Niños callados - Cuándo debe preocuparme la timidez de mi hijo

Cómo ayudar a tus hijos si son vergonzosos - Consejos para padres sobre la timidez infantil

Melina Núñez Martín
Melina Núñez Martín Psicóloga general sanitaria

Una de las dudas que nos llegan con frecuencia a consulta están relacionadas con la introversión o la timidez: 'Mi hijo es muy callado, ¿es un problema?'. Son muchos los padres que se preguntan a partir de qué momento deben preocuparse porque un niño sea tímido o retraído. Por ello, a continuación hablamos sobre la vergüenza y te damos algunos consejos para ayudar a los niños más callados.

Cómo se sienten los niños callados y por qué son tímidos

Los niños callados y tímidos

¿Por qué hay niños que son más callados que otros? Muy sencillo. Al igual que los adultos, los niños tienen su propia personalidad y hay niños más extrovertidos que disfrutan de la interacción con otros niños, pero también hay niños más introvertidos que disfrutan jugando solos.

Esto suele chocar bastante a los adultos, en este caso a los padres, porque sabemos lo importante que es interactuar con otras personas y lo que influyen en nuestro desarrollo cognitivo y social. Sin embargo, los niños no tienen una concepción de qué es lo más adecuado o más importante para su desarrollo, simplemente interactúan cuando se ven seguros y cómodos. Jugar solo o no interaccionar con otros niños no tiene por qué ser un problema

Ayudar a los niños que son tímidos, vergonzosos y retraídos

Preocuparse por la timidez infantil

En el caso de los más introvertidos, suelen ser niños más callados y tímidos que solo interaccionan con otros niños cuando se ven seguros y están disfrutando de ese momento. No obstante, jugar con otros niños no suele ser su preferencia, pues suelen ser niños más introspectivos que disfrutan explorando el entorno por ellos mismos, observando a los demás, jugando apartados del resto de niños, etc. 

Cuando los padres observan a sus hijos jugando solos con mucha frecuencia o con una actitud retraída, lo suelen interpretar como aislamiento y esto suele ponerles en alerta, pues algunos trastornos como los Trastornos del Espectro Autista (TEA), tienen como sintomatología las dificultades en interacción social.

De ahí, la preocupación de muchos padres. ¿Es normal que juegue casi siempre solo? ¿Hay algún problema que se nos escapa? ¿Cómo podemos ayudarle para que juegue con otros niños y no sea tan callado?

4 pautas sobre la timidez infantil para ayudar a los padres

Ayudar a los niños callados y tímidos

Respondamos a todas las dudas de los padres de niños callados con algunas pautas.

1. No le presiones para que interactúe con otros niños o adultos
Si tu hijo ve que le estás observando o le presionas, se bloqueará. Lo que puede ser 'lo ideal' para los adultos, no tiene por qué serlo para los niños. Los padres vemos lo importante que es interaccionar con otras personas y hacer relaciones de amistad, pero los niños no le dan esa importancia e interactúan cuando les apetece y se sienten cómodos y seguros.

2. Déjalo explorar y observar a los demás
Observando también se aprende. Los niños aprenden, sobre todo, por observación; no tanto por indicaciones que podamos darles. Observar cómo responden o interactúan otros niños, puede ser un buen aprendizaje para los niños más tímidos.

3. Evita comentarios ofensivos
A veces por animar a los niños a que se relacionen con otros niños, les decimos comentarios como '¿Te ha comido la lengua el gato?', 'Si no les hablas, los niños no se van a querer juntar contigo', etc. Aunque nuestra intención sea la de animarle a que no sea tan callado, el efecto que logramos es el contrario. Solemos hacer el comentario delante de otras personas generándoles un bloqueo mayor, más vergüenza, malestar en la interacción social y por tanto, logramos lo contrario: rechazo a interaccionar con otras personas o iguales.

4. Valida sus emociones
Validar las emociones significa ACEPTAR lo que el niño está sintiendo en ese momento sin juzgar. Es decir, reconocer su emoción y normalizar. Por ejemplo: 'Es normal que te dé un poco de vergüenza hablar cuando entras a un sitio nuevo, a todos nos pasa', 'Sé lo nervioso que te pone tener que estar con niños que no conoces, pero cuando lleves un tiempo jugando con ellos, los nervios desaparecerán'.

¿Es la vergüenza un problema para los niños?

La vergüenza y los niños

Recuerda que la timidez no es ni una enfermedad ni un problema en sí. De hecho es muy normal en los primeros años coincidiendo con el inicio del miedo a la separación de los padres y como una respuesta lógica del niño frente a lo desconocido. La timidez es un mecanismo (bueno) de defensa frente a lo desconocido y puede trabajarse dando al niño diferentes estrategias para afrontar las situaciones que le causan timidez.

El grado de inflexión entre una timidez normal y otra que deba preocuparnos es el grado de incapacitación que ocasiona al niño para desenvolverse en el ámbito social o el escolar. Si aun así las dudas persisten, es importante contactar con un profesional que lo evalúe y así descartar o confirmar esas dudas relacionadas con algún Trastorno del Neurodesarrollo.

El aislamiento social por sí solo no suele ser un indicador de un posible trastorno. En estos casos, suele haber otros signos de alerta que también han de detectarse como el desarrollo del lenguaje, la mirada en las interacciones, intereses muy restringidos, etc.

Puedes leer más artículos similares a Niños callados - Cuándo debe preocuparme la timidez de mi hijo, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: