16 buenos hábitos que los niños imitan de sus padres siempre

Los padres no debemos olvidar que somos el espejo donde nuestros hijos se miran a diario

Muchas veces nos centramos en todo aquello que no debemos hacer para no dar un mal ejemplo a nuestros hijos, pero ¿y qué hay de los buenos hábitos que les inculcamos y que los niños copian de sus padres? ¿Alguna vez has pensado en todo lo positivo que tus hijos imitan de ti? Si no lo has hecho, ahora es el momento, porque ser consciente de las buenas costumbres que les enseñamos a nuestros hijos e hijas hará que te esfuerces cada día en seguir alimentando esos hábitos sanos que tus hijos heredarán de ti.

Por qué los padres deben transmitir buenos hábitos a sus hijos

los buenos hábitos de los padres a sus hijos

Aunque en algún momento tus hijos crecerán y se harán independientes, si le inculcas buenos hábitos desde pequeños seguramente continuarán con ellos. Si aprenden a adquirir hábitos que impacten positivamente tanto física como emocionalmente, les habrás dado un gran regalo para su vida, ya que adquirirán recursos de manera naturalizada para ser felices.

Espontáneamente, nuestros hijos imitan todos nuestros buenos hábitos, así que si nos ven hacer ejercicio de manera habitual, lo más probable es que también desarrollen el gusto por el movimiento y mantenerse ágil toda su vida. Estos son los hábitos que los hijos imitan de sus padres. ¡Toma nota!

1. Una alimentación sana y variada
Si tus hijos ven que te gusta comer saludable, incluyes verduras, proteínas e hidratos saludables en tu dieta, ellos también se acostumbrarán a una alimentación equilibrada, lo que les aporta más posibilidades para que cuando crezcan continúen teniéndola. Además, por supuesto, les darás un gran regalo para su salud si durante su infancia mantienen una buena alimentación.

2. La práctica del ejercicio físico
Si mantienes una rutina constante de ejercicio será bueno para ti, pero también para ellos, ya que aprenderán la importancia de moverse y mantenerse ágiles. Un plus para que tus hijos se animen a hacer ejercicio físico como sus padres es implicarles en actividades familiares que supongan actividades físicas, por ejemplo, podéis ir a un centro deportivo algún fin de semana para practicar algún deporte juntos, en las salidas al campo llevar una pelota de voleibol, en el paseo al parque una comba...

3. La pasión por los libros
Para los niños será más complicado aficionarse a la lectura si nunca ven en sus padres que sea una actividad lúdica y divertida, es decir, si no lees en casa, difícilmente tus hijos lo harán. Si desarrollas gusto por la lectura, ellos también lo harán, así que de vez en cuando lee algún libro, alguna revista interesante o incluso cómics. También es importante que de vez en cuando comentes lo que estás leyendo con ellos. Lo importante es que viéndote se den cuenta de que la lectura es divertida y apasionante.

4. Valores como gratitud
Si adquieres el hábito de ser agradecido con la vida, seguro que tus hijos también lo harán de manera natural. Así que ya sabes, prueba a agradecer más, a sentir agradecimiento por las personas que te aportan algo bueno en tu vida, por las cosas que tienes y que te ocurren y exprésalo delante de tus hijos. Les estarás enseñando un gran valor indispensable para la felicidad.

Más buenos hábitos que los niños copian de sus padres cada día

buenos hábitos de los niños a los padres

5. La forma de relacionarnos con los demás
¿Te gustaría que tu hijo o hija no critique a sus compañeros de clase y aprecie a las personas por cómo son? Entonces el mejor ejemplo se lo puedes dar tú, siendo una persona que no juzga a los demás sin antes conocer bien los hechos o a las personas. Los niños imitan inconscientemente este tipo de formas de ser de sus padres. Si tú juzgas, ellos lo harán; si tratas de comprender los sentimientos de las personas, ellos también lo harán.

6. Nuestra capacidad por luchar por lo que queremos
¿Crees que tus hijos no se dan cuenta cuando te ven luchando por tus sueños? Claro que sí, es más, mientras lo haces aprenden estrategias básicas para lograrlo, como motivación, actitud positiva, autoconfianza...

7. Cómo superamos y afrontamos los problemas
Si tus hijos ven que no te das por vencido ante las situaciones difíciles, ellos adquirirán de forma natural algunas estrategias para reponerse ante los obstáculos. Esto les ayudará a enfrentarse a los problemas de la vida desde su más tierna edad.

8. Normas de convivencia y educación con el entorno
¿Eres amable con las demás personas? Si lo eres, probablemente tus hijos también lo serán con las personas de su entorno, ya que aprenderán de ti la importancia de la educación y de hacer sentir bien al prójimo.

9. Cómo tratamos a la madre naturaleza
Si reciclas, cuidas a los animales, si vas al campo asiduamente con intención de respetar y valorar la naturaleza, si te interesan las causas ecológicas... Todo esto tendrá un impacto positivo en tus hijos, que aprenderán a amar la naturaleza y respetarla. Recuerda que es esencial que las generaciones futuras cuiden un poquito más la naturaleza de lo que lo hemos hecho hasta ahora si queremos continuar viviendo en la Tierra.

[Leer más: Poema la Tierra está enferma]

12. Saber disfrutar de las pequeñas cosas de la vida
De darse una buena ducha, de tener una comida especial un día en casa, de ver un pajarito volando cerca, de reírse por un buen chiste... Si nuestros hijos ven en nosotros una actitud positiva en la que las ganas de disfrutar de la vida se convierten en un hábito saludable, entonces se llevarán esa gran lección en su día a día y en su vida adulta.

13. Realizar hábitos de higiene siempre
Los hábitos de higiene impactan directamente en nuestro bienestar a corto y largo plazo. Cepillarse los dientes, lavarse las manos correctamente, ser limpios al cocinar, mantener el cuarto ordenado.... No se trata de que el orden y la limpieza rijan nuestra vida, pero unos hábitos mínimos de higiene serán lo que nuestros hijos hereden de nosotros y transmitan a sus propios hijos en el futuro.

14. Cenar/comer en familia
Las comidas juntos, sin dispositivos electrónicos alrededor, con una buena conversación en la que la familia disfrute es un hábito muy sano que puedes inculcar a tus hijos. No te preocupes si un día tus hijos no están sonrientes en la mesa, ¡todos tenemos un día malo!

15. La importancia de las muestras de amor a los seres queridos
Decirse ‘te quiero’, darse un abrazo de vez en cuando, apreciar lo que los demás son, valorar lo que hacen por nosotros... Si solemos manifestar nuestro amor por los demás, por nuestros hijos, pareja, familia y amigos, ¡nuestros hijos aprenderán a hacerlo de manera natural!

16. Saber ser uno mismo
Quizás no es un hábito decir ‘no’, pero es una buena capacidad saber poner límites a situaciones y personas tóxicas. Es importante que nuestros hijos vean que somos capaces de hacerlo, de manera tranquila y sin alterarnos.

Puedes leer más artículos similares a 16 buenos hábitos que los niños imitan de sus padres siempre, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: