La hinchazón durante el embarazo

Las primeras señales en la embarazada de la hinchazón

Los síntomas de la hinchazón durante el embarazo son evidentes. La sensación de peso y dolor en las piernas, el incómodo que resulta usar algunos zapatos o anillos en los dedos, la distensión del abdomen, son algunas señales de que una mujer embarazada se está hinchando. La hinchazón durante el embarazo, que aparece especialmente en las partes inferiores del cuerpo, es decir en los pies, tobillos y piernas, suele ser una de las molestias más comunes de las mujeres embarazadas, principalmente cuando se encuentran entre el tercero y cuarto mes de gestación.

Aparte de los pies, tobillos y piernas, la mujer embarazada puede presentar hinchazón también en las extremidades, en los dedos, manos, brazos, como también en la cara, aunque la mayoría de los casos se limita apenas a una molestia, con lo cual no existen razones para preocuparse.

Causas más comunes de la hinchazón en la embarazada

Embarazada estira pierna

- Retención de líquidos. La mujer embarazada suele retener más líquidos que se diluyen cuando se mezclan en la sangre. 

- Aumento de la sangre circulante, debido al agua. La sangre sale del corazón, sigue para las piernas y los pies, y al momento de volver a la parte superior del cuerpo, se encuentra con más resistencia, lo que causa más presión y hace con que el agua de la sangre fluya por las paredes de las venas. 

- Compresión de la región pélvica. El desarrollo y crecimiento del feto puede comprimir más la región pélvica. 

Embarazo múltiple : El útero gana más peso, lo que probablemente altera la circulación sanguínea. 

- Elevadas temperaturas. 

Exceso de peso en la mujer durante el embarazo

Prevención y tratamiento de la hinchazón en el embarazo

Las mujeres embarazadas que llevan una vida más saludable, es decir, que se alimentan correctamente, hacen ejercicios físicos, no fuman, y no ganan demasiado peso, tendrán menos posibilidades de hincharse durante el embarazo. Según los especialistas, las mujeres que se quedan embarazadas por métodos artificiales también tienen más probabilidades de hincharse. Eso ocurre debido al uso y manejo de hormonas. Los niveles de progesterona y de estradiol llegan a alcanzar un nivel diez veces mayor que lo habitual.

Aliviar las molestias causadas por la hinchazón en el embarazo

Las molestias que causan la hinchazón a la mujer embarazada pueden ser aliviadas con algunos cuantos consejos:

- Cambio en la alimentación. Disminuir la cantidad de sal en la preparación de las comidas. Condimentos como el ajo o el limón son más beneficiosos para el organismo. Es aconsejable comer más frutas y verduras, cereales, y evitar las grasas. 

- NO al sedentarismo. Los médicos recomiendan que, para mejorar la circulación, las mujeres embarazadas acudan a clases de hidrogimnasia (gimnasia en el agua), por lo menos dos veces a la semana. También es recomendable que caminen por media o una hora al día o practiquen Yoga, Pilates... que ayudan a la mujer a estirarse.  Uso de medias elásticas de media presión. Deben ser usadas durante todo el día, de la mañana al final de la tarde. 

- Conservar las piernas para arriba durante un rato. En los días de más calor y principalmente cuando la mujer se queda por mucho tiempo sentada o de pie durante el día, es conveniente que por las noches, al acostarse, esté durante mas o menos una hora con las piernas para arriba. Un cojín debajo de las piernas también resulta cómodo. Ella notará que su circulación será mejor.

- Algunos médicos recomiendan a que las mujeres hagan drenaje linfático, desde cuando se lo hagan con un profesional habilitado. Estos masajes están indicados para estimular la circulación.  Sentarse en un lugar donde se pueda elevar los pies. Es recomendable no cruzar las piernas mientras la mujer esté sentada. También debe evitar estar parada o sentada con los pies en el piso por un periodo prolongado. 

- NO acalorarse. La mujer debe mantenerse a una temperatura cómoda, evitar ropas ajustadas o ceñidas. No debe caminar en los días de más calor. 8- No debe auto-medicarse para reducir el hinchazón. Antes de todo, debe consultar con el médico.

Cuando la hinchazón en la embarazada es un problema importante

Si la mujer presenta una hinchazón anormal, un aumento de peso muy grande, hormigueo en las manos, limitaciones en el movimiento de los dedos, así como dolores de cabeza en la región de la nuca, puede indicar que tiene un problema que requiere más atención y cuidado. En este caso deberá acudir a su médico lo antes posible, porque puede estar sufriendo de tensión alta o de algún problema renal. Existen casos de hinchazón después del nacimiento del bebé. La sangre que la mujer compartía con la placenta vuelve para ella. La hinchazón puede dejar rastros. Puede aumentar la incidencia de varices y de hemorroides, pero con una dieta equilibrada, y con la lactancia materna, las molestias disminuirán hasta que desaparecen.