Las 5 dudas más comunes de las mujeres embarazadas antes del parto

Informarte de lo que vendrá puede ayudarte a tranquilizar tu mente y sentirte más segura

Sandra Llorente

A todas las mamás nos pasa, sobre todo si somos primerizas. Durante todo el embarazo solemos tener dudas sobre cómo reaccionará nuestro cuerpo o si nuestro bebé estará bien, pero es a partir del tercer trimestre cuando comenzamos a tener un millón de dudas sobre ¡absolutamente todo! Como no eres las única, aquí tienes un listado con las 5 dudas más frecuentes de las mujeres embarazadas antes del parto. 

Qué siente una mujer embarazada antes del parto 

dudas de la embarazada antes del parto

Las dudas antes de dar a luz pueden generarnos gran ansiedad durante el embarazo, sobre todo si somos mamás primerizas, incluso con aquellas que aparentemente son fáciles de solucionar. Por ejemplo, una de las últimas dudas que a mí me surgió antes de mi parto fue qué tipo de toallas femeninas (o compresas higiénicas) usar en el postparto.

No os lo vais a creer, pero una noche me desperté con esta duda a las 4 a.m., y no pude dormir hasta que miré en Internet un poco de información al respecto, aunque reconozco que la mejor manera de quedarme tranquila sobre esto fue preguntando a algunas amigas que ya habían tenido hijos.

Sin embargo, hay otras dudas que se seguirán manteniendo en nuestra mente, probablemente, hasta que no vivamos la experiencia de dar a luz y tener a nuestro bebé en brazos. En realidad, lo mejor que podemos hacer para quedarnos un poco más tranquilas es informarnos de manera consciente, ya sea a través de las revisiones en consulta ginecológica o con nuestra matrona.

Preguntar a otras mujeres que ya han pasado por el parto y la maternidad también ayuda mucho, pero siempre hay que hacerlo con ciertas reservas, porque cada mujer y cada madre es un mundo, y lo que puede ayudarle a otra no significa que pueda ayudarte a ti. En general, para la mayoría de las mujeres, cuanta más información de calidad tengamos, más serenas llegamos al momento de dar a luz y de ser mamás. Estas son algunas de las dudas más comunes que tienen las embarazadas antes del parto.

¿Dolerá mucho dar a luz?

dolor antes del parto

Muchas mujeres se sienten verdaderamente atemorizadas ante el parto, tanto que algunas toman la decisión de practicarse una cesárea programada sin que haya ningún motivo médico de riesgo que obligue a una operación. Por supuesto, esta es una decisión totalmente libre para las mamás, pero si has decidido tener un parto natural aunque sientes ansiedad y miedo ante la perspectiva de tu decisión, debes saber que hay muchas maneras de prepararte para este momento tan especial.

En primer lugar, es bueno conocer que cada mujer es un mundo y cada una de ellas tiene un umbral de dolor diferente, por lo que cada parto es también diferente. ¿Duele? A la mayoría de las mujeres les duele, pero no significa que sea un dolor que no se pueda soportar. Nuestro cuerpo está preparado biológicamente para dar a luz, por lo que, en realidad, salvo ciertas complicaciones en el parto, la mayoría de las mujeres podemos tener a nuestros bebés de manera natural.

Muchas veces, el mayor problema en el parto son los nervios de la mamá causados por sus propios miedos, lo que genera que el cuerpo esté demasiado contraído, dificultando así el trabajo de parto. Por eso, es importante que antes de que llegue el momento despejes cualquier duda que tengas.

Las clases de yoga prenatal, los profilácticos o clases de preparación al parto y las conversaciones en tu consulta ginecológica o con tu matrona son herramientas esenciales para que el día del parto te sientas segura de ti misma y tengas idea de lo que pasará. Para muchas embarazadas, ver vídeos o documentales sobre mujeres dando a luz también es una manera de prepararlas psicológicamente para el trabajo de parto, aunque esto depende mucho de cómo sea cada una.

¿Podré darle el pecho a mi bebé?

dar el pecho

Otra de las dudas más comunes de las mujeres embarazadas antes de dar a luz tienen que ver con la lactancia. Por ejemplo, cómo darle el pecho a su bebé, cómo evitar mastitis, la higiene durante la lactancia, etc.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida, y el mantenimiento de la lactancia hasta los dos años de edad combinado con alimentos adecuados a cada etapa. Sin embargo, sobre todo para las mamás primerizas, es difícil saber cuánto tiempo podremos amamantar a nuestro bebé, incluso si será posible hacerlo.

