Cómo reconocer una adicción digital en la adolescencia

Cómo saber si mi hijo adolescentes está obsesionado con las nuevas tecnologías

Gabriela Matienzo
Gabriela Matienzo Psicóloga infantil

Es una realidad, los padres de adolescentes, estamos inmersos en un mundo muy diferente de aquel en el que fuimos niños; la tecnología nos inunda, nos enamora, nos acerca, nos aleja y a veces nos abruma.

A nadie le extraña ver todo el tiempo a personas detrás de una pantalla escribiendo, fotografiando su comida favorita para compartirla en redes sociales, buscando información sobre cualquier cosa, siendo guiada a su destino con el GPS, grabando un concierto en vez de ver al cantante que esta vez está enfrente y hasta buscando el amor… la lista sigue…. La duda es: ¿cómo reconocer una adicción digital en la adolescencia? ¿Dónde está el límite?

Claves para reconocer una adicción digital en la adolescencia

Cómo reconocer una adicción digital en la adolescencia

Vemos a nuestro hijo adolescente utilizar medios digitales gran parte de su tiempo desde la televisión, la computadora, el celular y la tablet hasta los videojuegos no es algo que nos quite el sueño. Pero ¿Cuándo es “demasiado”?

Son muchas las ganancias que los medios digitales le brindan a un joven que se encuentra en plena construcción de su identidad: seguridad, socialización, aprendizaje y diversión entre otras; sin embargo, cuando su uso empieza a generar una dependencia excesiva que termina en lo que podemos llamar una “adicción” las señales se hacen muy claras:

1. Falta de control e impotencia. Cuando se les aleja de estos medios, muestran reacciones exageradas, donde los podemos ver fuera de control, desesperados, impotentes y fuera de sí por recuperarlos.

2. Irritabilidad y angustia. Cuando vemos que nuestro hijo es incapaz de disfrutar un buen momento si no tiene a su lado su pantalla favorita y no solo eso, sino que además se muestra malhumorado, irritable y hasta agresivo hasta que vuelve a tenerlo en sus manos.

3. Abandono de actividades que antes disfrutaba. Cuando nos damos cuenta que gradualmente empieza a alejarse de actividades que antes disfrutaba por preferir quedarse en casa navegando o jugando.

4. El área familiar, social o escolar se ven afectadas. Cuando esta dependencia genera dificultades significativas ya sea en el área familiar (conflictos familiares), en el colegio (bajo desempeño académico) o en sus relaciones sociales (que pueden volverse cada vez más limitadas).

Causas de adicción digital en la adolescencia

Primero que nada, debemos preguntarnos: ¿qué encuentra nuestro hijo en estas actividades que han llegado a generar en él este grado de dependencia? No en todos, pero en algunos casos puede presentarse por las siguientes razones:

1. Situaciones familiares disfuncionales y conflictivas, que les hace preferir aislarse en un mundo virtual, que les haga olvidarse de las dificultades que les rodean.

2. Baja autoestima e inseguridad, muchas de las interacciones en estos medios, permiten un perfil anónimo o una personalidad más atractiva que les hace sentirse más seguros y confiados.

3. Pocas habilidades sociales, hay muchos jóvenes que carecen de habilidades sociales para convivir en un grupo y sentirse aceptados e integrados en su realidad, sin embargo, la tecnología puede brindarles oportunidad de socializar de otras formas o con nuevos círculos de amigos sin sentirse excluidos y sin necesitar desplegar cualidades que no tienen desarrolladas.

Cómo frenar a tiempo la adicción de los adolescentes a las nuevas tecnologías

Como padres es necesario observar en qué actividad digital es en la que está más enganchado nuestro hijo: la televisión, los videojuegos, el celular, la computadora, etc., tomando en cuenta esta información, es más fácil que podamos ayudarle a sustituir gradualmente la adicción digital por actividades reales que pueden ser para él mucho más satisfactorias tales como:

- Proponerle alguna actividad nueva que le entusiasme y para la cual tenga habilidades. Esto le dará la oportunidad de distraerse, integrarse con nuevas personas y aumentar su seguridad.

- Si descubrimos que su actividad es predominantemente social, como el uso del celular, debemos promover que invite más amigos a casa o que organice actividades con ellos para que sus interacciones se vuelvan más reales y divertidas.

- Si sentimos que la situación está fuera de control y especialmente si tiene que ver con factores como los mencionados anteriormente (situaciones familiares, baja autoestima, o pocas habilidades sociales) vale la pena buscar la ayuda de un profesional para evitar que la situación se salga de control.

No se trata de alejar a nuestro hijo de estas actividades, sino ayudarle a buscar el equilibrio y disfrutar de todo lo que la vida tiene para ofrecerle.

No olvidemos solidarizarnos y dejar también nuestras propias dependencias tecnológicas para convivir y disfrutar junto a él del mundo real.

Puedes leer más artículos similares a Cómo reconocer una adicción digital en la adolescencia, en la categoría de Nuevas Tecnologías en Guiainfantil.com.