El resplandor del embarazo o el brillo especial de muchas embarazadas

Es una etapa en la vida de una mujer en la que se producen cambios que pueden tener efectos positivos en la piel

Andrea Cardozo

¿Estás embarazada? Seguro que tu pareja, tus familiares y amigos te han hecho halagos diciéndote lo bella y radiante que te ves, y lo bien que te ha sentado el embarazo. Bueno, de eso se trata el resplandor del embarazo, de ese brillo especial que tienen todas las mujeres embarazadas. ¿Por qué será? Durante esta hermosa etapa, ocurren muchos cambios fisiológicos, producto de las modificaciones vasculares, hormonales y metabólicas que ocasionan que tu piel se vea más saludable y luminosa.

Por qué se produce el resplandor del embarazo en la mujer

el resplandor del embarazo

Yo siempre digo que las embarazadas tienen un brillo especial en su rostro, y es que se trata de una etapa en la vida de una mujer en la que se producen cambios que pueden tener efectos positivos en la piel:

- El volumen de sangre se incrementa cerca de un 50%. Esto ocurre para cubrir todas tus necesidades y las de tu hijo en este proceso de formación (tu útero recibirá una adecuada irrigación para garantizar los requerimientos metabólicos del feto). Este aumento en el volumen de la sangre ocasiona un mayor transporte en los vasos sanguíneos y hace que la piel se vea sonrosada, especialmente, las mejillas, donde tenemos muchos capilares.

- Al aumentar la circulación sanguínea, también aumenta el transporte de oxígeno a todo tu cuerpo, por lo que todas tus células se limpian con mayor frecuencia y la piel luce más sana.

- También ocurren cambios en los niveles hormonales, que hacen que las glándulas sebáceas secreten más grasa y la piel del rostro luzca con un ligero brillo.

- Por otro lado, tu cuerpo retendrá más líquido de lo habitual, por lo que el tejido cutáneo estará más cargado de agua y tu piel tendrá un aspecto más terso.

La importancia de cuidar la piel durante los nueves meses de gestación

la piel en el embarazo

Y como no todo es color de rosa y esplendoroso, recuerda siempre tomar tus precauciones. Algunos de los causantes de este aspecto favorable en la piel de las embarazadas también traen consigo desventajas que deben considerarse, por lo que acá te dejo algunas recomendaciones:

- Particularmente, los cambios hormonales pueden ocasionar que tengas una mayor tendencia a generar acné, sobre todo, si tu piel tiende a ser grasa desde antes del embarazo. Esto hace que debas extremar las medidas de higiene, principalmente en el rostro, el pecho y la espalda. Por lo tanto, te recomiendo utilizar desmaquillantes libres de aceites y jabones con ph neutro para todo el cuerpo. Realiza una limpieza profunda en tu rostro con productos para el cuidado de piel sensible e ingredientes naturales.

- Luego del baño, aplica en todo tu cuerpo una crema humectante con vitaminas A y E, que lo mantengan hidratado y favorezcan la suavidad de tu piel. Aprovecha ese momento para darte un suave masaje en todo tu cuerpo, con ello harás un pequeño drenaje del exceso de líquidos acumulados en tu piel, evitando posibles edemas, principalmente hacia el final del embarazo.

- No salgas de tu casa sin haberte colocado previamente el protector solar, que debe contener un elevado factor protector (mínimo SPF30) y con bajo contenido graso. Prefiere una crema hidratante con protector solar, los de consistencia grasosa pueden tapar los poros y contribuir con el acné. Incluso, si realizas teletrabajo o pasas muchas horas frente al computador, conviértelo en parte de tu rutina matutina.

- También evita tener largas exposiciones al sol y, si debes hacerlo, agrega un sombrero como medida de protección. Todo esto reducirá el riesgo de la aparición de manchas oscuras en el rostro, llamado cloasma gestacional o melasma, que pueden llegar a presentarlo el 50% de las embarazadas. Según explica el informe 'Guías de diagnóstico y manejo de melasma', elaborado para la revista médica Mediagraphic, 'el factor de mayor importancia que contribuye a la aparición de esta dermatosis es la exposición a los rayos ultravioleta'. 

Y, por último, solo me queda decirte: ¡Felicidades si estás pasando por esta etapa! Recoge tu cabello (que también se verá más abundante y con más brillo durante este tiempo) para resaltar la lozanía de tu rostro, consiéntete con unos masajitos relajantes y tonificantes de tu piel, mantén tus manos y pies arregladitos, (una manicura y una pedicura realzarán tu belleza) y ¡disfrútalo a plenitud!

Puedes leer más artículos similares a El resplandor del embarazo o el brillo especial de muchas embarazadas, en la categoría de Cuidados - belleza en Guiainfantil.com.