Una muy buena recomendación para lograr una adecuada lactancia materna es el apego temprano tras el parto (también llamado ‘piel con piel’), ya que los estudios indican que, además de ser muy beneficioso para el desarrollo del bebé, estimula la producción de leche de la mamá y aumenta las probabilidades de que el bebé se ‘enganche’ a la teta fácilmente. Sin embargo, no todos los hospitales fomentan el apego temprano, y muchas veces para la mamá es bastante difícil acceder a él.

Informarnos sobre todas las dudas que tengamos sobre la lactancia materna nos ayudará no solo a sentirnos más seguras ante el proceso del amamantamiento, sino también a identificar alteraciones o problemas en la lactancia. Además de las recomendaciones de información que ya venimos diciendo (ginecólogo y matrona),  también existen asesoras de lactancia que pueden ayudarnos tanto a prepararnos para la lactancia antes del parto como a solventar los problemas en la lactancia que puedan surgir. Algo que es importante que conozcas es que la lactancia materna no tiene por qué doler, por lo que si lo hace debes pedir ayuda a tiempo.

¿Dormiré algo cuando tenga a mi bebé?

dormir con un bebé

Una de las dudas más comunes de las embarazadas es si su bebé dormirá seguido toda la noche o si ellas mismas serán capaces de soportar esta nueva etapa en su vida. Es importante que sepas que los ciclos de sueño de un bebé son totalmente diferentes a los de una persona adulta. Y esto es así para la propia supervivencia del bebé.

Por ejemplo, entre los 0 y 3 meses de vida, los bebés necesitan dormir entre 14 y 20 horas al día, pero lo hacen de manera intermitente porque su organismo necesita comer cada poco tiempo para evitar hipoglucemias. Por tanto, el que tu bebé duerma solo 2 horas seguidas será algo muy normal, incluso una señal de salud. De hecho, algunos pediatras se preocupan mucho cuando un bebé tan pequeño duerme demasiadas horas seguidas.

Como mamás, nos tenemos que adaptar a los ciclos del sueño de nuestro bebé, pero si lo hacemos conociendo por qué nuestro hijo o hija duerme de la manera que lo hace, será un proceso mucho menos traumático para nosotras. Además, es importante que pidamos ayuda si contamos con ella, ya sea a nuestra pareja, madre o algún familiar cercano, para que el proceso de adaptación sea mucho más fluido.

¿Por qué tengo algunas contracciones si aún no llego a la fecha de parto?

contracciones de parto

Algunas mamás notan fuertes contracciones a partir de la segunda mitad o del tercer trimestre de embarazo, pero estas no significan que estemos en trabajo de parto. Son las llamadas contracciones de Braxton Hicks, es decir, contracciones involuntarias del útero que tienen como objetivo favorecer el acomodamiento del bebé en la pelvis de la embarazada.

Todas las embarazadas las tienen, pero unas las notan más que otras. Estas contracciones no son contracciones de parto, ni siquiera se sienten de la misma manera que una contracción de parto, pero si en algún momento te sientes asustada por ellas, lo mejor que puedes hacer es acudir inmediatamente a tu consulta ginecológica y quedarte tranquila.

¿Cómo se cuida a un bebé?

cuidados recién nacido

Si eres primeriza y nunca antes has cuidado a un bebé, seguramente en algún momento de tu embarazo te empezarás a plantear todo lo relacionado con esta gran pregunta. ¿Cómo bañarlo?, ¿cómo limpiar el cordón umbilical?, ¿cuándo debo ponerle las primeras vacunas?, ¿cómo se le cambia?, ¿cómo se sostiene en brazos?, ¿qué debo hacer si se enferma?... En fin, mil y una preguntas sobre el cuidado de nuestro bebé que pueden llegar a hacernos sentir muy ansiosas e indecisas.

Antes de llegar a un bloqueo mental, una vez más, nuestro consejo es que te informes conscientemente. ¿Qué significa esto? Que lo hagas con libertad, buscando fuentes confiables y sin presionarte para llegar a ser un robot del cuidado, sino simplemente una mamá que tiene nociones sobre lo que debe hacer.

Aun así, habrá muchas preguntas que ni siquiera se te ocurrirán durante el embarazo y que surgirán durante la crianza de tu bebé. Por ello, debes saber que, de ahora en adelante, la información consciente continúa durante toda tu maternidad.

Puedes leer más artículos similares a Las 5 dudas más comunes de las mujeres embarazadas antes del parto, en la categoría de Parto en Guiainfantil.com.