Masaje perineal en el embarazo paso a paso

Cómo masajear el periné de la mujer embarazada

El masaje perineal es una técnica que consiste en masajear el periné de la mujer embarazada para preparar los tejidos y músculos, haciéndolos más elásticos para el parto.  

La zona donde se aplica el masaje, el periné, es el conjunto de tejidos que rodean la vagina y el ano, la zona que se dilata durante la salida del bebé. Te enseñamos a hacer un masaje perineal en el embarazo paso a paso

Cuáles son los beneficios del masaje perineal en el embarazo 

Masaje perineal en el embarazo paso a paso

El masaje perineal aplicado por la mujer o su pareja frecuentemente durante al menos 6 semanas antes del parto ha demostrado tener eficacia en disminuir los traumas vaginales (fundamentalmente la episiotomía) y el dolor postparto en mujeres que no han tenido un bebé previamente. En las mujeres que ya han tenido uno o más partos anteriores el masaje perineal no ha mostrado efectos preventivos, pero aún así te animo a practicarlo para tener más conciencia de la zona y poder relajar el periné cuando nazca tu bebé.

- Te aporta conciencia corporal. El periné es una zona que tenemos olvidada la mayoría de las mujeres. Durante el nacimiento de tu bebé notarás presión y sensación de quemazón al salir la cabecita. Tener estas sensaciones presentes durante el embarazo ayuda a saber cómo relajar la zona cuando sea el momento del nacimiento, permitiendo así que tu bebé nazca suavemente y previniendo de esta forma que tu tejido se desgarre

- Aporta más elasticidad al tejido. El masajear la zona ayuda a que los tejidos se vayan haciendo más elásticos, de manera que permitan la salida del bebé sin desgarrarse. 

- Mayor riego sanguíneo del periné. El simple hecho de masajear una zona de nuestro cuerpo hace que aumente el riego sanguíneo, con lo que estaremos favoreciendo una recuperación de los tejidos más fácilmente, y disminuiremos el dolor postparto

- Confianza. Ver y sentir por ti misma que esa zona es elástica, que puede abrirse fácilmente y sin dolor te hará tener menos miedo al momento del expulsivo (cuando tu bebé nace). El cuerpo de la mujer está hecho para parir, compruébalo por ti misma. 

¿Cómo se hace el masaje perineal en el embarazo paso a paso?

El mejor momento para empezar es entorno a la semana 32-33 de embarazo. Los estudios muestran que es importante la regularidad en la práctica, así que resérvate un mínimo de dos veces por semana para poder practicar el masaje (si quieres puedes hacerlo con más frecuencia, hasta una vez al día). 

Consejos: 

- Puedes hacerlo tú misma o puedes pedirle a tu pareja que te ayude. 

- Si tienes alguna infección de orina o vaginal evita hacer el masaje hasta que la infección haya desaparecido. 

- Usa un aceite natural (puede ser aceite de caléndula, de rosa de mosqueta, de oliva…) para lubricar los dedos y la zona del periné. 

Masaje perineal en el embarazo paso a paso:

- Escoge un momento en que tengas tranquilidad y sepas que nadie te va a interrumpir durante los siguientes 10 minutos.

- Lávate las manos y ten las uñas cortas para no hacerte daño.

- Puedes realizar el masaje semi-sentada en la cama, sentada en el váter o de pie con una pierna apoyada en una silla.

- Las primeras veces es útil que uses un espejo para ver la zona. 

- Aplícate el aceite en las manos y en la zona del periné (por fuera entre la vagina y el ano, y unos 3-4 cm hacia el interior de la vagina, en la parte inferior de la misma).

- Comienza masajeando con uno o dos dedos la parte externa, el tejido que está entre tu vagina y tu ano, puedes hacer círculos y presionar hacia dentro la piel, poniendo atención en si sientes molestia o resistencia. Haz esto durante unos 2 minutos.

- Introduce el dedo pulgar en la vagina unos 3 cm (hasta la primera falange) y presiona hacia abajo (en dirección hacia el ano). Si es tu pareja la que te hace el masaje lo hará con los dedos índice y corazón e irás guiándole para que ejerza una presión que te resulte un poco molesta, pero sin dolor. Presiona de esta manera, hacia abajo, durante unos 2 minutos.

- Haz lo mismo hacia los laterales de la vagina, primero a la derecha durante 2 minutos y luego hacia la izquierda. La idea es que cada día el tejido sea un poco más elástico. No masajees la zona de arriba de la vagina (donde está la uretra, por donde sale la orina). 

- Por último introduce también el pulgar de la otra mano, y con los dos dedos haz un movimiento de vaivén hacia los lados, como haciendo una “U”, separando los pulgares hacia arriba en los laterales de la vagina y juntándolos abajo, en la parte más baja del periné. Si es tu pareja quien te da el masaje seguirá haciéndolo con los dos dedos, dibujando una “U”. Practica este último paso durante otros 2 minutos. 

En conclusión: 

- Masajea durante unos 10 minutos a partir de la semana 32 de embarazo. 

- Un mínimo de 2 veces por semana.

- Puedes notar una sensación de quemazón o incomodidad, pero en ningún caso debes sentir dolor. 

- Recuerda que lo más importante es que tengas confianza en tu cuerpo, que está preparado para parir sin desgarrarse. El masaje te ayudará a conocer tu periné. 

- Ante cualquier duda consulta a tu matrona.