Las vacunas más recomendadas para la mujer en el embarazo

La vacunación de una embarazada debe hacerse en el segundo y tercer trimestre de gestación

Armando Magaña Cobos
Armando Magaña Cobos Pediatra experto en Alergología

El periodo de los primeros tres meses del embarazo es crítico en la formación de tu bebé. Cualquier agresión podría llegar a causar una alteración estructural importante y de consecuencias graves, es por eso que los médicos tratamos de hacer los tratamiento mínimos indispensables en ese periodo, incluyendo vacunas. 

Aún así, existen una serie de vacunas más recomendadas para el mujer en el embarazo, y es que se ha visto que un bebe prematuro tiene muy pocos anticuerpos de la madre en su sangre y un bebe de termino tiene muchos anticuerpos, incluso más que la mamá, lo que deja muy claro que el mayor paso de defensas pasivas (anticuerpos) sucede en los dos últimos meses del embarazo.  

Las vacunas más recomendadas para la mujer en el embarazo

vacunas más indicadas en el embarazo

La vacunación en una embarazada debe de ser en el segundo y tercer trimestre de gestación, para que ya no representar riesgo en la formación del bebé y tener mas efectividad en la formación de defensas, tanto para la mamá como para el pequeño. ¿Qué vacunas debe son las más indicados en este periodo de la vida de la mujer? 

Vacuna Tdap contra Tétanos, Difteria y Pertusis
El tétanos neonatal aún causa muchas muertes a nivel mundial, especialmente en zonas de poca higiene, ya que, al momento del parto, si el lugar o el material está sucio, podría estar contaminado con toxina tetánica y ser la causa del tétanos. 

Esta vacuna está muy estudiada durante el embarazo y se sabe que su nivel de protección es muy elevado. La mayoría de los casos de tétanos neonatal se presenta en bebés de mujeres no vacunadas. La vacuna protege a la mamá y al niño. 

Si la mamá nunca ha sido vacunada o tiene su esquema de vacunación incompleto (menos de 3 dosis) entonces deberá de recibir dos dosis: la primera, al menos 60 días antes del nacimiento, y el refuerzo, por lo menos 20 días antes del nacimiento.  Si la mamá tiene su esquema de tres dosis, pero han pasado más de 5 años de su aplicación, se recomienda aplicar un refuerzo 60 días antes del nacimiento.

Otro objetivo importante de esta vacuna es proteger contra la tosferina causada por pertusis, una enfermedad seria a cualquier edad, pero más en el recién nacido (actualmente mueren cerca de 20 bebés al año en Estados Unidos por tosferina).

La mitad de los bebés que les da tosferina en el primer año requieren tratamiento intrahospitalario. Lo más peligroso de la tosferina en los recién nacidos es que no les provoca la tos intensa que la caracteriza en otras edades. Los bebés menores de 6 meses lo pueden manifestar con un paro respiratorio y coloración azul de labios y piel.

Al aplicarte la vacuna Tdap durante el embarazo producirás defensas contra estas enfermedades y algunas de estas defensas pasarán a tu bebé antes de nacer. Esas defensas protegerán al niño por un periodo corto después de nacer.

Influenza
El embarazo produce cambios en tu corazón, pulmones y sistema inmune, que te hacen más susceptible a tener un cuadro de influenza más grave. El tener influenza durante el embarazo produce riesgo a tu bebé de parto prematuro.

La vacuna contra influenza es segura en cualquier momento del embarazo. Debido a que la enfermedad de influenza representa riesgo importante de complicaciones durante el segundo y el tercer trimestre, la vacuna está indicada en cualquier embarazada que esté más allá de la semana 14 de embarazo y hacerlo en la época de mayor circulación del virus en su hemisferio: en el hemisferio norte es entre noviembre y marzo, en el hemisferio sur, de abril a julio.

Hepatitis B
Lo ideal es que, durante el embarazo, el ginecólogo indique una prueba de sangre para saber si la mamá es portadora de antígenos de superficie de hepatitis B, lo cual indica que la mamá es portadora del virus y lo puede transmitir al bebé.

Si la prueba es positiva, el bebé al nacer debe recibir una dosis de inmunoglobulina contra hepatitis B y una dosis de vacuna de hepatitis B en las primeras 12 horas de nacido. Después debe completar su esquema de vacunación conforme corresponde a su cartilla. El número de dosis y la fecha dependerá de la edad y peso al nacer.

Esta vacuna no está indicada en el embarazo, la mencionamos aquí porque es muy importante hacer los estudios para saber el estatus de portador del virus en la mamá y la gran importancia de empezar la vacunación en el bebé en las primeras 12 horas de vida.

Las vacunas de la mamá embarazada protegen al bebé por tres mecanismos:

- Paso a través de la placenta de anticuerpos (defensas).

- Paso de anticuerpos después de nacer en la leche materna.

- Al tener menor riesgo de enfermar la mamá, tiene menor riesgo de contagio el bebé.

Lo ideal es revisar tu esquema de vacunación antes de quedarte embarazada, para que si te falta alguna vacuna la apliques al menos un mes antes de quedar embarazada. Ese es el caso de las vacunas de virus vivos atenuados, como la rubéola, que tiene una presentación congénita.

Si te enfermas de rubéola durante el embarazo, esta puede causar un aborto o malformaciones en tu bebé, pero si estás vacunada, el niño estará protegido (la protección se obtiene de la vacuna triple viral o SRP que por lo general se aplica en la infancia y permanece la protección, pero debes de  revisar que no te falte esta vacuna)

Por todo ello, es importante mantener tu cartilla de vacunación a lo largo de toda la vida, no solo en la infancia, eso podrá ayudar a tu doctor a saber que vacunas requieres.

Puedes leer más artículos similares a Las vacunas más recomendadas para la mujer en el embarazo, en la categoría de Quedar embarazada en Guiainfantil.com.