Cuando tengas muchas ganas de aplaudir. Letras de canciones infantiles

Letras de canciones infantiles divertidas para cantar y bailar con los niños

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Las canciones infantiles son ideales para trabajar con los más pequeños ciertas habilidades y para utilizarlas como herramientas de aprendizaje. Por ejemplo, pueden ayudarles a desarrollar la psicomotricidad gruesa o por qué no, enseñarles a reconocer colores, los días de la semana o les meses del año.

Las canciones pueden ser divertidas, con mucho ritmo, que además ayuda a los niños a desarrollar el pensamiento positivo. En esta ocasión, con la canción infantil 'Cuando tengas muchas ganas de aplaudir', puedes motivar a tu hijo a bailar y a reconocer y expresar emociones básicas como la alegría, la ira o el miedo y la tristeza. Canta y baila con tu hijo esta canción con ayuda de nuestra mascota, el Oso Traposo, y la letra para que puedas aprenderla. 

Letra de la canción Cuando tengas muchas ganas de aplaudir

Cuando tengas muchas ganas de aplaudir

Cuando tengas muchas ganas de aplaudir,

cuando tengas muchas ganas de aplaudir,

si tú tienes la razón y no hay oposición,

no te quedes con las ganas de aplaudir, 

de aplaudir, de aplaudir.

 

Cuando tengas muchas ganas de silbar,

cuando tengas muchas ganas de silbar,

si tú tienes la razón y no hay oposición,

no te quedes con las ganas de silbar,

de silbar, de silbar.

 

Cuando tengas muchas ganas de reír,

cuando tengas muchas ganas de reír,

si tú tienes la razón y no hay oposición,

no te quedes con las ganas de reír,

de reír, de reír.

 

Cuando tengas muchas ganas de gritar,

cuando tengas muchas ganas de gritar,

si tú tienes la razón y no hay oposición,

no te quedes con las ganas de gritar,

de gritar, de gritar.

 

Cuando tengas muchas ganas de llorar,

cuando tengas muchas ganas de llorar,

si tú tienes la razón y no hay oposición,

no te quedes con las ganas de llorar,

de llorar, de llorar.

 

Cuando tengas muchas ganas de reír,

cuando tengas muchas ganas de reír,

si tú tienes la razón y no hay oposición,

no te quedes con las ganas de reír,

de aplaudir, de silbar, de llorar.