Frases tóxicas que debes evitar decirle a tu hijo varón hoy, mañana y siempre

Creencias limitantes que no debes inculcar NUNCA a un niño y qué debes aprender a cambiar

Los padres tienen una labor importante y fundamental en la educación de sus hijos. Debemos enseñarles valores para respetar al ser humano sin diferencias de cultura, idioma, color, procedencia o cualquier otra índole. Por otra parte, a no hacer distinción entre niños y niñas. Y aquí quizás somos nosotros los padres los que erramos al pronunciar una, dos y hasta varias frases tóxicas que deberíamos evitar decirle a nuestro hijo varón

Expresiones dañinas y tóxicas que nunca debe escuchar de ti tu hijo varón

frases tóxicas de los padres a los niños varones

Afortunadamente, cada vez somos más conscientes de los motivos por los cuales debemos educar en igualdad de género y que por el hecho de ser niño no le exime a hacer o dejar de hacer determinadas cosas por ser ‘estipuladas para niñas’. Sin embargo, aún en familias consientes de educar en igualdad, quedan hilos en su subconsciente que hacen que duden de ciertas actitudes y que sin querer trasmitan mensajes contrarios al que realmente quieren mandar a sus hijos varones.

Las creencias y experiencias se van instaurando en nuestro subconsciente desde que somos niños y determinan la forma que experimentamos la vida de adulto, interfiriendo también en la forma que educamos  en un futuro a nuestros hijos. Estas pueden fortalecer o limitar y pueden ser las responsables de que enviemos mensajes contradictorios a nuestros hijos.

Algunas de estas creencias hacen que inconscientemente hables a tu hijo con expresiones tóxicas, que a la vez generan en ellos creencias limitantes, y que harán que no vean con igualdad a las niñas. Las creencias limitantes son las culpables de que envíes mensajes tóxicos a tus hijos varones. Aquí te dejo algunas de las frases que no debes decirles.

1. ‘Los niños no lloran’
Este tipo de frases hacen que el niño se sienta culpable y avergonzado. Mejor hazle ver que él también tiene un lado femenino y que es muy bueno aprender a valorar y explorar. Le ayudará a conectar con otras expresiones de creatividad.

2. ‘¿Por qué eres tan sensible?'
Reprochar a un niño por ser sensible, hace que reprima sus emociones y no aprenda a gestionarlas. Acepta a tu pequeño tal y como es. ¡Por dentro y por fuera es perfecto!

3. ‘Esas actividades no son para ti’
Que un niño juegue con muñecas o a cocinitas no está bien visto para algunos padres. Sin embargo, es una forma natural de experimentar el mundo. Él niño solo repite nuestras actividades cotidianas en forma de juego. Si ve a su mami hacer la comida, por qué no imitarla.

4. '¿Por qué solo juegas con niñas?'
Hay padres que se preocupan por las afinidades femeninas que tiene su hijo y se adelantan a sentenciar su sexualidad. Cuando lo haces, inconscientemente lanzas mensajes a tu niño para que sea él mismo el que empiece a dudar sobre sus preferencias.

5. ‘No falles, tienes que ser un campeón'
Le cargas de una gran responsabilidad cuando utilizas esta frase. Puede que el niño deje de experimentar algunas actividades para no fallar a sus padres.

6. ‘Mira Juanito qué bien lo hace'
No le compares diciéndole que debe ser más hombrecito o tener más valor que otro. Esto daña la autoestima del niño y afecta a la relación que tienes con tu hijo.

Descubre qué creencias limitantes tienes y aprende a ponerlas fin

poner fin a las creencias limitantes de los padres

Te invito ahora a reflexionar sobre tus creencias limitantes, para que observes de qué forma interfieren en la educación que das a tus hijos varones. Practicaremos una técnica utilizada en Programación neurolingüística (PNL) para que puedas eliminar de tu subconsciente frases y comportamiento que no permiten que tu pequeño vea con igualdad al sexo opuesto.

- Hazte las siguientes preguntas

  • ¿Dejas que tu pequeño juegue con cocinitas, muñecas o otros juegos ‘estipulados para niñas’?
  • ¿Educas a tus hijos para que realicen tareas del hogar, como lavar platos o poner la mesa?
  • ¿Te preocupa que tu niño se relacione solo con niñas?
  • ¿Alguna vez le has dicho a tu hijo que no a algo por contemplar que es para niñas?

- Reflexiona sobre el tipo de creencias

  • ¿Qué cosas te decían tus padres con respeto al sexo opuesto? Por ejemplo, ‘Los niños no lloran’ o ‘las niñas no pueden jugar a futbol’.
  • ¿Qué creencias se instauraron en el entorno escolar y entorno social?

- Hazte preguntas sobre tus creencias actuales

  • ¿Cuáles de las anteriores creencias crees que aún están presentes en ti?
  • ¿De qué forma puede estar presente en la educación que les das a tus hijos varones?

 - Decide cambiar las creencias limitantes que has descubierto

  • Escribe cuales son las creencias limitantes (las que quieres cambiar) y pregúntate: ¿Que sostiene esa creencia? Quizás tu entorno, la familia, alguna experiencia…
  • Escribe el mismo número de creencias pero en este caso que sean positivas y que contradigan o pongan en duda las creencias limitantes (antes descriptas). Por ejemplo, he visto a ‘x’ hombre llorar y demostrar sus emociones y no ha pasado nada malo.
  • Por último, enfócate en la nueva creencia (positiva) y actúa como si fuera cierta.

Puedes leer más artículos similares a Frases tóxicas que debes evitar decirle a tu hijo varón hoy, mañana y siempre, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.