25 cosas que me gustaría que mi hijo hiciera de mayor

La emotiva carta de una madre a su hijo en su cumpleaños con sus deseos para cuando sea mayor

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

 Cada año, cuando se acerca el cumpleaños de mi hijo, comienzo a pensar en la carta. La carta es, una tarjeta o carta que le escribo a mano, como regalo de cumpleaños y, que se la entrego cuando se levanta en su día. La lee en silencio, sin embargo, siento sus nervios y veo como sus ojos se inundan de emoción, cuando le transmito, desde lo más profundo de mi corazón, mi amor a través de esas palabras.

Este año, como novedad, le he escrito las cosas que me gustaría que hiciera en su vida… Y las comparto porque, sea o no su cumpleaños, está muy bien que hagamos este ejercicio para cuando nuestros hijos sean adultos. Estas son las 25 cosas que me gustaría que mi hijo hiciera de mayor. 

Las 25 cosas que me gustaría que mi hijo hiciera de mayor 

Las 25 cosas que me gustaría que mi hijo hiciera de mayor

1. Disfruta la vida, hagas lo que hagas, tengas lo que tengas, sientas lo que sientas. Siempre se puede disfrutar si así lo decides, ¡solo es cuestión de proponértelo!

2. Sé educado y amable, pero también reconoce tus errores y pide disculpas. Con la educación hacemos un mundo mejor, sigue siendo parte de esta sociedad educada. Eres un ejemplo para mí.

3. Muestra tus emociones: llora, ríe, enfádate, grita, salta, disfruta y vive cada emoción. Todas las emociones muestran lo mejor de nosotros, en cada momento.

4. Pide ayuda cuando la necesites. Lo valiente es saber que si en esta ocasión no la has podido, en otra podrás, con lo cual, pide lo que necesites para llegar a conseguir tu objetivo.

5. Valora el tiempo con los mayores. A lo largo de tu vida, has vivido situaciones tristes con personas que se fueron de nuestro lado, antes de lo que esperábamos. Recuerda las palabras de tu prima Andrea: “Si hubiera tenido un minuto más con mi padre…”

6. Aprende a enfrentarte al miedo. Cuando lo sientas, no huyas, enfréntate a él. Para ello, recuerda los cambios de colegios, el inicio de actividades nuevas, conocer gente nueva en los campamentos, actividades que iniciabas por primera vez… nada de esto, nunca te dio miedo, siempre has sabido enfrentarte a las situaciones con seguridad, no dejes de hacerlo.

7. No siempre todo sale bien, sin embargo, de todo se aprende. Sé buen aprendiz.

8. No te dejes llevar por lo que dicen tus amigos. Cada uno debe escuchar su corazón, para saber si está haciendo lo que desea. ESCUCHA TU CORAZÓN.

9. Eres 100% libre. Naciste libre y siempre serás libre. Recuérdalo y recuérdanoslo.

10. Mejor que tú, nadie te va a querer. Mejor que tú, nadie te va a valorar. Mejor que tú, nadie te va a cuidar (Alimentación, deporte, relaciones, emociones…). Tu autoestima es tuya, cuida tu lenguaje interior, háblate con cariño. Y no dejes que te digan que no puedes hacerlo o que serás distinto si lo haces… 

11. Conócete lo máximo que puedas, ahora y siempre. Esta será tu tarea eterna, pero los beneficios serán tan buenos, que lo consideraras como un regalo de la vida.

12. Di no, cuando tengas que decirlo. Siempre has sabido ser rotundo en tus decisiones, que nadie te quite ese poder, no lo consientas.

13. Toma tus propias decisiones, no te dejes influenciar, ni siquiera por la familia, y mucho menos por los amigos. Pide un consejo, pero la última decisión es solo tuya. 

14. Escúchate y pide lo que necesites. Habla con claridad porque así seguiré sabiendo que sabes escucharte. Y no escuches, a los que tengan miedo de vivir con miedo.

15. No dejes de escuchar a los demás para seguir teniendo buenas relaciones. Si quieres ser psicólogo, este don de la escucha, ya lo tienes.

16. Cuida tu actitud y tus motivaciones. Eres más fuerte de lo que piensas. Me encanta tu manera de pensar y tu seguridad, eres un ejemplo para mí.

17. Perdona y perdónate. Si algo no sale como esperabas, tendrás más oportunidades de repetirlo de la manera que deseabas para obtener el mejor resultado.

18. Dedícate tiempo, la vida no es solo estudiar o jugar o trabajar... Sigue disfrutando del voley, el mar o la fotografía, aunque tengas 50 años o más. Tus aficiones irán creciendo y cambiando contigo.

19. La felicidad depende de ti. No esperes que nadie te haga feliz, ni tu novia, ni tus padres, ni tus amigos. La felicidad es una actitud ante la vida, lo has demostrado desde pequeño, no lo olvides. Naciste feliz y así deberá ser tu vida.

20. No dejes tu sonrisa en manos de nadie. Depende solo de ti. Cuida lo que te cuentas y las historias que haces de tus vivencias, ellas tienen el poder de sonrisa.

21. Quiérete, no mantengas relaciones tóxicas. No eres egoísta por pensar en ti primero y después en los demás. Serías egoísta si solo pensarás en ti, y esto nunca lo has hecho. No lo hagas de adulto.

22. No temas la soledad, no estas solo, estás contigo. Haz las cosas que te gustan por ti y para ti. Que tus relaciones no dependan del miedo a la soledad.

23. Libérate las ganas de ser superior, de ser superior, llevar la razón o la necesidad de ganarlo todo. Se humilde, así tardaras más en llegar, pero será más duradero lo que consigas.

24. Ama sin miedo.

25. Ama y vuelve a amar.

Y recuerda, que papá y mamá, vivimos a nuestra manera, ¡¡haz tú lo mismo!! No quieras seguir nuestros pasos. Crea tu propio camino, eres el hacedor de tus sueños, y nosotros, siempre vamos a seguir cerca de ti.