Guía para padres sobre el bullying - ¿Mi hijo es víctima de acoso?

Cómo identificar que un niño está sufriendo acoso escolar en el colegio

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés

Por desgracia, el acoso escolar es una situación que vemos muy a menudo y que se va extendiendo rápidamente por todos los colegios y niveles educativos. Lo cierto es que, tanto los padres como los profesores, tenemos un papel fundamental a la hora de identificar y controlar estas situaciones de violencia hacia los niños. Para ayudarte, a continuación te ofrecemos una guía para padres sobre el bullying y, sobre todo, respondemos a una de las preguntas que más nos preocupan: ¿cómo identificar si un niño es víctima de acoso escolar?

Qué es y qué tipos de bullying existen en el colegio

La guía sobre el bullying para los padres

Se define el acoso escolar a una forma de violencia prolongada en el tiempo y deliberada. Es decir, es causar daño, ya sea físico o psicológico, a un compañero de manera intencionada. En este punto, es crucial remarcar que, para ser consideradas acoso, estas situaciones deben prologarse en el tiempo. El bullying puede ser llevado a cabo por un solo niño o bien por varios de ellos, y a ellos les podemos sumar el agente de los testigos que son testimonio de la violencia.

El término bullying o acoso escolar no hace referencia a una sola manera de actuar, sino que existen varios tipos de bullying en los entornos escolares: el acoso físico, el verbal, el psicológico y el social. Además, en la última década, el acoso escolar ha saltado fuera del colegio a través del ciberbullying.

- El acoso físico consiste en dar patadas, golpes y/o empujones.
- El acoso verbal, que es el más común y el causante de la baja autoestima en la víctima. Consiste en humillaciones, vejaciones, insultos, motes y propagación de rumores.
- El acoso psicológico consiste en amenazar a la víctima para causarle miedo.
- Y, el acoso social consiste en el aislamiento del niño.

Señales para identificar si mi hijo es víctima de acoso escolar

Señales de que mi hijo es víctima de acoso escolar

Cuando un niño sufre acoso escolar o bullying tiende a cambiar su modo de ser y de actuar. Si los padres sabemos identificar estos cambios, podremos resolver esta situación más rápidamente. Los cambios de conducta en víctimas de acoso escolar pueden ser, pese a parecer lo contrario, tanto positivos como negativos.

Por un lado, podemos ver un niño acurrucarse al sofá, no tener apetito o bien actuar de una forma poco adecuada o extraña con sus hermanos pequeños o con sus mascotas. Por otro lado, si hablamos de cambios positivos (que, al menos, no llaman la atención por ser alarmantes), podemos ver cómo, de repente, se preocupan más por sus notas o quieren relacionarse más con otras personas fuera del entorno escolar.

Al haber estas dos posibilidades, los padres y los maestros debemos estar atentos a cualquier cambio de comportamiento brusco en un niño, ya que podría advertirnos de forma prematura que está sufriendo bullying en el colegio.

¿Qué podemos hacer los padres frente al acoso escolar?

Papel de los padres ante el acoso a los niños

Si sospechamos que nuestro hijo sufre acoso escolar, los padres debemos actuar rápidamente para minimizar las consecuencias de esta situación. Lo primero que debemos hacer es sentarnos con el niño y hablar con él para que nos explique qué está sucediendo en la escuela.

Debemos contactar con la escuela e informarles de la situación, ya que se debe iniciar todo un mecanismo establecido para hacer frente y detener el bullying.

Si nada de esto funciona, es importante que los padres nos pongamos en contacto con un abogado para que medie en el conflicto y aporte las medidas legales adecuadas. Y, por último, si detectamos estrés, ansiedad o cualquier otro trastorno derivado de esta situación en nuestro hijo víctima de bullying, lo más recomendable es llevar al niño a un psicólogo.

Si, por el contrario, nos damos cuenta de que es nuestro hijo el que está acosando a otro, debemos pararnos a pensar qué es lo que le ha podido llevar a esta situación. Debemos sentarnos con él para que nos explique el motivo de su conducta, a la vez que debemos dejar muy claro que no aprobamos su forma de actuar. Es fundamental aquí hablarle de la empatía hacia los demás, así como también controlar sus actividades, los amigos con los que va y cómo actúa en las redes sociales. Y, por supuesto, debe comprender su error y pedir perdón a la víctima.

¿Cómo podemos prevenir el bullying de las aulas?

Prevenir el bullying hacia los niños

Es crucial que los padres estemos pendientes de los niños y de los posibles cambios en su manera de actuar. Del mismo modo, debemos crear un clima de confianza en casa y hablar de todo cuanto les sucede en su día a día. En su medida, debemos exigirles suavemente el cumplimiento de las normas que tengamos establecidas en casa y, sobre todo, educarles en valores como la empatía, la tolerancia y el respeto. Todo ello es crucial para prevenir el bullying en las aulas.

Los padres y los educadores debemos tener buena comunicación por el bien de nuestros hijos. Hemos hablado del papel de los padres en casa, pero en la escuela también hay mucho por hacer.

Por un lado, los directores de los centros educativos deben tomarse muy en serio estas situaciones de violencia y no minimizarlas para nada. No son bromas entre los chicos, sino que se trata de situaciones que deben detenerse tan pronto como se hayan detectado.

En cuanto a los educadores, estos deben priorizar el bienestar de los niños en las aulas por encima de las clases; es decir, en el momento en el que se detecta una situación de acoso escolar hacia un compañero, el maestro debería parar la lección y centrar toda su atención en la resolución de este conflicto.

Consejos para acompañar a niños que sufren acoso escolar

El acoso escolar en el colegio

Animar a los niños que sufren acoso escolar puede ser difícil y complejo, pues para ellos la escuela y el instituto es su mundo. Pero, debemos hacerles ver que esto no es así. Deben entender que hay un mundo entero fuera de la escuela; un mundo lleno de personas que los aman y a las que les encanta pasar tiempo con ellos.

Enseñarles que las situaciones cambian y que ninguna situación, por buena o mala que sea, dura para siempre. De ahí, la importancia de animar a nuestros hijos a denunciar los casos de bullying que sufran en primera persona, pero también aquellas situaciones de las que sean testigos.

Prevenir el acoso escolar es tarea de todos y debe ser una prioridad tanto para los padres como para educadores. Hablar con los niños en casa, educarles en valores, establecer unas normas y estar pendientes de su comportamiento es la base de esta prevención.

Cuentos cortos para concienciar sobre el bullying

Puedes leer más artículos similares a Guía para padres sobre el bullying - ¿Mi hijo es víctima de acoso?, en la categoría de Bullying en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: