El presupuesto familiar - Planificación financiera para tener un bebé

Consejos para organizar la economía familiar ahora que estás embarazada o buscando el embarazo

Jennifer C. Suárez
Jennifer C. Suárez Coach en finanzas

Cuando nos planteamos la posibilidad de tener un bebé (ya sea el primogénito de la familia o ya tengamos más hijos), la planificación financiera con tiempo de anticipación es la clave. Al mismo tiempo que los chequeos médicos para quedarse embarazada o para cuidarte en los primeros meses de gestación, organizar un buen presupuesto familiar es imprescindible para lograr el ahorro económico y hacer de la llegada del nuevo bebé, una experiencia libre de preocupaciones.

La planificación financiera empieza antes de buscar un embarazo

Planificación financiera para tener un bebé

De acuerdo a mi experiencia personal y lo que he visto de familias que desean convertirse en padres, 6 meses de anticipación antes de buscar un embarazo son ideales para establecer una adecuada planificación financiera. Una visita al ginecólogo de confianza que dé el visto bueno para la búsqueda de un embarazo sería el escenario ideal para dar el primer paso en términos de planificación financiera.

1. Revisar los seguros médicos
El primer paso que recomiendo es revisar y/o elegir los seguros de gastos médicos adecuados y apropiados de acuerdo al país donde te encuentres. Los seguros, por lo general, tienen tiempos de espera y plazos que pueden variar de 3 a 12 meses para garantizar una cobertura, por lo que 6 meses de anticipación al embarazo más 9 meses de embarazo es un buen periodo de tiempo. Asegúrate de leer las cláusulas y de dejar en claro que desean todas las coberturas de maternidad y recién nacido. Esto permitirá caminar en tranquilidad hacia la búsqueda de ese embarazo deseado.

2. Ahorro de un fondo para bebés
Al mismo tiempo, y como paso 2, los padres deben iniciar el ahorro de un fondo para el nuevo bebé. 6 meses de anticipación a la búsqueda de un embarazo, más el tiempo prudente de quedar en cinta, y los 9 meses de gestación es el tiempo suficiente para tener un colchón o fondo para comprar lo necesario y algunos lujos y deseos que todos los padres quieren cubrir, con la calma financiera adecuada y sin preocupaciones.

Una vez garantizados los gastos médicos y un buen plan mensual para el fondo de ahorro, la llegada del nuevo bebé está amortiguada por la tranquilidad de una buena planificación.

3. Si es necesario un tratamiento de fertilidad
Algo importante a considerar es consultar como familia las decisiones implicadas en el caso de requerir tratamientos de fertilidad. En la mayoría de los países los seguros médicos no cubren estos gastos y muchas familias se ven seriamente afectadas financieramente por el impacto económico de estos tratamientos.

Si el embarazo te toma por sorpresa, como sucede frecuentemente, ejecutar paso 1 y 2 antes mencionado lo antes posible.

Hacer un presupuesto familiar para tener un bebé

El presupuesto familiar para quedarse embarazada

¡Tu bebé ya ha nacido! Felicidades, en este punto habrás visto la prueba positiva y todos estarán saltando de alegría en la familia. Una vez confirmado que el embarazo está en marcha os sugiero tener en cuenta:

1. Aumentar el presupuesto familiar destinado a comida, puesto que la embarazada debe comer saludable y garantizarse una alimentación completa. Por ejemplo, en mi caso, cuando estoy embarazada suelo comprar vegetales y frutas orgánicas en lugar de las corrientes que compro cuando no estoy embarazada.

2. Destinar algo del fondo de ahorros, si el seguro de gastos médicos no lo cubre para comprar las vitaminas prenatales suplementos, entre otros, también es recomendable. Se trata de algo opcional, pero que tu ginecólogo podría recomendarte para que tu embarazo sea más saludable.

3. Tener en cuenta que algunos gastos médicos de exámenes o análisis que no están cubiertos por la póliza de seguro. En este caso, estaría bien destinar parte de nuestro presupuesto familiar a estos asuntos.

4. Dedicar una parte del fondo de ahorro para algunos accesorios que serán de gran utilidad durante el embarazo como almohadas tipo C, tipo U de embarazo, algún masajeador de espalda que viene muy útil para el último trimestre.

5. Asimismo, dedicar algo del presupuesto para adquirir algo de ropa prenatal, que será útil durante el embarazo. Considera que una vez terminado el embarazo, esos pantalones, vestidos y camisetas ya no serán necesarios, con lo cual, te recomiendo gastar solo lo necesario. Una buena idea es comprar prendas de ropa que luego puedes seguir usando (aunque te queden algo más holgadas).

6. Algo que recomiendo altamente es destinar una buena cantidad para hacer un buen curso prenatal, y con esto me refiero necesariamente al curso prenatal más renombrado, pero si el que más resuene con la familia. En el caso de ser el primer embarazo es fundamental recibir educación y clases sobre el parto, lactancia materna y cuidados del recién nacido, para que la llegada del bebé esté cargada de menos incertidumbre.

7. Considero fundamental incluir en los planes financieros destinar algo de dinero para agendar algunas clases de yoga o gimnasia prenatal durante el embarazo, generalmente el médico lo aprobará luego de las 12 semanas, y esto trae múltiples beneficios. Este tipo de ejercicios son excelentes para la salud de la embarazada pero también te ayudará a conectar con el nuevo bebé en camino, mantener el cuerpo activo durante esta etapa y conocer otras familias que viven la misma etapa.

Cuánto cuesta la llegada de un nuevo bebé a la familia

Esto cuesta tener un bebé y las compras necesarias

A mediados del embarazo es buen momento de sentarse en familia y establecer un presupuesto listando por completo todo lo necesario para la llegada del nuevo bebé. Busca listas sobre ¿Qué comprar para la llegada de un bebé? El curso prenatal también puede orientar a la familia en este sentido.

Lo ideal es hacer una lista completa y exhaustiva y comprar todo con el fondo de ahorro que previamente se ha venido guardando, que incluya todos los artículos para:

- La habitación del bebé.

- El baño del bebé.

- Artículos de higiene.

- Accesorios tales como mecedores, sillitas, fular de porteo, entre otros.

- Transportar al bebé, tales como, carriola y silla para el coche, también conocido como travel system.

- Juguetes según edades.

- Accesorios para la lactancia materna o biberones.

- Todo lo que la madre necesita en el posparto.

- La clínica/hospital para el nacimiento.

- Los recuerdos de nacimiento (fotografías, huellas, joyas...).

- Los paquetes fotográficos como la sesión de embarazada, sesión de nacimiento y sesión del bebé recién nacido.

- Pañales de tela o desechables según la preferencia de la familia.

- Contratar los servicios de una doula y/o una asesora en lactancia, en caso de que la familia lo considere necesario.

Recuerda que es necesario hacer un seguimiento del presupuesto familiar y adaptarlo a las necesidades de cada momento y preferencias de la familia. En muchos países la embarazada y el bebé reciben muchos obsequios y regalos en la celebración del Baby Shower.

Seguir ahorrando dinero tras el nacimiento del bebé

Prespuesto para ahorrar tras tener un bebé

¡Enhorabuena! El nuevo bebé ha llegado a casa. Disfrutadlo al máximo y guardad en las memorias esos primeros meses de vida de tu hijo o hija porque son inolvidables. En este punto os invito a considerar en la planificación financiera familia los gastos recurrentes del bebé, tales como pañales, citas con el pediatra, comida, entre otros. Pero también hay que tener en cuenta:

- Es buen momento para evaluar si la familia desea abrir un fondo de estudios para la universidad. Generalmente sugiero adquirir un plan durante los primeros 5 años de edad. Hay múltiples productos que son buena idea.

- Y, de nuevo, revisar y actualizar las pólizas de seguro de salud que incluyan al nuevo miembro de la familia. En algunos países, la póliza de la madre cubre las primeras 48 horas del recién nacido y luego de allí, se debe adquirir una póliza separada para el bebé.

- Por otra parte, cuando las familias deciden tener hijos, generalmente sugiero que adquieran un plan de seguros de vida. Hay múltiples productos y lo ideal es conseguir asesoría profesional para contratar el apropiado para la familia. Financieramente hablando, con un nuevo bebé en casa, lo ideal es que la suma asegurada sea de aproximadamente 10 a 15 veces el salario anual del asegurado.

Recuerda: la clave está en establecer prioridades, una buena planificación financiera y el seguimiento que la familia pueda hacer a sus finanzas. Recuerda que lo más importante es vivir la experiencia de la paternidad a plenitud, más allá de la cantidad de recursos materiales que puedan adquirir.

Puedes leer más artículos similares a El presupuesto familiar - Planificación financiera para tener un bebé, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: