Baila con tu bebé

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Me encantaba bailar con mi hija. Desde que llegó a casa, con apenas unos días, bailaba con ella. Música suave para relajarla. Música con algo más ritmo para animarla. Es curioso, porque lo hacía por placer y sin embargo, estaba despertando en ella, sin saberlo, todos sus sentidos.

Sostén a tu hijo con firmeza y baila, baila y baila sin parar. Da vueltas, con movimientos suaves si es muy pequeño y más enérgicos si ya es más mayor. Verás su carita de felicidad. ¿A qué niño no le gusta que le mezan? ¿A qué niño no le gusta bailar?

10 beneficios del baile para los bebés

Madre que baila con bebé

El baile tiene muchos beneficios para los bebés, físicos, psicológicos y emocionales. No hace falta que sepan andar. Basta con que le sostengas entre tus brazos y te muevas con él, al ritmo de una melodía.  Disfrutaréis juntos a la vez que potencias todos estos factores: 

1. El baile fortalece el vínculo afectivo entre los dos. 

2. El movimiento es un excelente ejercicio para potenciar el equilibrio de tu hijo y su capacidad e inteligencia espacial.

3. El baile y la música generan endorfinas, unas hormonas que transmiten felicidad. Y por supuesto, mejora el estado de ánimo del niño. 

4. Potencia la concentración. El movimiento ayuda a mantener la mirada en un punto concreto.

5. Cuando el niño ya pueda bailar por sí solo, estará tonificando su corazón y sus músculos. Es un excelente ejercicio físico. 

6. La relación entre ritmo y música favorecen al aparato psicomotriz grueso.

7. Cuando el niño sea más mayor, puede crear y recordar pequeñas coreografías, lo que potencia su concentración y su memoria.

8. Favorece la interacción social. Cuando el niño decida bailar con sus amigos, estará aprendiendo a trabajar en equipo.

9. Mejora la elasticidad, flexibilidad y agilidad de movimientos.

10. El ejercicio también favorece el descanso y el sueño

¿Aún tienes alguna duda sobre lo importante que es el baile? Cuando tu hijo ya sepa andar, enséñale a bailar. Incentivale, anímale. Verás como en seguida capta el ritmo. Además, disfrutarán mucho de ello. Por si tienes dudas, mira este vídeo de unas madres que bailan con sus bebés, muy pegaditos a su cuerpo. ¡Qué divertido!

Vídeo madres bailando con sus bebés