¡Qué listos son los bebés!

Los bebés entre los 6 y 9 meses muestran ya bastantes habilidades motoras: giran su cabecita sin problemas, pueden sujetar el biberón con su manos, se sientan..., pero además, en esta etapa empiezan a desarrollar importantes relaciones sociales: son capaces de interaccionar con nosotros para obtener algo y, además reconocen nuestras intenciones ¡Parece que a los bebés ya no hay quien los engañe!

Un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de York en Canadá, ha revelado cómo los bebés se enojan cuando se percatan de que les están tomando el pelo. Durante la prueba a las que sometieron a cuarenta bebés, éstos aceptaban con normalidad y calma la incapacidad de que el adulto no pudiera darles un juguete (por razones justificadas), pero se enfadaban cuando éste no quiere a propósito darles el juguete. Los pequeños entendían la intención del adulto, al no querer ofrecerles el juguete y, en consecuencia, expresaban su disgusto o su disfonformidad.

Qué listos son los bebés

Según Heidi Marsh, directora del estudio, los bebés son capaces de reconocer y distinguir nuestras intenciones y saber si les estamos tomando el pelo, si intentamos manipularles y si nuestras actuaciones están justificadas, y reaccionan en consecuencia. Los bebés de nueve meses, reaccionaban más físicamente y los de 6 mediante gestos, pero en ambos casos, tenían reacciones diferentes ante una determinada intención del adulto. La inteligencia y las capacidades de los más pequeños han sido objeto de diversos estudios en los últimos años y la mayoría vienen a ratificar la gran dotación intelectual que tiene el cerebro humano desde sus inicios. El grado de conciencia de los bebés es mayor que su capacidad de demostrarlo, así cosas que a los adultos nos parecen evidentes, son proezas para los bebés como la capacidad de diferenciar ritmos musicales a los pocos días de nacer, diferenciar texturas o aprender a sociabilizarse, etc. Los bebés muestran sorprendentes facultades intelectuales y los especialistas señalan que estas habilidades tan precoces se deben a que el ser humano nace con conocimientos innatos, importantísimos para asegurar su supervivencia. Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com