Alimentos más apropiados para quedarse embarazada de un niño

La concepción del futuro varón depende tanto de la madre como del padre

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

¿Te gustaría poder elegir el sexo del bebé? Cada vez los investigadores están haciendo más estudios para averiguar qué determina tener un varón niño o niña, pero mientras llega ese gran momento, podemos decirte que la dieta puede ayudarte a cumplir tu deseo. Estos son los alimentos más apropiados para quedarse embarazad de un niño

De qué depende quedarse embarazada de un niño o una niña

quedarse embarazada niño

Cada vez más, las parejas posponen el momento de tener hijos para cuando la vida ya está encauzada, y cada vez es más frecuente que, debido a las dificultades para concebir asociadas al estrés en general, a los costes económicos y a la edad de los padres, el número de hijos se vea limitado a uno o dos. A pesar de que para todos los padres tener un hijo sano encabeza la lista de sus prioridades, ser capaz de elegir el sexo de ese único hijo, o del segundo para tener la parejita se plantea como uno de los retos del siglo XXI.

Desde la antigüedad, la dieta ha estado siempre en el punto de mira, atribuyéndole cualidades que no siempre vienen respaldadas por la ciencia. Durante el embarazo, estas recomendaciones que pasan de generación en generación, no solo restringen el consumo de ciertos alimentos a la futura mamá, sino que se atribuyen a la dieta cualidades capaces de inclinar la balanza a la hora de seleccionar el sexo del futuro bebé. ¿Qué hay de cierto en ellas?

Durante siglos se ha investigado la ciencia de la reproducción, y los científicos ha estado fascinados por la genética y la transmisión de características de padres a hijos, poniendo de manifiesto, a principios del siglo XX (alrededor de 1905 concretamente y estudiados, entre otros científicos, por la norteamericana Nettie Marie Stevens), la presencia de dos cromosomas sexuales X e Y.

El padre produce dos tipos de esperma que portan, cada uno, uno de los dos tipos de cromosomas sexuales, X o Y. En el momento de la fecundación, el espermatozoide que fecunda al óvulo materno aporta uno de estos cromosomas que, al unirse al cromosoma X de la madre, determina el sexo del bebé.

Las investigaciones realizadas sobre la estabilidad y la calidad del esperma han revelado grandes diferencias entre los espermatozoides que aportan el cromosoma X y los que aportan el cromosoma Y. concretamente, los espermatozoides que aportan el cromosoma X, necesarios para que el bebé sea del sexo femenino, son en general, más lentos pero más resistentes que los que aportan el cromosoma Y. Por su parte, los espermatozoides que aportan el cromosoma Y, necesarios para concebir un varón, son los más veloces, pero más sensibles a los cambios ambientales en el útero materno.

El moco cervical, medio de transporte de los espermatozoides hasta el óvulo, es generalmente denso y ácido, pero cuando se acerca la ovulación, sufre modificaciones que lo hacen más fluido y alcalino, favoreciendo el ambiente para los cromosomas Y, que se ven afectados por un ambiente ácido. La dieta de la futura mamá, según la bibliografía, puede favorecer el mantenimiento de este medio alcalino, allanando el camino a los espermatozoides que ayudarán a la concepción de un niño.

Dieta para quedarse embarazada de un niño 

quedarse embarazada de un niño

Concretamente, las pautas dietéticas que debe seguir la futura mama empiezan por un buen desayuno, que incluya preferiblemente un bol de cereales, pero que limite el consumo de leche y productos lácteos (limitar el consumo de calcio).

Además, no deben faltar los plátanos y otros alimentos ricos en potasio, mineral clave para la selección del sexo masculino, y en sodio. Patatas, judías verdes, carnes rojas, zanahorias, champiñones, lechuga, aceitunas, cítricos o sandía, por ejemplo, son buena elección para esta dieta, así como embutidos, anchoas, uvas y fresas, manzanas y peras, salmón ahumado, cebolla, repollo o marisco en general.

Es también muy recomendable que la futura mama evite contar calorías, ya que una dieta hipocalórica echaría al traste su propósito, y se incline preferentemente por una dieta rica en grasa (saludable, por supuesto) y no tanto en carbohidratos complejos. Además, deben limitarse los alimentos ricos en magnesio, como los cereales integrales y las semillas.

Curiosamente, el padre puede también ayudar a la concepción de un hijo varón, consumiendo alimentos de tendencia más ácida, como el café o las bebidas de cola y alimentos ricos en calcio al menos cuatro semanas antes de la concepción.

Puedes leer más artículos similares a Alimentos más apropiados para quedarse embarazada de un niño, en la categoría de Quedar embarazada en Guiainfantil.com.