Vuelta al cole. Adaptación. Entrevista con Elvira Sánchez-Igual

El periodo de adaptación al colegio y a la escuela infantil

Volver al colegio supone un cambio en la rutina de muchos niños, mientras que, para otros, es su primera vez. Para que estos cambios se produzcan de una forma natural en la vida de los niños y no supongan un trauma para ellos, la psicóloga Elvira Sánchez-Igual, directora de comunicación de AMEI (Asociación Mundial de Educadores Infantiles) nos explica en una entrevista concedida en exclusiva a GuiaInfantil.com en qué consiste el periodo de adaptación de los niños y cómo debemos llevarlo a cabo aunando posturas entre padres y profesores.

La adaptación de los niños en su vuelta a las clases

Elvira Sánchez Igual, psicóloga

¿Qué se pretende con el periodo de adaptación del niño a la escuela?
El periodo de adaptación sirve para que el niño pase de la manera más natural posible de su casa, donde él o ella es el rey o la reina y sus padres están centrados en él, a otro ambiente nuevo. Si ya ha ido previamente a la escuela y el ambiente no es nuevo, pero sí que supone un cambio, el periodo de adaptación facilita que este cambio transcurra de la manera más natural posible. Es decir que pase de un ambiente donde él es el rey a otro donde tiene que aprender a compartir, todo ello de una manera muy natural, muy positiva y sobre todo muy constructiva. Lo que queremos es evitar que el niño sufra en ese periodo de adaptación y, para ello, debemos organizar tanto la vida familiar como la vida escolar de manera que el niño no lo note.

¿Cómo es la rutina de este periodo de adaptación?
Durante el periodo de adaptación es importante que el niño establezca una serie de rutinas, porque viene de casa con una serie de horarios y costumbres, y llega al centro escolar y tiene que crear unas nuevas rutinas. Por ejemplo, a la entrada llega en asamblea, saluda a todos los niños, que obviamente cuando llega a su casa no lo hace. También tenemos que tener en cuenta la comida: en casa come de una manera y en el centro escolar trataremos que coma de otra, pero en principio deberemos de ser muy flexibles con todo lo que suponga un cambio en sus rutinas. No vamos a ser tan exigentes en el tema de la comida, de las siestas o de las actividades que los maestros marcan a los niños. De manera que, durante los primeros días, entre paulatinamente en la vida del centro educativo intentando que, cuando los padres vayan a recogerlos, ellos salgan con una sonrisa, y entren también con una sonrisa al centro, para que no lo vivan como un trauma.

Vuelta al cole. Periodo de adaptación

¿Cómo pueden colaborar los padres con los profesores en este periodo de adaptación?
Los padres y los profesores deben ir de la mano en este periodo de adaptación, porque realmente ambos buscamos lo mismo, la felicidad del niño. Los maestros nos van a explicar cómo va a ser este procedimiento dentro del aula y los padres, por otro lado, debemos comentarle al maestro las peculiaridades de cada niño. Nosotros tenemos que ir muy felices, muy positivos, con una actitud muy constructiva y comentarle al niño que va a vivir una experiencia diferente, que va a ver a sus amiguitos, que va a conocer amiguitos nuevos, que va a ser una experiencia muy lúdica y divertida, y que va a aprender mucho. De esta manera, le contagiaremos positivismo y alegría para que los niños lo afronten de una manera positiva. Si vamos con miedo o inseguridad, los niños lo van a percibir y va a ser incluso peor para ellos.

¿Qué consejos darías a los padres para preparar a los niños en la vuelta al colegio?
La vuelta al colegio debemos de prepararla de manera conjunta. Primero, le explicaremos al niño que, dentro de quince días o una semana, se acaban las vacaciones y vamos a volver al colegio. Podemos ir a comprar con ellos los libros de texto, las mochilas, los estuches o cualquier otro tipo de material escolar, de manera que los niños sean participes de la vuelta al cole. También podemos intentar, poco a poco, establecer nuevas rutinas, por ejemplo si cuando inicia el periodo escolar el niño tiene que despertarse a las 8 para entrar a las 9, podemos ir poco a poco despertándole un poquito antes.

¿Qué consejos podrías dar a los padres para que la despedida del primer día sea la mejor posible?
Para que la despedida del primer día de un niño en el centro educativo sea lo menos traumática posible, nuestro consejo es siempre despedir al niño con una sonrisa en los labios, porque si el niño ve que tú le dejas feliz, contenta, sabiendo que va a estar a gusto, que le van a tratar bien, el niño se va a quedar feliz porque va a ganar en confianza en sí mismo. Así va a pensar que su madre le está dejando en un sitio donde va a estar bien. Por tanto, mi consejo sería "deja a tu hijo con una sonrisa en los labios".