7 semanas de embarazo

Semana 7 de embarazo. La embarazada y el desarrollo del bebé en la semana siete de embarazo

Si todavía no has acudido al ginecólogo, es momento para que pidas cita y comience a evaluarte y solucionar contigo todas las dudas que te han estado surgiendo durante estos días. Te realizarán una historia para conocer tus antecedentes médicos y los de tu familia y te pedirán unos análisis de orina y de sangre. También te citarán para realizarte la primera ecografía y así confirmar tu embarazo. 

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

Cambios en tu cuerpo en la semana siete de embarazo

Las náuseas y vómitos podrían estar causándote las primeras molestias del embarazo en la semana séptima de gestación. Es una sensación desagradable pero puedes paliarla comiendo poca cantidad al menos 5 veces al día y bebiendo abundante agua. Si te encuentras realmente mal, consulta a tu ginecólogo, pero generalmente esta sensación de mareo sólo estará presente durante las primeras semanas de gestación.

Tendrás una frecuente sensación de ganas de orinar, esto es debido a que los riñones trabajan con más eficacia para eliminar los residuos del cuerpo. No te preocupes si has de acudir al baño cada poco tiempo, no aguantes las ganas de hacer pis e intenta vaciar la vejiga cada vez. Sin embargo, si notas escozor o dolor en las micciones, consulta al médico pues podrías tener alguna infección en el tracto urinario.

El volumen de tu pecho crece y notarás sensibilidad en las mamas ya que se prepararn para alimentar al bebé que crece dentro de ti. Tu cintura ensancha poco a poco, todavía es pronto para usar ropa de embarazada, aunque las mujeres en su segundo embarazo notan antes su abdomen abultado.

Te sentirás más cansada y decaída, procura reservarte un tiempo para estar tranquila, tu cuerpo está trabajando a pleno rendimiento.

Desarrollo y crecimiento del bebé en el embarazo

Desarrollo del bebé en la semana 7 de gestación

En la séptima semana de embarazo tu bebé tiene ya cinco semanas de vida y al final de esta semana medirá entre 10 y 13 milímetros. Aparece ya un esbozo de lo que será las manos y las piernas, pero los dedos todavía no están formados completamente. 

El tamaño de la cabeza de tu bebé es el doble del de su cuerpo. Comienzan a formarse los oídos y se está desarrollando el cordón umbilical. 

El higado, el páncreas y bronquios, se están formando. Su piel es muy delgada incluso se pueden apreciar sus venas bajo la piel. Al final de la columna se puede ver la cola embrionaria, que irá desapareciendo a medida que avancen los días.

La salud y las emociones durante el embarazo

El aumento de la progesterona, la hormona que estimula el crecimiento de una membrana en el útero para que el embrión pueda desarrollarse y además ayudará a que se produzca leche en las mamas, te jugará malas pasadas. Podrías sentirte extremadamente sensible y emotiva. Podrías llorar sin tener grandes motivos o incluso star más enfadada e irascible que en otros momentos.

Sentir miedo o preocupación por el bebé es algo normal, sin embargo, en algunas mujeres se convierte en una obsesión. Te ayudará a rebajar tus dudas compartir tus miedos con tu pareja, buscar distracciones que eviten que tu único pensamiento sea tu embarazo o recurrir a técnicas de relajación.

Intenta cuidar tu cuerpo desde el principio para evitar las estrías. Una buena hidratación a diario o incluso varias veces al día te ayudará a evitar las temidas estrías. Vigila tu forma física, caminar a diario será bueno para tu circulación e incluso, si eres deportista, puedes seguir realizando actividad física, siempre de forma moderada y consultando con tu médico en caso de determinados deportes. La natación es un deporte ideal a practicar durante todo el embarazo, ¿por qué no comenzar ya en la semana siete de embarazo?

Dieta y alimentación para la embarazada

Dieta y alimentación en la séptima semana de embarazo

Tomar ácido fólico antes y durante el embarazo ha demostrado ser eficaz para reducir el riesgo de malformaciones en el feto. Tu dieta ha de contener esta vitamina y puedes encontrarla en legumbres y vegetales de hoja verde. Pero además, el ginecóligo te recetará este suplemento. Si todavía no lo tomas, coméntalo con la persona que realiza el seguimiento de tu embarazo.

También has de asegurar que tu dieta sea rica en calcio y seguir este patrón de alimentación cuando haya nacido el bebé. Tu dieta ha de ser rica y equilibrada, pero seguro que te surgen las dudas en la semana 7 de gestación al respecto de lo que no puedes comer. 

La leche y quesos no pasteurizados han de ser eliminados de tu dieta, ya que contienen una bacteria llamada listeria que podría dañar al bebé. Has de evitar también las carnes poco cocinadas o crudas, los pescados crudos, patés, embutidos y, en general, cualquier producto animal poco tratado.

Si eres de las que no puede pasar sin el café o un refresco con cafeína, intenta consumirlo con moderación. Los expertos dicen que una cantidad inferior a 300 mg de cafeína al día no es perjudicial para el bebé, pero el consumo descontrolado de cafeína podría causar daños al feto. Recuerda que la cafeína también estaá presente en algunas infusiones, el chocolate y algunos medicamentos.

Curiosidades en la semana 7 de embarazo

Las infecciones vaginales son más frecuentes en mujeres embarazadas debido a los estrógenos, estas hormonas hacen que los hongos se adhieran mejor a las paredes de la vagina. Los hongos producen irritación, picor y ardor en la vagina y los labios, incomodidad en las relaciones sexuales y exceso de flujo vaginal. Si tienes estos síntomas consulta al ginecólogo para que lo valore, pero la candidiasis vaginal no es cotagiosa para el bebé y, en caso de que presentara hongos en alguna parte de su cuerpo, se le pondría en tratamiento.

El embarazo dura 40 semanas, por lo que si quieres calcular tu fecha probable de parto, puedes utilizar nuestra calculadora de parto. Con el calendario de embarazo de Guiainfantil podrás saber cómo se desarrolla el bebé semana a semana.