Juegos con agua del método Montessori que divierten y enseñan a los niños

Actividades Montessori con agua para que los niños aprendan y disfruten

Beatriz Martínez

Son muchas las bondades que podemos decir de María Montessori quien nos dejó un legado de sabiduría digno de tener en cuenta. Si nos fijamos en las enseñanzas para los más peques de la casa, vemos que la clave está en dejar que se relacionen e investiguen en su entorno para conseguir un aprendizaje lúdico que les ayude en su desarrollo físico y mental. ¿Cómo podemos trasladar esto a actividades concretas? Muy sencillo, mostrando al niño juegos en los que pueda hacer volar su imaginación. Estos juegos con agua basados en el método Montessori son ideales para tal fin. Son divertidas, enseñan mucho ¡y además las puedes hacer en casa!

Prueba con los niños estos juegos con agua basados en Montessori

Juegos con agua del método Montessori para los niños

El método Montessori se centra en permitir que sea el niño quien se haga dueño de su propio aprendizaje. Un aprendizaje lúdico en el que cada acción tiene su por qué. ¿Cuál es entonces el papel del adulto? Pues el de preparar el lugar adecuado: el orden y los elementos. Siendo además un observador que hace las veces de guía para estimular y orientar en la dirección adecuada.

Es dicho entorno preparado el que brinda al pequeño la posibilidad de centrarse en algo concreto que él mismo ha escogido. Lee las actividades para hacer con agua que aquí te dejamos y prepárate para pasarlo en grande.

1. ¿Flota o se hunde? ¡Es hora de investigar como los científicos!
María Montessori fue además de médica y maestra científica, por lo que siempre intentaba inculcar a sus alumnos esta disciplina. Si tú también quieres esto para tus hijos, comienza por juegos sencillos como este. Prepara un barreño y llena la mitad de agua. A continuación, coge unos cuantos objetos que tengas en casa y pregunta a tus hijos si creen que se van a hundir o van a flotar cuando los metan en el barreño. ¡Ya solo queda comprobar la respuesta!

2. Mezcla colores con gotas de agua
Esta actividad basada en el método Montessori consiste en poner tres o cuatros botes pequeños con agua y añadir unas gotas de colorante. Después se mezclan entre sí, con la ayuda de un cuentagotas, en otro recipiente para ver el color que sale de dicha mezcla. Divertido y educativo, ¿qué más se puede pedir?

[Leer +: La rueda cromática para mezclar colores]

3. ¿Y si pasamos la tarde pintando con globos de agua?
Sí, como lo oyes, los globos de agua se pueden convertir en un pincel excelente. Prepara unos cuantos globos de agua y varios colores de acuarela. El resto ya te lo imaginarás, moja un lado del globo en la pintura y ponlo sobre un cartón o cualquier otra superficie que sea de vuestro agrado. ¿Y si el globo se explota? ¡Risas aseguradas!

4. Un barquito de cáscara de nuez (con vela incluida)
Puedes usar para esta actividad Montessori una botella cortada por la mitad, unos corchos unidos con una goma, unos trocitos del churro que usas como flotador en la piscina o incluso la mitad de la cáscara de una nuez. Nosotros te aconsejamos que optes por las primeras opciones porque el barco será más grande y más fácil de manejar, pero todos los materiales reciclables que tengas por casa serán válidos. Una vez que tengas lista la base del barco, necesitarás un palito y un papel de forma triangular para hacer la vela. Una salida al parque en la que haya una fuente o un lago y los barcos estarán preparados para navegar.

También podéis hacer vuestro propio barco de origami. ¿Os atrevéis? ¿Que creéis que pasará cuando metáis el barco de papel en el agua? ¡Comprobadlo vosotros mismos!

5. Conchas, piedras y arena, ¡es hora de jugar!
¿Vas a ir de vacaciones a la playa? Si es así reúne piedras, conchas y un poco de arena. Se trata de jugar a los exploradores y limpiar con agua las conchas y las piedras. Hay que ver también qué sucede si se sumerge un poco de arena en el agua... ¿Sabes que las conchas y las piedras son perfectas para hacer manualidades? ¡Deja volar tu imaginación y verás que cosas más chulas se te ocurren!

6. ¿Cuántos vasos se pueden llenar con una botella grande?
Esta misma actividad basada en el método Montessori la hice yo la semana pasada con mi hijo. He de decir que la idea fue suya. Cuando se acabó el bote de gazpacho me dijo: '¿mamá, cuántos vasos son los que has llenado con el bote de gazpacho?' Así que nos fuimos a la cocina a comprobarlo. Llenamos el bote vacío de agua y lo fuimos echando en vasos pequeños hasta que se acabó. Tres y medio fue el resultado de la operación. ¡Mi peque se quedó encantado!

7. Sopa de flores y hojas secas
Este juego les encanta a los más peques de la casa. ¿Qué necesitas para hacerlo? Un cubo como el que te llevas a la playa para jugar en la arena, un poco de agua y pasar un rato en el parque. Como ya sabrás, se trata de preparar una rica sopa con flores, pierdas, hojas secas, palitos... Y todo lo que pueda ser susceptible de meterse en el cubo de agua. ¡Delicioso!

¿Cuál de estas actividades Montessori es tu favorita?

Puedes leer más artículos similares a Juegos con agua del método Montessori que divierten y enseñan a los niños, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.