¡Basta! 18 cosas que las madres están cansadas de escuchar al tener hijos

Opiniones, juicios inoportunos, e interrogatorios que las mujeres con hijos soportan día a día

Somos humanas y como mamás, mujeres y personas también tenemos el derecho de poder expresar aquello de lo que estamos más cansadas en nuestra crianza o hartas de escuchar de los demás sobre nuestra maternidad. Por eso, hemos preguntado a todas las mamás que nos siguen en Facebook sobre aquellas cosas que las madres están cansadas de escuchar al tener hijos y hemos recopilado las mejores respuestas y aquellas que más se han repetido. Igual que cada hijo, cada mamá es un mundo, por eso hay muchas y variadas respuestas que demuestran que no hay una única maternidad, sino muchas y distintas. ¡Vamos allá!

Comentarios ajenos que las mamás están hartas de escuchar

Comentarios ajenos que cualquier mamá está cansada de escuchar

Comenzamos por esos constantes comentarios de otras personas hacia las mamás. Pareciera que todos tienen el derecho de opinar sobre nuestra maternidad y crianza, como si todos fueran expertos. Suele ser bastante molesto, y aunque siempre los consejos y las críticas constructivas son bien recibidas, cada mamá tiene el derecho de tomar las decisiones que mejor le parezcan en lo relacionado al cuidado y a la educación de sus hijos sin tener que sentirse juzgadas. Sin embargo, el escrutinio hacia las madres (que no lo es tanto hacia los padres) es algo de lo más habitual, por eso muchas madres acaban cansadas de tantos comentarios como los que hemos recogido en Facebook. Si eres mamá, seguro te identificas con más de uno. 

1. Cansada de escuchar consejos que no pedí
Muchas mamás han revelado en nuestra encuesta que de lo que más hartas están es de los innumerables consejos sobre crianza que los demás dan, sin ni siquiera pedirlos. Y es que no siempre apetece escuchar que se puede hacer algo con tus hijos diferente. Si una mamá decide hacer algo en concreto con sus hijos, tiene sus razones. Antes de dar un consejo no pedido, pregunta.

2. Las críticas sobre la crianza de los hijos
Muy a la par con los consejos están las temidas críticas. Que si no lo duermas en la cama, que si no le des el pecho hasta cierta edad, que si la comida del pequeño no se hace así, que si lo consientes demasiado, que si va mal en la escuela porque no lo obligas a hacer la tarea, que deben siempre estar limpios, comportarse bien, sacar buenas calificaciones… En fin. Y lo curioso es que la sociedad siempre juzga a las mamás cuando observa algo que les parece 'negativo' en los hijos, pero cuando todo va bien, nunca se felicita a la mamá, ¿verdad?

3. Cansada de que mi hijo tenga que ser cariñoso con todo el mundo
Varias mamás dijeron estar cansadas de que los demás juzguen a sus hijos o a ellas porque estos en un momento dado no quieran ser cariñosos con alguien. Nuestros hijos tienen derecho de mostrar afecto cuando lo desean y nadie debería juzgar a un niño porque este no quiera darle un beso a algún familiar o amigo.

4. Harta del comportamiento familiar
Algunas mamás manifestaron estar cansadas del comportamiento de algunos familiares. Abuelos, tíos, cuñados, etc. suelen pensar que por ser de su familia tienen derecho a tomar decisiones sobre los hijos y eso puede llegar a molestar a muchas mamás. Y es que claro, son familia, pero hay límites que deberían conocer, incluso aunque no lo hagan con mala intención. Digamos que cuando se meten demasiado es cuando cualquier mamá termina harta y con todo el derecho de quejarse, ¿verdad?

5. ¿Por qué te quejas tanto? Si tú has elegido ser madre...
Que nos quejemos a veces no significa que no seamos felices con nuestra maternidad o que no adoremos a nuestros hijos. Pero la maternidad puede ser complicada y muchas veces difícil, sobre todo si las personas que tenemos a nuestro alrededor no lo comprenden y no aportan un soporte emocional y físico adecuado. Comentarios como 'para qué te quejas si tú eres la que quisiste tener un hijo, nadie te ha puesto un cuchillo para tenerlo' o 'te quejas por nada, todas hemos tenido hijos antes' suelen ser bastante hirientes y faltos de sensibilidad. Un poco de empatía le viene bien a cualquier mamá.

