12 pequeños grandes logros de los niños de 2 años que son sorprendentes

Cada niño lleva su propio ritmo, pero estas las destrezas y habilidades propias de los bebés en los primeros años

Beatriz Martínez

¿Cómo es posible que mi peque haya crecido tan rápido? Parece que nació ayer y de pronto ya ha cumplido los dos años; una sensación que seguro compartimos todos los padres y madres. Y es que, aunque no lo parezca, el tiempo va a pasos tan agigantados que hay veces que nos gustaría poder detenerlo para apreciar los instantes maravillosos que nos regalan los hijos con su sola presencia. En Guiainfantil.com hemos elaborado una lista con los pequeños (grandes) logros de los niños de 2 años que resultan más que sorprendentes. No sirve para detener el tiempo pero si para saborearlo un poquito más. ¡Vamos allá!

Destrezas y logros de los niños de 2 años

Los logros de los niños de 2 años

Algunos harán todas estas cosas antes de los dos años y otros las dejarán ver un poco después, la fecha es orientadora y las habilidades también. ¡Cada niño tiene su propio ritmo! También verás que cada peque se la lleva a su terreno para dejar a sus queridos papás con la boca abierta. Lee el listado que aquí compartimos contigo y añade cuantas más cosas haga tu hijo de dos años. Un bonito recuerdo para guardar en papel y por supuesto en la memoria.

1. Correr, correr y correr
Es alrededor del primer año que los bebés empiezan a andar, sin duda una de las cosas más difíciles que hay por toda la destreza que es necesaria. Pues es a los dos años cuando ya son expertos andarines y que están más que preparados para lanzarse a la carrera. Claro está que los tropiezos y las heridas en la rodilla no se harán esperar. Un poco de pomada, un beso lleno de amor y problema solucionado. ¡A seguir corriendo!

2. Pegar a su mamá y a su papá
Decir 'te quiero', dar un beso con muchas babas y un gran abrazo serán de las cosas que hagan los bebés antes de que dejen de serlo, pero, como no todo podía ser tan bonito, otra de las cosas que hacen los niños a esta edad es pegar con la mano a sus papás cuando están enfadados. Tranquila, es una expresión más de ese enfado, sin embargo, sí que es necesario que le hables con cariño y le expliques que eso no está bien.

3. Decir 'hola' a todo el mundo
¿Tú bebé ya sabe saludar con la mano o diciendo la palabra 'hola'? Si recién ha adquirido esta sorprendente habilidad, prepárate porque la pondrá en práctica con todo aquel que se cruce en su camino. ¡Adorable!

4. Llevarse el tenedor a la boca
Hay niños a los que les encanta el puré y otros que son más de trocitos blanditos. Mi hija se encuentra en el segundo grupo. Aún le faltan unos meses para cumplir los dos años pero ya es toda una 'experta' en llevarse el tenedor ella solita a la boca. Pongo 'experta' entre comillas por lo que ya te imaginas, ¡lo suele dejar todo perdido!

5. Columpiarse y no querer parar de hacerlo
¿Tu pequeño ya ha descubierto el columpio? Si la respuesta es sí, ¿qué haces para bajarle y que no se enfade? Cuando yo trato de bajar a mi bebé es cuando ella aprovecha para enseñarme su carácter más fiero. El columpio, ese gran descubrimiento de los niños de dos años y que no quieren dejar ni a sol ni a sombra.

6. Chutar la pelota con fuerza
Otra de las cosas que los niños alrededor de los dos años suelen hacer con mucho gusto es dar patadas a la pelota. Da igual que sea una de bebé o una de mayores, el caso es que adoran ver como ese objeto redondo se mueve por el hecho de que él lo empuje con el pie. ¡Qué divertido!

7. Decir sus primeras palabras, entre ellas 'no'
Alrededor del primer año los bebé empiezan a decir palabras como 'ma', 'pa', o incluso 'agua'. Será poco después cuando complementen y digan 'mamá, 'papá' y otras tantas palabras fáciles de pronunciar para ellos. No te alarmes si tu hijo dice muy pocas palabras, no tardará en hacerlo, solo necesita tiempo. Por cierto, 'no' formará parte pronto de su vocabulario y cuando así sea, ¡lo dirá a todas horas!

8. Imitar todo lo que haces
¿Por qué ha aprendido a decir 'no'? Pues porque lo ha escuchado de sus papás. El juego de imitar a los mayores, su favorito y el que le viene por naturaleza, lo ponen en práctica a una edad temprana. Si tú te ríes, ellos se ríen, si tú elevas la voz, ellos lo harán también... Y así con un montón de cosas más.

9. Intentar ponerse los calcetines
Si cuando apenas llegan al año saben quitarse los zapatos e incluso los calcetines, sobre todo cuando van en el carro y tú no te das cuenta de ello y te toca volver sobre tus pasos para recuperar el zapato, será alrededor de los dos años que intenten ponerse los calcetines, o los zapatos, ¡puede que ambas cosas! Por descontado que todavía no lo van a conseguir, se trata más bien de desarrollar la habilidad de saber que ese calcetín va en el pie y no en ningún otro sitio.

10. Beber agua de un 'vaso de mayores'
Habilidad con la que te sorprenderá si tu le ofreces un vaso de agua para que beba. ¿Por qué? Pues porque su desarrollo así se lo permite. Ojo, que sepa hacerlo no quiere decir que no se moje y menos aún si descubre lo divertido que es dejar caer el agua. ¡Qué traviesos son!

11. Subir por el tobogán y no precisamente por la escalera
Recuerdo que hace unos años leí un artículo que decía que no tiene nada de malo que los niños quieran subir por el tobogán justo por la parte por la que deberían tirarse. Es más, tiene muchas ventajas para su crecimiento físico y mental. Si tu bebé quiere escalar por el tobogán, adelante, tan solo ponte a su lado para que no se caiga.

12. Montar en moto o en una bicicleta pequeña
Si llega al suelo una vez esté sentado en la moto o en la bici, no tardará en descubrir lo divertidísimo que es desplazarse de un lado para otro. Otra cosa que los niños de dos años hacen y con la que se lo pasan en grande. ¡Es hora de ir al parque a montar en moto o bicicleta!

Ahora sí, es tu turno de seguir añadiendo cosas al listado. ¡Qué emocionante!