Enema en el parto. Tus dudas sobre esta práctica antes de dar a luz

Situaciones en las que se recomienda y momentos en los que no se considera necesario

Guiainfantil.com

Ha sido una práctica habitual durante décadas en todos los hospitales, pero en la actualidad no todos los centros ponen en práctica este tratamiento. ¿Hay que poner enema en el parto a la mujer embarazada? ¿En qué casos es más recomendable? ¿Cuáles son las ventajas, si es que las tiene? Si estás a punto de dar al luz, seguramente tengas todas esta dudas. ¡Veamos una por una! 

Qué es un enema

qué es un enema

Podríamos concretar que 'cada maestrillo tiene su librillo', es decir, dependiendo del especialista que atienda a la madre en el parto, indicará si es necesario o no ponerlo, pero no existe una opinión oficial sobre este tratamiento. De hecho, los estudios comparativos para valorar las mujeres que se lo pusieron en relación con las que no lo han hecho no arrojan diferencias significativas que hagan que la balanza se incline hacia un lado u otro.

Antes de todo conviene explicar, ¿qué es un enema? Es un líquido que se administra por vía anal para vaciar el colon. Los enemas pueden llevarse a cabo por razones médicas o de higiene, con fines diagnósticos, o como parte de otras terapias.

En qué casos se recomienda y en qué situaciones no 

administrar un enema en el parto

Cuando el parto es natural, es decir no es inducido, es probable que el intestino se haya preparado de forma espontánea y haya evacuado suficientemente los días anteriores al parto, realizando una limpieza intestinal que evitará el enema. Y, en estos casos, no sería recomendable. 

Tampoco es necesario si la madre ha tenido diarrea en esos días anteriores porque el recto estará suficientemente limpio y un enema podría provocar malestar, escozor… Pero sí parece que está indicado en el caso de haber estado estreñida o si el parto es inducido, ya que esa limpieza no se habrá producido.

Si durante la exploración a la madre, el especialista considera que hay un exceso de heces retenidas es recomendable ponerlo, ya que podría dificultar que la cabeza del bebé se encaje con facilidad.

Ventajas del ponerse un enema en el parto 

enema en el parto, ¿sí o no?

En muchos hospitales, presentan a la madre 'El plan de parto', en el que se realizan diferentes preguntas a las que hay que dar el consentimiento. Entre ellas, está el enema. Y ahí es dónde se puede decidir con total libertad, pero para que tengas suficientes criterios para decidir, te quiero ayudar: 

- Cuando se pone un enema, el intestino se moviliza y por cercanía también lo hace el útero. Esta movimiento es bueno porque provoca que el parto comience antes.

- A muchas mujeres les resulta desagradable ponerse un enema, porque cuando están empujando no saben si lo estás haciendo con el útero o es el intestino el que está en movimiento. La presión que se ejerce hace que todo salga, incluidas las heces. No es una situación grave (solo molesta) para el feto porque las matronas siempre están pendientes de que no haya contaminación ni para la madre ni para el bebé.

- ¿Previene infecciones? No se ha descrito que las mujeres a las que no se les ha puesto el enema sufran más infecciones o que el bebé tenga mayor riesgo de enfermar. La matrona o la obstetra están siempre muy pendientes de que no se contamine.

- Un recto limpio hace que el bebé salga con más facilidad. Si no hay suficiente hueco, siempre será más difícil.

En cualquier caso, muchas mujeres prefieren no ponérselo por cuestiones de pudor, ya que creen que se van a sentir violentas si expulsan heces al empujar. A veces pensar en esta situación genera tal estrés, que impide vivir el momento de forma tranquila. Si te vas a sentir mejor y no te han ofrecido el enema, díselo al personal que te atiende para que lo valore.

Siempre es conveniente y respetuoso, consensuar con la madre y preguntarle si querría someterse a esta práctica. ¡Es la actitud más correcta! A veces se puede pensar que es una agresión, pero no creo en esa idea, porque siempre que se haga será o por que la madre ha tomado la decisión o por que el especialista pueda considerar el beneficio de este tratamiento de cara a un mejor parto.

Texto: Olga García, Ginecóloga de SESMI (Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa)

Puedes leer más artículos similares a Enema en el parto. Tus dudas sobre esta práctica antes de dar a luz, en la categoría de Parto en Guiainfantil.com.