6. Si trabajas fuera, que no lo cuidas, si trabajas en casa, que no haces nada
Tanto las mamás que trabajan fuera como las que se dedican al cuidado del hogar, se han quejado de los constantes comentarios que hacen sobre su maternidad en lo relacionado a este punto. Muchas mujeres trabajadoras están hartas de que les digan que no están cuidando adecuadamente a sus hijos por estar trabajando, cuando la responsabilidad no solo es de ellas (sino también de los papás), además de que, a parte de las razones económicas, las mujeres también tienen el derecho de desarrollarse profesionalmente. Denuncian que ser madre no es su único rol en la vida. Por otro lado, muchas mujeres que deciden dedicarse por completo a la crianza de sus hijos y al hogar, se quejan de que hay quienes las juzgan por 'no hacer nada'. El trabajo de la crianza es 24 horas al día 7 días a la semana, tanto para las mamás trabajadoras como para las trabajadoras en el hogar. Pero es que las amas de casa hacen casi todo solas, lo que supone un trabajo constante y cansado que debería también ser valorado por la sociedad

Parece que no importa lo que una haga o las decisiones que tome, siempre hay una crítica sin fundamento para las mujeres y sus decisiones con respecto a su propia vida y a la crianza de sus hijos. Así que, como suele decir el dicho, lo mejor es hacer oídos sordos a este tipo de críticas que nada más muestran intolerancia hacia la maternidad.

7. Comentarios sobre el número de hijos
Algunas mamás expresan que están hartas de comentarios sobre si deberían o no tener más hijos. Cuando solo tienen uno, suelen tener que soportar la presión sobre cuándo vendrá el segundo, que ya es muy mayor, que date prisa para que jueguen, que dale un hermanito/a a tu hijo/a… Y cuando se tienen varios hijos se les suele decir que ya no tengan más o si se embaraza de nuevo se les suele decir '¿otro? ¿no tienes ya suficientes?'. En fin, nos preguntamos, ¿a quién le importa? La decisión sobre el número de hijos es personal y forma parte de la pareja, así que nadie debería meterse en eso.

8. Las temidas comparaciones
Son terribles, sobre todo cuando los comparan con otros niños de su entorno o incluso con sus propios hermanos. Igual que cada persona adulta es diferente, cada niño y niña también lo es y eso no significa que sean más o menos inteligentes, guapos, amables o sensibles. ¡Por favor! Este tipo de comparaciones no solo molestan a las mamás, sino que si los pequeños lo escuchan les afecta emocionalmente, por lo que si estás leyendo esto, reflexiona sobre si lo sueles hacer y ¡deja de hacerlo!

9. Cansada de escuchar 'yo te cuido a tu hijo'
Muchas personas lo dicen fácilmente: 'yo te lo cuido', sin pararse a pensar si la mamá desea que otra persona se lo cuide o si para ella es la persona idónea. Además, pareciera que cuidar a un hijo es algo sencillo y no lo es. Ofrecer ayuda y confianza es muy diferente a asumir que lo vas a hacer sin preguntar o que lo puedes hacer mejor. Hay que ser cuidadoso cuando le ofreces esto a una madre, porque se pueden herir sensibilidades.

10. Los aspectos negativos de la crianza
Otras mamás, sin embargo, expresan estar cansadas de escuchar comentarios como que la crianza es un sacrificio, que es estresante, difícil, agobiante… Es decir, cansadas de que haya otras personas que critiquen tanto la maternidad. Para estas mamás, la maternidad no es algo tan extraordinario y piden desromantizar la maternidad, ya que si asumiéramos que no es perfecta desde el principio, quizás no habría tantas críticas. ¿Qué opinas sobre estos comentarios? Como dijimos al principio, cada maternidad se vive de una manera. Así que es tan válido decir estar harta de estos comentarios como hacerlos si se sienten. 

[Leer más: Lo que se gana y lo que se pierde al tener hijos]

10. Harta de escuchar comentarios sobre mi cuerpo
Si de por sí los comentarios sobre los cuerpos de las mujeres deberían dejar de decirse, cómo es posible que una madre que acaba de tener un hijo o que lo ha tenido hace pocos años tenga que aguantar comentarios sobre si está rellenita desde el embarazo o si la lactancia la ha dejado demasiado delgada. Es hora de dejar de juzgar el cuerpo de las mujeres.

Las cosas que más cansan de la maternidad (no pasa nada por reconocerlo)

Lo más difícil y agotador de la maternidad

Ser mamá a veces llega a ser agotador y hay que reconocer que cuando estamos cansadas, llevamos varias noches sin dormir y tenemos exceso de trabajo puede haber momentos en que tengamos algunos pensamientos sobre lo cansadas que estamos del comportamiento de nuestros hijos. Sí, a veces nos hartan algunas cosas de nuestros hijos, pero eso no significa que no los amemos, que no nos guste ser mamás o cosas por el estilo. Solo necesitamos desahogarnos de vez en cuando, como las mamás que han sido valientes en el Facebook de Guiainfantil.com y han expresado esas pequeñas cosas del día a día por las que están cansadas. ¿Quieres conocerlas?

