La técnica de la vela para que la embarazada tenga un parto sin dolor

Consejos para superar el miedo al parto y disfrutar del embarazo

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

¿Que levante la mano aquella mujer embarazada que no haya tenido miedo al parto en algún momento durante los nueves meses de gestación? Y es que es inevitable pensar en cómo será ese instante en el que por fin tendrás a tu bebé contigo, ¿verdad? ¡Te entendemos! Por eso, si en los próximos meses das a luz, ¡te vamos a recomendar la infalible técnica de la vela para que tengas un parto sin dolor!

Parto sin dolor gracias a la técnica de la vela

la técnica de la vida para que la embarazada tenga un parto sin dolor

Cuando nos enfrentamos a algo nuevo, siempre nos produce un poco de respecto y nerviosismo y, hasta en ocasiones, nuestro cuerpo puede bloquearse. Si esto te ocurre en el parto, ¡no te va a ayudar nada! y es que el estrés es tu enemigo número 1. También puede pasar que tengas ese miedo a un parto doloroso porque alguien cercano a ti te ha contado una mala experiencia o porque tú la has vivido ya en primera persona y no quieres que se vuelva a repetir.

Durante el VIII encuentro #ConectaConTuHijo, organizado por Guiainfantil.com, Caroline Correia, fisioterapeuta especializada en salud femenina, nos habló de la técnica de la vela, una herramienta muy sencilla que toda mujer embarazada debería aprender porque le ayudará relajarse en el momento del parto y a reducir las molestias y el dolor generado por las contracciones. 

'Los dolores de las contracciones del parto se pueden controlar a través de la respiración. Es importante que la mujer esté tranquila y que confíe en ella porque así se liberarán endorfinas; cuantas más endorfinas, más oxitocina, la hormona responsable de la contracción uterina', explica esta experta en suelo pélvico. 

'Yo simplemente le pido a la embarazada que inspire por la nariz y deje que el aire salga por la boca lentamente; que no tenga prisa en terminar ese momento, que lo alargue todo lo que pueda. Debe de ser una exhalación lo más larga posible. Y para que así sea, yo doy un truco: tiene que visualizar que tiene una vela delante, pero que no la puede apagar, con lo que tiene que ser un movimiento suave. Controlando la respiración, controlamos el dolor del parto', añade Caroline Correia. 

Que el miedo al parto no te impida disfrutar de tu embarazo

disfrutar el embarazo y no tener miedo al parto

Recuerdo, sobre todo con mi segunda hija, que no quería que llegase el momento de tenerla fuera de mi tripita. En este caso no era porque tuviera miedo al parto, sino porque sabía que nunca más íbamos a repetir todos estos instantes mágicos que solo ella y yo compartimos durante esos nueve meses.

El embarazo es un momento especial para cualquier mujer, que no puede verse enturbiado por pensamientos negativos como el miedo al parto. ¡No es real! Así que guárdalo en una cajita y comienza a disfrutar de este estado. Y como sé que es muy fácil decirlo, pero más complicado hacerlo, ¡aquí van unos cuántos consejos que yo puse en práctica y que espero que te ayuden!

- Relájate desde el principio
Te quedan por delante nueves meses, un tiempo que a ti se te va a hacer una eternidad pero que a todos los que te rodean se les pasará rápido. Sal a caminar, apúntate a yoga o realiza técnicas de relajación, todo esto hará que tu estado emocional sea bueno y repercutirá favorablemente en tu pequeño.

- Pregúntalo todo
Ante cualquier pequeña duda que tengas, ¡consulta con tu matrona o ginecólogo! Eso hará que estés menos inquieta y te centres en lo que toca: sentir. Yo recuerdo que en cada revisión iba con un hoja llena de preguntas y, según me las iba contestando mi médico, las tachaba y al final tiraba el papel a la papelera.

- Apóyate en tu pareja, familiares y amigos
Tienes a tu alrededor mucha gente que te ama y que solo quiere lo mejor para ti. Cuando te sientas más bajita de moral, desahógate con ellos e, incluso, llama a una amiga que haya pasado por lo mismo. ¡Seguramente te dirá lo mismo que nosotros: que estés conectada con el momento presente!

- Realiza ejercicios
Consúltalo con tu ginecólogo, pero a no ser que sea un embarazo de alto riesgo que necesite reposo, todos los médicos recomiendan a la embarazada moverse, ya que estar en forma la ayudará a tener un mejor embarazo, evitar coger más peso del indicado en esta etapa de su vida, controlar la presión sanguínea y mejorar el estado de ánimo.

- Controla y acepta tus emociones
Las hormonas durante el embarazo están alteradas y eso puede hacer que tengas cambios de humor bruscos. Un día estarás happy y otros parecerás un perro a punto de morder al primero que se cruce en tu camino. ¿Sabes cómo puedes ponerle remedios? Intentando cada día alternar algo de tu rutina, comiendo sano, descansando ocho horas por las noches... ¿Te apuntas? ¡Está en tus manos!