Cómo sacar tiempo para nosotras mismas

Consejos para madres con muy poco tiempo

Patricia Fernández Pérez
Patricia Fernández Pérez Redactora en Guiainfantil.com

Ser madre es una de las tareas más agotadoras que he hecho en mi vida. Mucho más que estudiar o ir a trabajar, mucho más que las siete mudanzas que he tenido que hacerme en mi vida y muchísimo más que la vez que me dio por matarme en el gimnasio para ponerme en forma y entrar en el bikini.

Y es que, efectivamente, cuando uno se centra en sus hijos y su casa, el mundo se reduce considerablemente, parece que tenemos todo el tiempo del mundo para nosotros mismos, cuando realmente lo estamos invirtiendo en organizar la vida y el espacio de toda la familia. Sin embargo, sacar tiempo para nosotras mismas, es posible.

5 ideas para sacar tiempo para nosotras mismas

Consejos para sacar tiempo para nosotras

Entre esa vorágine de colegios, tutorías, lavadoras, cumpleaños, actividades extraescolares, limpiezas, comidas, meriendas y cenas, apenas podemos robarle al día unos minutos para poder pensar en nosotras mismas.

Hay días que se me olvida hacer pis, y me ducho cuando las niñas se duermen para poder estar tranquila sin tener que dar indicaciones sobre dónde está la Barbie Malibú, qué voy a hacer de cena, o hacer de juez y parte en cualquier conflicto bélico que se haya desarrollado en mi salón.

Sin embargo, los estudios científicos y las madres de todo el mundo, ratifican que un tiempo de respiro aporta salud física y mental para poder afrontar el siguiente día sin que salgas corriendo a escalar el Machupichu y no vuelvas más.

¿Cómo podemos sacar tiempo para nosotras mismas de entre toda esa vorágine? No hay que desesperarse, hay trucos que deberás poner en marcha en cuanto te des cuenta de que, a no ser que haya una hecatombe, el día seguirá teniendo 24 horas.

1- Informa a la familia de que te vas a tomar un descanso. Es importante que lo sepan para que ellos sean capaces de solucionarse los problemas solos.

2- Sé egoísta durante media hora al día. Respeta tus tiempos y haz que los demás los respeten. Si has decidido darte una ducha o un baño con espuma, ver una película o pintarte las uñas de los pies, no cedas, es tu tiempo y debes respetarlo. Los primeros días tu familia lo encontrará raro y los niños querrán interrumpirte, pero cuando vean que es algo habitual, empezarán a dejarte tu espacio.

3- Delega en otros, o deja algunas tareas para otro día. Seguro que no hay cosas tan importantes que requieran toda tu atención, así que deja que los niños lo hagan solos, eso les ayudará en su crecimiento y autoestima, y tú podrás descansar esos minutos.

4- Organízate bien. Dedica unos minutos al día para poder en orden tus prioridades y aprovechar tu tiempo lo máximo posible, así puede que al final del día hayas podido rascar algunos minutos para llamar a tus amigas y desfogarte.

5- Aprovecha cualquier momento para dedicártelo a ti. Mientras estudian o hacen los deberes, mientras duermen la siesta o ven los dibujos animados. Olvida que la ropa está mojada en la lavadora, que hay polvo sobre los muebles o que la cena está congelada… hay momentos en los que es más importante tu tranquilidad mental y vivir los momentos con alegría, que tener la casa recogida.