Cuando la sobreinformación en el embarazo puede ser perjudicial

A veces la información de más puede perjudicar en lugar de beneficiar

Adriana Méndez

Aunque se escuche completamente erróneo, un exceso de datos e información puede ser contraproducente en cualquier escenario, incluso durante la etapa donde más informados debemos estar, el embarazo. Esto no es resultado de la cantidad de información que podamos adquirir, sino por la forma en que la filtramos y utilizamos. Y es que muy pocas veces solemos verificar la exactitud de todo lo que encontramos y, en lugar de resolver dudas, preferimos quedarnos con ello y crear nuestra propia serie televisiva en la mente. Volviendo al tema que hemos mencionado al principio, cuando la sobreinformación en el embarazo es perjudicial, veamos que consecuencias acarrea para los padres. 

3 problemas de la sobreinformación en el embarazo para el padre y la madre

Cuando la sobreinformación en el embarazo puede ser perjudicial

Muchos padres en su intento de tener las mejores alternativas y ser padres perfectos acuden incesantemente a la web o los libros guías para averiguar todo sobre el embarazo. No solo en uno o dos, sino en todos los que puedan leer, donde indagan sobre problemas o complicaciones de salud que deben protegerse y practican todos los consejos caseros que ofrecen.

Pero en ocasiones, estos tips no necesariamente funcionan para ellos, logrando en su lugar que aumenten sus niveles de ansiedad, preocupaciones futuras y afecten la calidad del bienestar de la madre, llegando incluso a obsesionarse con esta búsqueda y perdiéndose de lo más importante: disfrutar del embarazo. 

1. Estrés extremo
La ansiedad es un problema durante el embarazo, causado por las preocupaciones constantes sobre los cuidados que se debe tener, así como por las anticipaciones futuras sobre todo lo que requerirá el bebé. Debido a esto, el estrés aumenta, afectando directamente la estabilidad anímica de la madre y elevando también sus niveles de presión arterial, y es que los consejos, este caso, se convierten en una enfermedad.

2. Baja calidad del bienestar
Como lo mencioné antes, lo importante es disfrutar del embarazo y de la experiencia de ver y sentir el crecimiento de tu bebé en tu barriga, pero esto queda relegado al fondo cuando pasas todo tu tiempo encima del computador buscando información materna o inmersa en libros de 'cómo ser la mamá perfecta' y preocupándote de si lo harás bien o no.

Esto puede repercutir en la calidad del bienestar materno, como insomnio por las preocupaciones, falta de apetito o desequilibrio alimenticio, aislamiento social, desmotivación y comportamiento compulsivo por todo lo que, según lo que se haya leído, debe ser 'perfecto'.

3. Compras compulsivas 
Muchos padres tienden a caer en la trampa de comprar miles de cosas que creen necesarias y cuando llega la hora, realmente no los utilizan, convirtiéndose en dinero malgastado que pudo ser invertido en algo más. Entre lo más común que los padres suelen comprar compulsivamente están medicamentos, juguetes, accesorios de bebés y comidas. Mientras que en la etapa del embarazo, suele ser para clases alternativas para el momento del parto, charlas de experiencias, comida e ingredientes para recetas caseras.

Qué se debe hacer para evitar el exceso de información en el embarazo

mucha información en el embarazo no es buena

¿Cuánto de todo esto realmente es necesario durante el embarazo? Seguro que te sorprenderá saber que muy muy poco, lo importante es enfocarse en lo que recomienda tu médico especialista y las cosas básicas. Así que no sucumbas ante la ansiedad y chequea los siguientes consejos:

- Es muy substancial que si tienes dudas sobre los mejores cuidados para tu salud o preocupaciones por antecedentes médicos propios y familiares, consúltalo con tu médico para que te refiera a un especialista o te dé los pasos a seguir.

- Si quieres prepararte, entonces hazlo con elementos necesarios. Para ti compra comida saludable, mantente activa, ten ropa cómoda y duradera y busca una actividad relajante. Para el bebé busca ropa ideal, compra pañales, mamilas, medicamentos indicados por el médico, accesorios que utilizarás diariamente y no en ciertas ocasiones y un par de juguetes que sean duraderos y seguros.

- Para buscar información, enfócate en tips sencillos que no alteren tu rutina o los consejos del médico, como dietas saludables, ejercicios ideales, cuidado corporal, descanso ideal, actividades para hacer con tu pareja y rutinas para hacer con tu bebé que lo estimule. 

Así, ambos estarán más tranquilos y podrán disfrutar del embarazo de una forma responsable y saludable.