11. Cansada de escuchar 'mamá' a todas horas
Mamá ven, mamá aquí, mamá esto, mamá lo otro…. ¡mamá, mamá, mamá! Muchas madres lo han expresado con un tono de humor, están cansadas de escuchar mamá cada dos minutos. Y es que, cuando los hijos son tan demandantes, agotan. Y, aunque nos derretimos porque nos llamen mamá, a veces necesitaríamos desaparecer un rato. Por eso suelen decir que darnos un espacio para nosotras mismas es fundamental. Tener un rato para ti te ayudará a despejar tu mente y bajar el estrés que a veces causa la crianza.

12. Cansada del ruido
Varias mamás dijeron que a veces ya no pueden soportar más el ruido y el caos, pero luego reconocen que si no lo oyeran se preocuparían. Suelen ser mamás con varios hijos que cuando juegan pueden llegar a armar mucho ruido, ¿verdad?

13. Cansada de escuchar al Payaso Plim Plim
Quien dice el payaso, dice una canción en concreto o unos dibujos animados que nuestros hijos no quieren parar de ver. Incluso una mamá ha dicho que está cansada de escuchar reguetón (imaginamos que sus hijos son un poco más mayores…). 

14. 'Estoy aburrido'
Es natural que los niños se aburran constantemente, incluso el aburrimiento es beneficioso para su desarrollo cerebral. Sin embargo, como mamás a veces se nos agotan las ideas. La situación de la pandemia, además, ha hecho que nuestros hijos permanezcan más tiempo en casa y eso puede llegar a ser agotador, ya que llega un momento que no sabemos cómo hacer que se entretengan nuestros hijos. Hace tiempo dejamos de ser niñas y obviamente no tenemos la misma energía para jugar y jugar como lo hacen nuestros pequeños. 

15. Las peleas de los hermanos
Muchas madres han manifestado estar hartas de las peleas entre hermanos. Y es que algunos hermanos llegan a pelearse tanto que sus discusiones pueden llegar incluso a desbalancear la armonía familiar. Por eso, es importante saber gestionarlas, incluso, si se cree necesario, siempre se puede buscar ayuda profesional. Es normal estresarse por la situación, ya que a los padres les provoca mucha frustración el no ser capaz de hacer que sus hijos se lleven bien. Sin embargo, es mejor relajarse y tratar de tomarlo con más calma. 

16. 'Mamá, no encuentro nada'
'No encuentro nada', 'no sé dónde está', 'ayúdame que no sé'… Frases de este tipo han sido muy recurrentes en nuestra encuesta. Nuestros hijos están aprendiendo a organizarse y a ser más autónomos, pero eso requiere tiempo y mucha paciencia por nuestra parte. ¡Ánimo, mamás!

17. Niños que no desean ayudar ni hacer tareas en el hogar
Cuando no quieren recoger, poner la mesa, pasar un trapo o hacer alguna de sus tareas del hogar puede llegar a ser muy frustrante para los padres, ya que si se niegan rotundamente puede derivar en una discusión familiar o que, al final, seamos nosotros quienes acabemos haciéndolo. Por eso, es importante que les enseñemos la importancia de colaborar en casa desde corta edad y fomentar que el hogar es de todos y todos debemos cuidarlo. Sin embargo, por mucho que lo hagamos, siempre habrá momentos en que nuestros hijos desearán reforzar su propio 'yo' negándose a hacer algo que les pedimos o que es parte de sus tareas del hogar. Como dijo una mamá, quizás te suene el 'ya voyyyy' que en realidad nunca llega porque lo gritan desde su habitación pero al final se entretienen con otra cosa y se les olvida hacer lo que se les ha pedido. Así que paciencia, que poco a poco lo irán entendiendo.

18. Cuando piden otra cosa de comer
Las comidas suelen ser un quebradero de cabeza para las mamás (y los papás que cocinan). Y es que comer lo que les gusta no siempre es igual a comer saludable. Por eso, siempre intentamos buscar nuevas recetas que sean atractivas para nuestros hijos y a la vez llenas de nutrientes. Aun así es muy común que nos pregunten qué hay de comer y al decirles lo que hay pedirnos que les hagamos otra cosa… 

¿Y a ti? ¿Qué es lo que más te molesta que te digan sobre la educación o crianza de tus hijos? ¿Qué comentarios estás cansada de escuchar? ¿Qué es lo más difícil para ti de la maternidad? ¡Queremos leerte en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a ¡Basta! 18 cosas que las madres están cansadas de escuchar al tener hijos, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: