Enseñar a los niños a valorar lo que tienen - Educar en la moderación

9 claves para enseñar a tus hijos a ser moderados y a esforzarse por lo que tienen

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Como buenos padres, todos deseamos que nuestros hijos no pasen por las carencias que nosotros hayamos podido vivir, y además, queremos que disfruten de todo aquello de lo que nosotros no disfrutamos. Por una sonrisa de nuestros hijos, seriamos capaces de bajar la luna, ¿verdad? Sin embargo, no podemos caer en el error de crear niños caprichosos. Por el contrario, debemos aprender a educar en la moderación y enseñar a los niños a valorar lo que tienen y el esfuerzo que cuesta conseguirlo.

La importancia de educar en la moderación a tus hijos

Educar en la moderación a tus hijos

Desde esta perspectiva, los padres nos tenemos que hacer algunas preguntas: ¿qué clase de padres podemos llegar a ser?, ¿qué clase de hijos estaremos educando así?, ¿qué les queremos transmitir: moderación o excesos?, ¿cuál es nuestra guía de valores? Vale la pena detenerse un momento y reflexionar sobre estas cuestiones.

Niños tiranos, niños emperadores, niños violentos o caprichosos... ¿Te suena? Todos ellos pueden ser el resultado de darle todo, sin ninguna medida o moderación, a los pequeños de la familia. Estos niños no aprenden a valorar lo que tienen, ya que consiguen fácilmente todo lo que se proponen. 'Si no eres feliz con lo que tienes, no serás feliz con lo que te falta'.

El problema está en que nuestros hijos no saben apreciar el esfuerzo que realizamos sus padres para darles lo que tienen. Por ello, lo primero que deberíamos saberles transmitir es cómo ganarse lo que pueden llegar a tener. Es difícil sorprenderles porque están tan rodeados de estímulos que hacerles llegar algo nuevo y que puedan apreciarlo no resulta fácil, por lo tanto, lo segundo que deberíamos enseñarles es a mantener la ilusión lo más intacta posible.

Comportamientos, emociones, valores y hábitos forman parte de las enseñanzas y educación que los padres deseamos transmitir. Prestar atención a lo que el esfuerzo le puede enseñar, también forma parte de los niños moderados.

Cómo enseñar a los niños a valorar lo que tienen y desean

Así puedes enseñar a los niños a valorar lo que tienen

Entonces, ¿cómo podemos conseguir que los niños mantengan la ilusión, valoren el esfuerzo y aprendan a ganarse lo que tienen? Las pautas o tips que te proponemos a continuación te ayudarán a enseñar a los niños a que valoren lo que tienen:

1. Enseña a tus hijos a no envidiar lo que tienen otros niños. Lo importante no es lo que tenemos, sino lo que hacemos con lo que tenemos. Podemos estar rodeados de muchas cosas pero no disfrutar con nada. Cada niño tiene lo que tiene y lo importante es saber disfrutarlo. Esta es una lección que debemos transmitir a nuestros hijos, pero que también nos ayudará a nosotros a ser más felices.

2. Enseña a tus hijos a relacionarse con el dinero de manera equilibrada. Puedes hacer una lista con sus pequeños gastos o caprichos, y así mostrarles lo que cuestan las cosas.

3. Haz que se sientan orgullosos de sus logros. Si entienden que conseguir ciertas cosas pueden suponer un esfuerzo por su parte, llegarán a comprender que lo que consiguen es por su logro y eso hará que sienta orgulloso y valoren más lo que tienen.

4. Valorar el esfuerzo. Este punto está unido a los dos puntos anteriores. Además, muéstrales a tus hijos cómo ser pacientes. Para educar a los niños en la moderación hay que mostrarles que las cosas no se consiguen en el momento en el que se piden, sino que tenemos que saber esperar y esforzarnos para lograr lo que deseamos.

5. Los niños deben aprender a jugar de tal manera que sus juguetes no se rompan. Es importante que disfruten con ellos, pero también que aprendan a cuidarlos para que duren más. También debemos enseñarles a valorar y mantener el orden en casa y su habitación

6. Muéstrales cómo ser generosos. Esto significa enseñarles a compartir, e incluso a regalar si así lo desean, algunas de sus cosas que no usen a otros niños que las necesiten y no tengan. Puedes llevar a tus hijos a una ONG y podéis realizar alguna actividad de voluntariado que le enseñe a ser generoso.

7. Enseña a los niños a tomar decisiones. 'Tienes que elegir entre esto y esto', y así también valorarán más lo que tienen porque ha sido su propia decisión.

8. Para educar en la moderación, muéstrales a tus hijos cómo hacer regalos que más que valor económico tengan valor sentimental; lo que conocemos como regalos emocionales. Una carta, una tarjeta hecha por él o ella, una cajita adornada... ¡Imaginación al poder!

9. Enséñales a ahorrar para conseguir lo que desean comprarse o tener. Cómprales una hucha y haced un panel de tareas realizadas y sus correspondientes monedas ganadas por llevar a cabo esa tarea. Tengamos en cuenta que no es necesario que el niño (dependiendo de la edad) maneje el dinero real, se les puede comprar monedas de juguetes o realizarlas vosotros mismos, y esas monedas ficticias se convertirán en reales cuando se haya llevado a cabo el esfuerzo por su parte. Cread vuestro propio sistema monetario para equilibrar esfuerzo, logros y costes.

Transmitir a los niños el esfuerzo que requieren las cosas

El esfuerzo y que los niños valoren lo que tienen

Si acostumbramos a nuestros hijos a darle lo que piden en el momento en el que lo piden, si no les dejamos que se ilusionen por las cosas o a conseguir las cosas con esfuerzo, estaremos enseñando a NO VALORAR. Responsabilidad, autonomía o toma de conciencia son imprescindibles en este proceso de valoración. Todas estas serán habilidades muy apreciadas cuando nuestros hijos se conviertan en adultos maduros.

Por último, no olvides dejar hacer a tus hijos. Ya sea por las prisas o para que quede bien, los padres nos sentimos tentados a hacerles las cosas a nuestros hijos (hacemos su cama, recogemos su habitación, cumplimos con sus tareas, les hacemos los deberes...) Pero si todo se lo hacemos nosotros tampoco estarán aprendiendo a valorar el esfuerzo, a valorar las cosas, o a sentirse importantes por sus logros.

Para acabar, recuerda que lo importante no es lo que tienen, sino el tiempo de calidad que somos capaces de disfrutar con ellos, y para disfrutar del tiempo no son necesarias tantas cosas.

Puedes leer más artículos similares a Enseñar a los niños a valorar lo que tienen - Educar en la moderación, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.