Por qué hay niños que se comportan peor en verano que en otras épocas del año

Recomendaciones para que la conducta de tu hijo no arruine las vacaciones familiares

¿Cuántas veces has escuchado decir ‘estoy como el tiempo’? Es un dicho clásico que utilizamos los adultos, sin embargo a los niños también les pasa. Suele ocurrir principalmente en verano, ligado a las vacaciones escolares, en los que muchos niños se comportan peor en verano que en otras épocas del año. ¿Qué razones o factores se pueden esconder detrás de este cambio de conductas?

Motivos por los cuales los niños se comportan peor en verano

comportamiento de los niños en verno

Hay muchos factores que influyen en el cambio de comportamiento de nuestros hijos en verano y además de afectarles a ellos también repercuten en la unidad familiar, la cual se ve perjudicada emocionalmente de forma negativa. Para lograr disfrutar de un verano armonioso, los padres nos tendremos que recargar de paciencia e inteligencia para liderar a los niños durante las 24 horas que tiene el día.

- El calor. Las altas temperaturas y la incomodidad que se genera en nuestro cuerpo hace que los niños estén más predispuestos al enfado, los berrinches y malos comportamientos.

- El aburrimiento. Para algunos niños las vacaciones pueden hacerse largas y a los padres se les agotan las ideas para entretener a sus hijos. Un niño aburrido intentará buscar la atención de los padres de la forma que sea, y en muchos casos en forma de malos comportamientos.

- Exceso de televisión u otros dispositivos. Muchos padres utilizan estas herramientas como método de entretenimiento. Utilizarlos en tiempos y contenidos inapropiados hará que tus hijos contengan más energía, estén más estresados y después la utilicen de forma negativa.

- Cambios en la educación. Es habitual que en las vacaciones de verano los abuelos u otras personas se tengan que hacer cargo del cuidado de los niños. Inevitablemente esto genera cambios en la educación y se notará en el comportamiento de tus hijos.

- Cambios de hábitos y rutinas. En esta época del año se suele alargar el día, levantarse más tarde, comer diferente, dormir en otros lugares, etc. Sin duda esto influirá negativamente en los niños y se reflejará en su comportamiento.

- Poco desgaste de energía. Si el niño acumula energía y no encuentra formas para expresarla, esta saldrá en forma de malos comportamientos y rabietas.

- Falta de autoridad por parte de los padres. En épocas de actividad normal, el peso de autoridad recae principalmente sobre los profesores, que son los que más tiempo pasan con los niños. Si los padres no han desarrollado la autoridad necesaria para guiar a sus hijos, lo verán reflejado principalmente en verano, momento que deberán guiarles durante todo el día.

Recomendaciones para que los niños se comporten mejor en verano

comportamiento de verano

¿Qué pueden hacer los padres para redirigir esta situación? 

- Vigila la hidratación de tu hijo. En verano nuestro organismo necesita más líquido para el buen funcionamiento. No olvides ofrecer agua constantemente a tus pequeños, de esta forma se sentirán más saludables y dispuestos a enfrentar el día con alegría.

- Asegúrate de que su alimentación es balanceada. Los cambios en la rutina alimenticia también cambian. Normalmente suelen hacerse comidas más rápidas y ligeras, pero no olvides incluir todos los nutrientes y vitaminas que ellos necesitan para el buen desarrollo.

- Controla su rutina de sueño. Está bien disfrutar de las horas de luz y de sol, pero no lo hagas sacrificando horas de sueño de tus pequeños. Ordena tus días para salir de la rutina respetando las necesidades básicas de tus hijos.

- Incentiva algún deporte o actividad física por la mañana. Hacerlo a primera hora del día ayuda a que tus hijos repartan mejor la energía. Notarás que el resto del día querrán realizar actividades más tranquilas y con menos carga energética.

- Ofrécele ropa cómoda y ligera. Si te gusta que tus hijos vayan de punto en blanco, recuerda que la comodidad y la ropa ligera en verano nos da confort, algo que también se verá reflejado en el buen comportamiento.

- Enséñales a disfrutar de la ‘no responsabilidad’. Edúcales para que sean ellos mismos los que tracen su plan diario y disfruten de sus elecciones. Es un buen momento para incentivar la creatividad y potenciar nuevas habilidades y destrezas.

La mayoría de las veces encontramos el confort y la felicidad en las cosas más simples de la vida. Aprovecha las vacaciones de verano para ser el héroe, el guía y el mejor influencer para tus hijos. Como decía Aristóteles: 'La felicidad reside en el ocio del espíritu'.

Puedes leer más artículos similares a Por qué hay niños que se comportan peor en verano que en otras épocas del año, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: