Los mejores remedios caseros para combatir las estrías en el embarazo

Consejos para cuidar tu piel durante el embarazo

Virginia Vicente Pascual

En el embarazo, la piel de tu abdomen se tendrá que estirar y es probable que aparezcan algunas estrías, que también se pueden localizar en los senos, piernas y glúteos. Si quieres prevenirlas, debes mantener la piel bien hidratada. Aquí te dejamos algunos consejos caseros para combatir las estrías en el embarazo.

14 consejos para caseros para combatir las estrías en el embarazo

estrías en el embarazo

La piel durante el embarazo, sobre todo la de la tripa, aumenta su volumen, lo que hace que aparezcan las odiosas estrías. Algunas mujeres embarazadas no tienen, pero suele ser poco común. El cuidado de la piel es básico para reducirlas o, incluso, evitar su aparición. Toma nota de los siguientes remedios caseros para combatir las estrías. 

1. Aceite de oliva
El aceite de oliva es buenísimo para hidratar y nutrir la piel porque actúa como antioxidante y mejora la circulación sanguínea. Una curiosidad: es mejor aplicarlo en caliente. 

2. Aceite de rosa mosqueta
El aceite de rosa mosqueta mantiene la elasticidad de la piel, y, de hecho, se usa para mejorar el aspecto de las cicatrices. El mejor aceite es el que resulta de la primera presión en frío y sin refinar, 100 % puro y natural. Aplícalo directamente sobre el vientre, las piernas y los glúteos.

3. Aceite de ricino
Otro aceite que ayudará a prevenir la aparición de estrías es el aceite de ricino, que favorece la producción de colágeno en la piel. El truco es que esté algo tibio, así que caliéntalo antes de aplicártelo con un ligero masaje circular. Es mejor que te lo pongas por la noche y, así, podrás dejarlo actuar.

4. Aceite de caléndula
La caléndula le vendrá muy bien a tu piel, porque promueve la renovación celular, ayudando a minimizar las estrías.

5. Aceite de coco
El aceite de coco contiene ácidos grasos y vitaminas como la E y la K, que favorecen la producción de colágeno y elastina. Aplícalo en líquido o sólido con un suave masaje.

6. Aceite de almendras
El aceite de almendras es otra alternativa. Es antioxidante, contiene vitamina E, nutrientes esenciales y omega 3 y omega 6.

7. Zumo de limón
El ácido cítrico del zumo de limón actúa sobre la epidermis, ayudando a reducir las estrías. Solo tienes que exprimir dos limones en un vaso de agua y aplicarte el líquido resultante en la zona afectada.

8. Claras de huevo
Otra cosa que tienes en tu nevera y que previene y trata las estrías por las proteínas y aminoácidos que contiene es la clara del huevo. Tienes que romper dos huevos y separar la clara de la yema y después unir las claras y batirlas en un plato hondo. Ponte las claras en la zona a tratar y deja que se sequen en tu piel. Después lava la zona con agua fría.

9. Azúcar
¿Sabes que puedes usar el azúcar como si fuera un exfoliante para tu piel? El mejor momento para utilizarlo es justo cuando te metas en la ducha. Mezcla una cucharada de azúcar con zumo de limón y aplica la mezcla sobre la zona que desees con movimientos circulares durante 5 minutos. Después, aclara la zona con la ducha.

10. Alfalfa
La hoja de alfalfa tiene aminoácidos y vitamina E y K. También tiene propiedades fungicidas. Tienes que mezclar la alfalfa en polvo con algo de aceite y frotar la pasta resultante sobre la piel.

11. Aloe vera
El aloe vera calma y aporta frescura a tu piel. Pero lo más importante es que regenera las células y tejidos. Estimula el colágeno y la elastina y lucha contra el envejecimiento de la piel.

12. Manteca de karité
La manteca de karité te dejará la piel muy suave gracias a sus aceites y ácidos grasos esenciales que favorecen la reparación de la dermis. Aplícatela después de salir de la ducha.

13. Cola de caballo
La cola de caballo, que podrás encontrar en herbolarios, es otro potente regenerador de la piel porque contiene silicio, pero esta opción necesita una preparación previa. Debes mezclar un litro de alcohol a 40° con 100 gramos de cola de caballo, y dejarlo reposar 30 días. Después añade 10 gotas de limón y medio litro de agua. ¡Ya está listo para dártelo con masajes circulares!

14. Bebe agua
Además de tratar la piel por fuera, debes hidratarte por dentro. Para ello beber agua es fundamental. Tomar 10 vasos al día también ayudará a prevenir la aparición de estrías.

¡Y no olvides seguir cuidando tu piel también después de dar a luz! ¡Ahí pueden atacar de nuevo las estrías por la pérdida repentina de peso y volumen!

Puedes leer más artículos similares a Los mejores remedios caseros para combatir las estrías en el embarazo, en la categoría de Cuidados - belleza en Guiainfantil.com.