Ejercicios de Kegel para la embarazada

Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos pélvicos

Los ejercicios de Kegel, también conocidos como ejercicios de contracción del músculo vaginal, fueron ideados por el doctor Arnold Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Se basan en contraer y relajar el músculo pubococcígeo o PC (también conocido como músculo del suelo pélvico) de forma repetida, con el objetivo de incrementar su fuerza y resistencia, y así prevenir o evitar la incontinencia urinaria y otros problemas relacionados. Los músculos pélvicos son los responsables de sostener la uretra, la vejiga, el útero y el recto.

Evitan la incontinencia urinaria

embarazada con pelota

Estos ejercicios de Kegel están recomendados para evitar y reducir ciertas molestias como la incontinencia urinaria (pérdidas de orina) durante el embarazo y el posparto, y también para facilitar el parto. En algunos embarazos, debido al peso del bebé sobre la vejiga, las mujeres suelen experimentar, en algún momento, esta molesta dolencia. Los músculos del suelo pélvico se debilitan y causan pérdidas de orina al realizar algún esfuerzo físico sencillo como toser o reír. Los ejercicios de Kegel se pueden realizar de forma preventiva durante el embarazo y se deben continuar después del parto. Para que sean efectivos y se noten sus efectos positivos, debes ser constante y practicarlos a diario con un número de repeticiones regular en cada serie.

Causas que debilitan el suelo pélvico

- Embarazo: el peso del útero descansa sobre estos músculos
- Parto: al pasar el bebé a través del canal del parto
- Posparto: al ejercitar precozmente abdominales o realizar saltos, practicar deportes o llevar pesos.
- Deportes: en especial los de "saltos" y de "impacto"
- Menopausia: los cambios hormonales pueden provocar atrofia, hipotonía y pérdidas de flexibilidad en estos músculos.
- Herencia: dos de cada diez mujeres tienen debilidad innata en los músculos del suelo pélvico.
- Hábitos cotidianos: algunos como la costumbre de retener la orina, vestir prendas muy ajustadas, practicar canto o tocar instrumentos de viento pueden debilitarlos.
- Otras causas:obesidad, estreñimiento, tos crónica y estrés.

Beneficios de los ejercicios de Kegel para la embarazada

Para prevenir estos problemas, es conveniente practicar diariamente los ejercicios de Kegel, que fortalecen los músculos de la zona pélvica y mejoran la función del esfínter, con una práctica adecuada de la técnica, disciplina y mucha regularidad. Fortalecer los músculos del suelo pélvico durante el embarazo te ayudará a:
1- Prevenir o evitar la incontinencia urinaria, que en el embarazo se puede ver agravada por el peso del bebé sobre tu vejiga.
2- Reducir la posibilidad de padecer hemorroides durante el embarazo y después del parto porque estos ejercicios ayudan a incrementar la circulación sanguínea en la zona rectal.
3- Evitar una episiotomía, debido a que la fortaleza de la musculatura reduce el riesgo de desgarros y facilita el parto.
4- Prevenir el riesgo de prolapso o salida de sitio de la vejiga, el útero u otros órganos de la zona, después de tener al bebé.
5- Volver rápidamente a tus actividades normales después del parto sin temor a la incontinencia cuando rías, tosas, estornudes o saltes.
6- Incrementar el placer sexual. Los ejercicios de Kegel mejoran el tono muscular de las paredes vaginales y te ayudarán a volver a una vida sexualnormal tras el parto.

Mejor tras el parto

Los ejercicios de Kegel también están indicados tras el parto. Son los primeros ejercicios que puede hacer la mujer que acaba de parir por vía natural. Si los practicas varias veces al día, podrás prevenir las pérdidas orina después del parto y recuperar la fuerza del suelo pélvico. Los resultados de los ejercicios empiezan a notarse a partir del segundo mes de haber comenzado a realizarlos. Para saber si estás haciendo bien los ejercicios, debes estar atenta a los siguientes cambios: notarás que la vagina empieza a estrecharse y que ya no pierdes orina cuando hagas algún esfuerzo como toser o reírte.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com