las preguntas abiertas.

1. En primer lugar, como ya te hemos contado, se fomenta la creatividad y la curiosidad.

2. Se crean habilidades de conversación que se serán muy útiles cuando el niño sea adulto.

3. Las habilidades sociales también mejoran.

4. Se promueve el tan necesario razonamiento y el pensamiento crítico.

5. Se da pie a la resolución de problemas: '¿qué habría que hacer para construir un cohete?'.

6. Motivan, divierten, entretienen, animan y brindan momentos únicos y memorables en familia.

7. Se enriquece el vocabulario.

¿Y tú? ¿Qué pregunta abierta vas a hacer hoy a tus hijos?

Puedes leer más artículos similares a Método de las preguntas abiertas para que los niños sean más curiosos, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.