Por qué debemos dejar que los niños elijan los libros que quieren leer

Lo que debes y lo que no debes hacer para estimular la lectura en los niños

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Entre las muchas cosas que podemos hacer padres, madres, maestros y tutores para incentivar la lectura en los niños está esta: permitir que sean ellos mismos quienes elijan los libros que se van a leer. Igual ahora te parece una cosa sin sentido, pero cuando veas la de razones que voy a darte y cuando descubras todas las ventajas que esto supone, ¡te lo tomarás muy en serio!

La lectura de los niños. ¿Qué debemos tener en cuenta los padres?

la lectura en los niños

Cualquier época del año y cualquier momento o excusa es buena para incentivar a los niños a que lean: vacaciones, tardes de lluvia en casa, el rato que esperamos a que nos atiendan en la consulta del médico... Y es que, cuando se trata de libros y cuentos, todo nos parece poco.

Sin embargo y a pesar de lo mucho que todos los padres queremos que nuestros hijos sean presentes y futuros lectores, en ocasiones se nos pasa por alto la importancia y la necesidad de que ellos también tengan voz y voto, ¡su opinión cuenta mucho!

Para que un niño o niña sienta curiosidad y motivación por la lectura, esta le debe resultar atractiva y, para ello, nada como permitirle que elija qué libro se va a leer, darle la opción para que lo lea con nosotros si así lo desea y hacerle preguntas cortas al final de la lectura como '¿qué te ha parecido?', '¿te ha gustado este personaje?'

Detalles como estos así como crearles su propia biblioteca en casa por pequeña que esta sea y respetar su propio ritmo de aprendizaje pueden marcar una gran diferencia en los hábitos de lectura de nuestros hijos o alumnos.

Motivos y razones para dejar que los niños escojan sus lecturas

dejar que los niños escojan sus propios libros

Les dejas elegir que eso ya de por sí es algo maravilloso, igual que cuando les preguntas qué quieren hoy para merendar, qué ropa se van a poner o si por la tarde quieren ir de paseo prefieren quedarse jugando en casa. Pero es que, además, si dejas que tus hijos escojan los libros que se van a leer estarás logrando todas estas cosas tan buenas:

- Desarrollan su identidad como lectores, lo ven como una actividad para ellos con la que aprender, disfrutar y pasar el rato.

- Aprender a pensar por sí mismos. Si siempre eliges por ellos no darás margen a que creen su propio pensamiento.

- Les transmitimos amor por la lectura.

- Mejoran sus habilidades en el campo de la lecto-escritura.

[Leer más: 10 libros que tiene que leer los niños antes de los 12 años]

- Se sienten más motivados, muestran más interés por los libros y todo lo relacionado con ellos.

- La curiosidad por saber más hace acto de presencia y eso, querida mamá o papá, hay que saber aprovecharlo al máximo en especial para ampliar sus conocimientos y su vocabulario.

- Descubren sus intereses, sus gustos, aquello sobre lo que quieren aprender más y también se dan cuenta de lo que no les gusta. ¡Aprenden a formarse su propia opinión! Y, por si fuera poco, les estás demostrando que respetas aquello que han elegido.

- Si les dejas escoger entre este o aquel libro y lees con ellos, no verán la lectura como una obligación sino como un pasatiempo.

- Dejas de lado los estereotipos. No importa si un niño juega con una muñeca, si una niña lee un cuento de monstruos o si un niño lee un libro de princesas. ¡Aquí todo vale!

Consejos para no desmotivar a los hijos con la lectura

estimular a los niños con la lectura

Aunque no te lo creas hay cierto tipo de cosas, actitudes, gestos y comportamientos, que si los llevas a cabo lo que lograrás será desmotivar a tus hijos con la lectura. Para hacer justo lo contrario, además de permitir que se lean un cómic, un libro con muchos dibujos y poca letra o uno que trate sobre animales fantásticos, prueba con esto otro:

 - Los libros que dejes a su alcance, además de ser variados y de su gusto, que sean acordes a su edad.

- Lee con ellos sus libros y lee tus propios libros delante de tus hijos pues, como ya sabes, eres una especie de espejo para ellos. Cultivar la lectura en casa y en familia es algo que no tiene precio.

- Mantén el compromiso con la lectura. No hace falta leer todos los días si no os apetece pero tampoco lo dejes olvidado durante semanas.

[Leer más: Cuentos infantiles para la hora de dormir]

- Enseña a tus hijos que con los libros también se aprende, lo que ellos quieran: de plantas, dinosaurios, historia...

- Las visitas a la biblioteca también son mágicas para potenciar e incentivar la lectura en los más peques de la casa.

- Proporciona a tu hijo un espacio adecuado para la lectura: una lámpara, un sofá pequeño, unos cojines en el suelo. Cualquier rincón de la casa bien ambientado puede convertirse en el rincón de la lectura perfecto.

- Comenta con tus hijos lo que lees tú y también muestra interés por lo que leen ellos, de este modo se darán cuenta que los libros son mucho más que un montón de páginas llenas de letras.

Puedes leer más artículos similares a Por qué debemos dejar que los niños elijan los libros que quieren leer, en la categoría de Lectura en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: