Receta casera de bizcocho genovés con 3 ingredientes. Cocina con niños

Ideas para hacer con que el desayuno o la merienda sean especiales en casa con los niños

María Machado

Un clásico que siempre funciona, así podríamos definir la receta casera del bizcocho genovés. Además de estar deliciosa y ser muy sencilla de preparar, solo necesitas 3 ingredientes muy fáciles de conseguir en cualquier tienda de alimentación. Para el desayuno, la merienda o como elaboración base para un postre más completo, este rico dulce hará las delicias de toda la familia, ¡incluidos los niños!

Ya sabes que los expertos recomiendan limitar el consumo de azúcar, tanto de los adultos como de los pequeños de la casa. Por ello, además de darte ideas sobre cómo acompañar este bizcocho genovés sin levadura, te sugerimos otras opciones de bizcochos saludables para preparar riquísima repostería fácil. ¡Manos a la masa!

Paso a paso de la receta casera de bizcocho genovés para niños

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 120 gramos de harina de trigo
  • 75 gramos de azúcar

Cómo hacer un bizcocho genovés con niños

El bizcocho genovés es una de las recetas más sencillas que vas a encontrar para elaborar un rico pastel. Tanto los ingredientes, muy sencillos de obtener, como el paso a paso son muy asequibles. ¡Incluso para los cocineros más inexpertos! Por ello, es una receta casera fabulosa para preparar con los niños. No olvides, que pasar tiempo en la cocina con tus hijos es una excelente manera de compartir tiempo de calidad, de trabajar su motricidad fina, de poner en práctica su concentración y de fomentar su autonomía.

¿Comenzamos con ese bizcocho genovés? ¡Se te va a hacer la boca agua!

1. ¿Tienes a mano los huevos? Empieza separando las claras de las yemas en dos boles diferentes. El bol más grande que tengas, utilízalo para echar las claras.

Receta casera de bizcocho paso a paso

2. Monta a punto de nieve las claras. Si tienes un brazo fuerte, lo puedes hacer a mano, pero también puedes ayudarte de una batidora. ¡Será mucho más rápido y menos cansado! El truco para saber cuándo están bien montadas es darle la vuelta al bol. Si no se caen, ¡ya están listas! Reserva las claras.

Por cierto, cuando quieras, puedes ir encendiendo el horno para que se vaya precalentando. Te recomendamos que lo pongas a 180 grados, con calor en la parte de arriba y en la de abajo, pero sin ventilador.

3. En ese cuenco donde tienes las yemas, echa el azúcar. Recuerda, cuanto menos azúcar utilices, ¡mejor! Se trata de acostumbrar a nuestro paladar a que los postres menos azucarados también están riquísimos.

4. Empieza batir las yemas con el azúcar hasta que estas empiecen a blanquearse.

5. Añade la harina en este bol. Para que no queden grumos, utiliza un colador fino para tamizarla. Utiliza una cuchara haciendo movimientos envolventes, es decir, como si estuvieras dibujando círculos con el brazo.

Si ves que no se mezclan bien todos los ingredientes, puedes echar un poquito (no mucho) de agua. El objetivo es que quede una masa bien suave y apetecible.

[Leer +: Recetas caseras rápidas de postres para niños]

Preparar un bizcocho genovés con niños

6. ¿Recuerdas las claras que habíamos montado a punto de nieve? ¡Es el momento de incorporarlas al resto de los ingredientes! De nuevo, usa movimientos en círculos para mezclarlo todo. Hazlo con mimo y cuidado para evitar que las claras se bajen y vuelvan a ser líquidas. Cuanto más aire haya en la masa, más esponjoso quedará nuestro bizcocho genovés.

7. Llegó el momento del horno. Coloca la masa que hemos hecho (¡qué buena pinta!) en una bandeja de horno o en un molde, según la forma que le quieras dar a tu pastel. Puedes poner un poco de mantequilla en el molde para que el bizcocho no se pegue, ¡pero es totalmente opcional!

Recetas fáciles con 3 ingredientes

Mételo en el horno a 180 grados durante unos 25-30 minutos. Recuerda que este tiempo puede variar según la potencia de tu horno y el grosor del bizcocho. En cualquier caso, para saber que tu postre está listo, solo tienes que pincharlo con un cuchillo o un palo de brocheta. Si este sale limpio y seco, ¡ya está! Si sale con restos de la masa, tendrás que dejarlo algo más de tiempo. Vigila tu bizcocho para que no se queme o se quede demasiado seco.

¡Riquísimo! Recuerda: si a la primera no te sale como esperabas, ¡sigue intentándolo! La práctica hace al maestro.

Cómo acompañar esta receta para el desayuno o merienda

Bizcocho genovés para los niños

Por su sencillez y sabor, este bizcocho genovés de solo 3 ingredientes ya triunfa por sí mismo en cualquier desayuno o merienda. Pero si estás pensando en buscarle acompañamientos, aquí tienes algunas ideas.

- Las frutas, las mejores compañeras
Unas fresas cortadas en láminas, rodajas de naranja muy finas, trozos de plátano, uvas (¡cuidado para evitar atragantamientos en los niños!)... Cualquier fruta es un buen acompañamiento para este bizcocho genovés.

- Chocolate negro
Mmm... Derrite al baño maría o en el microondas unas cuantas onzas de chocolate negro (mejor si es de 85% o más pureza). Extiéndelo por encima de vuestro bizcocho genovés... ¡y a disfrutar!

- Tronco a partir del bizcocho genovés
Como ya habrás notado, este bizcocho tan sencillo no lleva levadura, por lo que se puede utilizar para hacer un rico tronco, también conocido como brazo de gitano. Para ello solo tienes que echar sobre la superficie los ingredientes que más te gusten: nata, chocolate líquido, frutas... Y enrollar el bizcocho como si fuera un rulo. Si lo haces en caliente te resultará más sencillo. ¡Cuánto disfrutará toda la familia con este postre!

- Como base para una tarta
E igual que puedes hacer un tronco, esta receta casera de bizcocho genovés te puede servir como base para una tarta. Solo tienes que utilizar los ingredientes que más te gusten para recubrirlo. ¡Échale imaginación!

Alternativas saludables para hacer bizcochos muy fáciles

Recetas de bizcochos saludables

Y si quieres optar por desayunos o meriendas con menos azúcar, aquí van algunas ideas que son sencillísimas de preparar y el resultado es igual (o más) rico.

- Bizcocho de plátano y avena
Muy fácil y sabroso. Con dos huevos, harina de avena (o los propios copos de avena), 3 plátanos (mejor si están maduros), un sobre de levadura y un poco de leche (opcional), puedes hacer un rico y sanísimo bizcocho. Es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes bien utilizando una batidora para quitar los grumos y hornear. Con 180 grados y una media hora en el horno suele ser suficiente.

Extra: con un poco de canela, el resultado será aún más impresionante.

- Rico y tradicional bizcocho de limón
¿A quién no le gustan los bizcochos de limón? Para hacerlos con menos azúcar, sustituye el yogur de sabor a limón por yogur natural sin edulcorar y el azúcar por pasta de dátiles. También puedes cambiar la harina de trigo por harina de avena o de almendra. Mezcla los ingredientes con dos huevos, zumo y ralladura de limón y un sobre de levadura. ¡Al horno durante unos 30 minutos a 180 grados!

- Bizcochitos de zanahoria
Con harina de avena o copos de avena, unas zanahorias ralladas, dos huevos, un yogur natural, leche (o bebida vegetal), levadura y pasta de dátiles, puedes hacer un rico bizcocho de zanahoria. Junta todos los ingredientes y al horno unos 30 minutos con 180 grados. Que no se te olvide el toque de canela para que esté aún más rico.

Puedes leer más artículos similares a Receta casera de bizcocho genovés con 3 ingredientes. Cocina con niños, en la categoría de Bizcochos - muffins en Guiainfantil.com.